CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Extracción de las muelas del juicio

Extracción de las muelas del juicio

Publicado por Dr. Dario Vieira el 3 enero 2017 en Odontologia

Extraer las muelas del juicio no siempre es necesario, aunque suele ser un proceso que se prolonga durante un tiempo concreto. Desde los primeros síntomas de dolor hasta la total recuperación pueden pasar varias semanas. Muchos pacientes tienen dudas sobre cuándo es el mejor momento para extraer las muelas del juicio. El primer paso es acudir al odontólogo de confianza para determinar si es necesario extraer las muelas del juicio.

Las muelas del juicio son el tercer grupo de molares que se ha llegado a desarrollar. En general todas las piezas dentales definitivas erupcionan durante la infancia y la juventud. En la mayoría de casos las muelas del juicio comienzan a erupcionar a partir de los 18 años. No obstante hay pacientes que no llegan a desarrollarlas. En total son 4 piezas dentales. Dos muelas en maxilar superior y dos en cada lado del maxilar inferior.

Un buen desarrollo de las muelas del juicio puede generar diversos beneficios para el paciente como la masticación o la salivación. Pero estas muelas también suelen erupcionar torcidas, de modo que alteran el resto de piezas dentales. Esto es especialmente grave en pacientes que han portado ortodoncia, ya que pueden perder sus resultados. En general la erupción de las muelas del juicio supone un dolor agudo, inflamación e incluso fiebre. El mejor modo de prevenir su desarrollo es someterse a una radiografía dental.

Las claves de extraer las muelas del juicio

En pocos días el paciente puede notar un dolor intenso en la cavidad oral que altera su calidad de vida. En ese caso conviene acudir al odontólogo de confianza y valorar la posibilidad de realizar una exodoncia. La exodoncia consiste en la extracción de una pieza dental y se trata de un proceso quirúrgico. No hay un momento ideal para realizar esta operación, aunque hay que tener en cuenta que conlleva unos días de reposo.

La extracción de las muelas del juicio se realiza con anestesia, por lo que se trata de un proceso indoloro. No obstante, después de los efectos de la anestesia el paciente puede experimentar un dolor intenso. En ese caso el odontólogo puede administrar antiinflamatorios e incluso antibióticos. También es habitual la inflamación de la zona intervenida, por lo que se recomienda administrar hielo sobre la mejilla.

Después de extraer las muelas del juicio conviene seguir diversas pautas para favorecer una rápida recuperación:

  • Ajustar la alimentación. Durante los primeros días conviene evitar los alimentos duros y pegajosos. Se recomienda consumir alimentos blandos y líquidos.
  • Cuidar la inflamación. Para rebajar la inflamación es aconsejable aplicar hielo, tomar antiinflamatorios y en algunos casos enjuagarse con una mezcla de agua y sal.
  • Hábitos perjudiciales. Es imprescindible evitar hábitos como el tabaquismo y el consumo de alcohol, que retrasan la cicatrización de la herida.
  • Rutina de higiene. Durante las primeras horas conviene no tocar la zona intervenida, por lo que es mejor evitar el cepillado. Pero después conviene retomar la rutina de higiene oral con normalidad para evitar la acumulación de placa bacteriana.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Extracción de las muelas del juicio"

    Deja tu comentario