CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Qué es la guía anterior en oclusión?

¿Qué es la guía anterior en oclusión?

Publicado por Laura Manonelles el 17 junio 2015 en Odontologia

Lo primero que se debe evaluar para realizar un buen diagnóstico a la hora de efectuar una rehabilitación oral, es si la boca tiene o no una buena guía anterior. Esto es de gran importancia.

¿A que se llama una buena guía anterior?

Afirmamos que existe una buena guía anterior cuando el movimiento de lateralidad, la desoclusión del sector posterior (es decir, la apertura o separación de los molares y premolares en movimiento excéntricos), se produce gracias a que la cúspide o punta de los caninos inferiores resbala sobre la cara palatina de los caninos superiores, produciendo una apertura en el sector posterior. Es lo que se denomina guía canina. Los caninos o colmillos son los mejores dientes para efectuar las lateralidades, por su gran cuerpo y por estar situados sobre gran hueso cortical.

También puede acontecer la situación de que se produzca el resbale de los dientes anteriores inferiores (incisivos central y lateral) sobre sus antagonistas superiores, incluyéndose o no en la misma acción los caninos; es lo que llamaríamos guía del grupo anterior.

Siempre que se realiza cualquier movimiento o desplazamiento de lateralidad, no debe existir contacto en el sector posterior molar o premolar, ya sea en movimiento de trabajo, no trabajo o protrusiva. Por ello, será imprescindible cuando optemos por una rehabilitación oral integral, dar una guía anterior fisiológica. Se deberán realizar si procede, todo tipo de tratamientos para lograr dicho fin. En numerosas ocasiones, será necesario realizar tratamientos de ortodoncia previos a la rehabilitación oral. Posteriormente se solucionará el problema oclusal mediante un tallado selectivo o con prótesis fijas o coronas de recubrimiento parcial o total en el sector anterior o posterior.

Si una cavidad oral no tiene la necesidad de ser rehabilitada, se dejará la guía de desoclusión que presente el paciente, siempre y cuando no exista ningún tipo de patología muscular, dentaria o articular. Se podrán eliminar de modo preventivo las interferencias en no trabajo y los contactos prematuros.

Esta guía estará contraindicada en rehabilitaciones con puentes sobre implantes, pues sus fuerzas laterales, podrían conllevar problemas sobre los mismos implantes o tornillos tanto sobre la prótesis como sobre los pilares, provocando fractura y aflojamiento de ellos.

En el caso de dientes naturales, habrá que valorar y controlar que no aparezcan recesiones gingivales en vestibular de las piezas bicúspides y molares. En ese caso, se deberán aliviar los contactos en este nivel y alcanzar una guía de desoclusión en el sector anterior, para lo que en algunas ocasiones, será necesario realizar un tratamiento de ortodoncia, no siendo suficiente el ajuste oclusal.

La guía anterior deberá evitar:

– Interferencias posteriores
– Desgastes a nivel posterior
– Fracturas de las prótesis de porcelana
– Sobrecarga en dientes y implantes
– Rotura, fractura y aflojamiento de los implantes o tornillos en pilares y en prótesis

Podemos afirmar que una buena guía anterior o canina, va a evitar la aparición de facetas de desgaste en los dientes posteriores (pues se van a evitar todos los contactos en lateralidades en el sector posterior) y por tanto las interferencias en dicha zona y también, va a ser un punto muy importante para obtener una correcta dimensión vertical y estética facial.

Resultados de la guía anterior

La guía anterior nos garantiza obtener los siguientes resultados:

– Poder crear los surcos posteriores de trabajo, no-trabajo y protrusiva
– Será determinante, por su posición en boca, de la estética en el sector anterior
– Tendrá una importancia esencial sobre la altura de las cúspides del sector posterior
– Siguiendo su plano incisal, se tendrá una referencia muy importante para colocar el sector posterior, molares y premolares, en relación con esa misma curvatura
– Gracias a ella obtendremos una correcta orientación para determinar la dimensión vertical de oclusión, dadas las relaciones de sobremordida vertical y horizontal, que deben coexistir.

Cómo actuar en relación a la guía anterior

Si no existiera ningún tipo de patología previa disfuncional y no fuera necesario realizar un tratamiento ortodóntico ni de rehabilitación oral, se podrá dejar la guía de desoclousión que tenga el paciente, si no se consigue tras el ajuste oclusal en un articulados semi-ajustable, obtenerla en el sector anterior. Este caso se podrán eliminar las interferencias de no-trabajo y protrusiva, así como las prematuridades.

Si existe una patología disfuncional previa que hiciera recomendable la rehabilitación de un cambio oclusal para obtener una buena guía anterior, se aconsejará empezar por un ajuste oclusal en articulados, para comprobar si se puede obtener una buena desoclusión anterior. Se eliminarán los contactos en trabajo y se suprimirán las prematuridades y el resto de interferencias.

Cuando exista una mordida abierta anterior, se deberá realizar previamente a cualquier tipo de tratamiento, montar los modelos del paciente en un articulador semi-ajustable para poder analizar cuál será, dentro de las posibilidades existentes, la mejor solución. Si al cerrar la mordida los dientes anteriores inferiores están por delante de los superiores, será indicativo de que la solución del problema deberá ser quirúrgica. Si el resultado fuera una mordida borde a borde, o una normoclusión, probablemente se podrá solucionar el caso con una ortodoncia sin cirugía o con un ajuste oclusal simple, no descartando hasta el final una rehabilitación protésica.

Como normal general debemos pensar que ante pacientes sin patología disfuncionales, la mejor guía es la que ellos mismos tienen y están acostumbrados. Se eliminarán prematuridades y contados de no-trabajo (si esa no fuera la zona donde tienen la guía de desoclusión) de una forma preventiva.

Entre un 2 y un 7% de la población actual necesitaría tratar sus problemas de ATM o oclusales.

Destacar que el 90% de la población requeriría probablemente, tratamientos preventivos de sus problemas oclusales, si se desea que no pasen a formar parte de esa minoría. Estos tratamientos consistirían en eliminar los contactos prematuros y los de no-trabajo únicamente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Qué es la guía anterior en oclusión?"

    Deja tu comentario