Inicio > Blog > ¿Qué es la fluorosis dental?

¿Qué es la fluorosis dental?

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 5 marzo 2015 en Artículos sobre Odontologia general

Todos hemos escuchado las bondades del flúor a la hora de construir un esmalte más fuerte y resistente a las caries.

Pero como todas las cosas buenas, si abusas pueden ser dañinas, y esto mismo sucede con el flúor.

¿Qué es la fluorosis dental?

Un exceso de flúor en nuestros dientes puede provocar fluorosis, una consecuencia de injerir más flúor del que el cuerpo necesita.

Puede aparecer como fluorosis esquelética, una situación que debilita los huesos, o como fluorosis dental, dónde los dientes permanentes erupcionan con manchas intrínsecas.

La fluorosis dental es un problema que afecta a los niños que todavía están desarrollando sus dientes y encías (normalmente a aquellos que están entre los 6 y los 7 años de edad), pero solo muestra sus consecuencias una vez los dientes afectados erupcionan.

En los casos leves, los dientes aparecen con manchas blancas opacas, aunque en los casos severos el esmalte puede volverse amarillo, marrón o incluso tener pequeños agujeros.

Prevenir la fluorosis

Debido a que es flúor es muy accesible, no es difícil consumir una cantidad más alta de la recomendable, especialmente entre los niños. Encontramos flúor en:

  • El agua corriente (se añade en algunos países para promocionar una buena salud oral)
  • Pasta dental y enjuagues orales
  • Suplementos vitamínicos o de flúor
  • Algunos alimentos destinados a bebés

Aunque es fácil que algunos niños se expongan a una cantidad de flúor demasiado alta, hay maneras de prevenir este exceso. Ahí van algunos consejos para evitar la fluorosis:

  • Utilizar pastas dentales y geles sin flúor en bebés
  • No utilizar más pasta dental de la necesaria, basta con el tamaño de un guisante.
  • Enseñar a tu hijo a cepillarse los dientes y enjuagarse la boca sin tragarse la pasta ni el colutorio
  • No aplicar tratamientos con flúor a no ser que sea extremadamente necesario
  • No utilizar agua del grifo para preparar la comida o el biberón para el bebé.

Controlar los efectos

La prevención siempre es mejor que el tratamiento, especialmente en este caso ya que el daño provocado por el flúor es permanente. Aún así, hay varios tratamientos dentales disponibles para esconder las superficies dañadas:

  • Abrasión dental: adecuada para casos leves dónde solo está dañada la capa más externa del esmalte
  • Adhesión dental: se aplican resinas compuestas del color del esmalte para enmascarar sus imperfecciones
  • Carillas dentales: unas finas capas de porcelana que permiten modificar las características del esmalte

La fluorosis es una patología bucodental que altera la estética de la sonrisa y que se debe al consumo excesivo de flúor. ¿En qué consiste y qué consecuencias tiene sobre la sonrisa?

¿Cuales son los beneficios del flúor?

Una de las particularidades más destacables del flúor es que este se concentra tanto en los huesos como en la dentición de los más pequeños, siendo de este modo una solución perfecta para fortalecer el esmalte antes de que se produzca la erupción de las piezas dentales permanentes. En el momento en el que el paciente ya tiene la dentición definitiva, tendrá que seguir haciendo uso del flúor, ya que nos sigue ofreciendo un seguido de beneficios realmente interesantes, como por ejemplo el endurecimiento del esmalte. De esta forma, se convierte en una estupenda forma de evitar la aparición y el desarrollo de la caries.

También tenemos que hablar de otras funciones del flúor. Este interviene de forma directa en aquellos procesos relacionados con la desmineralización y la remineralización bucal. Podemos encontrar un ejemplo en la desmineralización producida después de comer, mientras que la remineralización ocurre cuando la saliva es menos ácida, donde la función del flúor consiste en fortalecer la dentición para así evitar la disolución de los minerales que se depositan en la boca.

Si tenemos en cuenta la importancia del flúor, no nos extrañará que se encuentre en muchos productos, ya que no sólo es un componente esencial en cualquier pasta dental, sino que también se puede encontrar en productos como las botellas de agua. Por otro lado, tenemos que decir que hay tratamientos orales cuya finalidad es la de administrar flúor al paciente, ya que supone una alternativa ideal para los pacientes con tendencia a desarrollar caries, así como también nos supondrá una gran ayuda para aquellas personas que tengan un esmalte debilitado.

¿En qué consiste la fluorosis dental?

El flúor es un mineral que ayuda a fortalecer el esmalte y que lo protege de la erosión dental. Los expertos recomiendan incorporar el flúor a la rutina de higiene oral mediante la pasta dental y el colutorio. El flúor es un gran aliado para combatir patologías como la caries. Pero su consumo en exceso puede ser perjudicial para la sonrisa. De hecho en los niños es muy recomendado para mantener una buena salud bucodental. No obstante, su ingesta en exceso es contraproducente ya que puede provocar la fluorosis dental.

La fluorosis dental puede alterar gravemente la estética de la sonrisa porque provoca la aparición de manchas. Estas manchas pueden aparecer en plena etapa de desarrollo de los dientes y durante las primeras fases no suele provocar grandes complicaciones a nivel funcional. En los casos más moderados aparecen manchas blanquecinas. No obstante en casos más graves la superficie de los dientes puede teñirse de un tono marrón oscuro. Estos casos son los menos habituales gracias a la prevención y detección precoz, sobre todo durante la infancia.

Evitar la fluorosis dental

Entonces, ¿Cómo evitar el consumo de flúor en exceso? Uno de los factores clave es la higiene bucodental. Es importante incorporar los niveles de flúor recomendados mediante el enjuague y la pasta dental. Si tienes cualquier duda lo mejor es consultarlo con el odontólogo de confianza. Respecto los niños, es fundamental supervisar su rutina de limpieza para evitar que usen más cantidades de las necesarias.

Son muchos los pacientes que creen que a más cantidad de flúor, pasta dental, etc. mayor limpieza. En realidad con pequeñas cantidades es suficiente para conseguir una higiene bucal completa. La clave está en tener una buena técnica de higiene. Además el flúor no sólo está presente en los productos de higiene bucodental. También se encuentra en los alimentos. Es el caso del pescado azul y verduras como la col y las espinacas. También el agua suele contener flúor. En este sentido conviene equilibrar los niveles de flúor para prevenir esta patología estética.

Entonces, ¿Cómo evitar la fluorosis dental? Lo mejor es que los padres supervisen la rutina de limpieza del niño hasta que se aseguren de que tiene una buena técnica de cepillado. Las cantidades de pasta dental y enjuague bucal deben ser moderadas. También es importante acudir al dentista con regularidad para detectar a tiempo los síntomas de la fluorosis dental. Si bien el flúor es un mineral muy importante para el cuidado dental y aporta muchos beneficios, es importante no excederse para evitar la fluorosis dental.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Qué es la fluorosis dental?"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita