Evitar la muerte del diente
Inicio » Evitar la muerte del diente

Evitar la muerte del diente

Publicado por Dr. Dario Vieira el 27 mayo 2015 en Odontologia

Los dientes están vivos, por tanto, pueden morir. El tratamiento endodóntico puede recuperar los dientes perdidos una vez han muerto. Para poder entender este concepto, necesitas conocer la anatomía del diente.

Causas de la muerte del diente

Las causas más comunes de la muerte de la pulpa dental son los traumatismos físicos, las grietas dentales y las caries.

La anatomía del diente

La parte del diente visible es solo su tercio superior y se conoce como corona, mientras que la parte del diente que está incrustada dentro del hueso se conoce como la raíz. Todos los dientes están compuestos por tres capas. El esmalte es la capa más externa que recubre la corona, mientras que el cemento hace la misma función pero en la raíz. Ambas capas son calcificadas y duras. Justo por debajo de estas capas se encuentra la dentina. Y por debajo de la dentina hay la pulpa dental, compuesta por vasos sanguíneos, nervios y otros tejidos. Ella es la que le da vida al diente y se conoce popularmente como el ‘nervio’. Los nervios y vasos sanguíneos de la pulpa dental entran por el ápice del diente y ocupan la mayor parte del interior de las raíces y la corona.

Alcance de la infección

Cuando la pulpa está lesionada o infectada hasta el punto que no puede repararse por sí misma, muere. Las causas más comunes de la muerte del diente son el traumatismo, las grietas dentales o las caries. Cuando la pulpa se infecta por culpa de las bacterias, el pus o los gases de dentro de los conductos radiculares duele y provoca inflamación. De no tratarse, la infección puede continuar ahondando, llegando al hueso y provocando un absceso dental.

El tratamiento endodóntico requiere medicarla zona, eliminar el tejido dañado y sellar los conductos radiculares. Esto se consigue abriendo una entrada en la corona dental para poder alcanzar la cámara pulpar y así limpiarla. En caso de requerirse más de una visita, se obtura el diente con un empaste temporal.

Una vez la infección se ha controlado y se han sellado los conductos radiculares, la corona del diente debe ser restaurada con un empaste o una corona. Este procedimiento le da una segunda vida al diente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Evitar la muerte del diente"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

    932 656 722
    Pide cita