Higiene oral: ¿Necesito un irrigador bucal? | Clínicas PropDental Barcelona y Madrid
Inicio » Higiene oral: ¿Necesito un irrigador bucal?

Higiene oral: ¿Necesito un irrigador bucal?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 julio 2018 en Odontologia

El irrigador bucal es uno de los complementos del cepillado más recomendados, pero ¿Realmente necesito uno? ¿Qué beneficios aporta la irrigación bucal y en qué consiste exactamente?

Un estudio demuestra que si sólo nos cepillamos los dientes estaremos limpiando el 60% de la superficie dental. El 40% restante son restos que se encuentran en el área interproximal, de difícil acceso con el cepillo. Limpiar con eficacia estos espacios es esencial para prevenir el desarrollo de patologías como la caries y la periodontitis. Por ello muchos expertos aconsejan el uso de técnicas como el enjuague bucal, la seda dental… o bien la irrigación bucal.

Pero, ¿Qué entendemos por irrigación bucal? Esta técnica consiste en la aplicación directa de un chorro de agua a presión, que se puede regular y ayuda a combatir el biofilm oral. El irrigador es un gran aliado para eliminar los restos de comida y bacterias de zonas difíciles de la cavidad bucodental, como pueden ser los espacios interdentales, el margen gingival… también ayuda a combatir las manchas de la superficie dental. Estos son algunos de los beneficios del irrigador bucal:

  • Reduce el biofilm oral. La presión del agua ayuda a reducir el número de bacterias entre dientes y encías.
  • Previene el sangrado gingival. Esta técnica es menos agresiva si sabemos usarla bien, de modo que evita daños en el tejido gingival.
  • Mejora el aliento. El irrigador aporta una mayor sensación de frescor y ayuda a mantener un buen aliento durante más tiempo.
  • Ofrece una mayor sensación de limpieza y frescor.
  • Controla la inflamación de las encías. Por tanto es una técnica clave para la prevención de  gingivitis y periodontitis.

¿Cuándo es necesario un irrigador bucal?

Si bien es un utensilio de limpieza bucodental recomendado para todo el mundo, hay unos casos en los que es más necesario el uso de esta técnica:

  • Pacientes portadores de ortodoncia. El irrigador bucal está especialmente recomendado en estos casos, porque accede con más facilidad a espacios entre aparatos.
  • Pacientes portadores de implantes. Esta técnica reduce el sangrado gingival y facilita la prevención de la periimplantitis.
  • Pacientes con falta de destreza manual. Niños o bien pacientes muy mayores… Algunos pueden tener problemas con el manejo de los cepillos, de modo que la irrigación bucal facilita la limpieza.

Si tienes más dudas sobre las técnicas de higiene bucal consulta con nuestros profesionales sin compromismo. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado y orientamos a nuestros pacientes, porque queremos mejorar su salud bucal y también su bienestar. Pide tu primera cita gratuita, ¡Y vuelve a sonreír!

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Higiene oral: ¿Necesito un irrigador bucal?"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

932 656 722
Pide cita