CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Higiene oral: El papel del cepillo interproximal

Higiene oral: El papel del cepillo interproximal

Publicado por Imma Roca el 29 octubre 2017 en Odontologia

Mantener una buena rutina de higiene oral es fundamental para nuestra sonrisa. Hay que tener en cuenta que el cepillado tradicional por sí mismo tan sólo elimina un 60% de la placa bacteriana, aproximadamente. El otro 40% se queda alojada en los espacios interdentales.

Incluso aunque nos cepillemos cada vez después de comer, en ciertas circunstancias no podremos eliminar la placa que se queda en nuestra boca. Para que esto no nos ocurra debemos pasar al uso de utensilios de higiene oral como el cepillo interproximal.

Antes de nada, seguramente mucha gente desconozca la función de los cepillos interproximales, por lo que pasaremos a definirlo en esencia.

Los cepillos interproximales, también conocidos bajo el nombre de cepillo interdental, son unos cepillos con un cabezal cilíndrico. Estos tienen un tamaño mucho más pequeño que un cepillo de dientes tradicional, y se usan para completar la rutina de higiene oral.

Están pensados para eliminar la placa que ocasionan los restos de comida, así como las bacterias que podemos encontrar anidando en los espacios presentes entre los dientes. (es decir, en la zona interdental).

Hay dos formas diferentes de cepillo interdental: de forma recta o acodados. Los acodados se usan más que los que son rectos debido a que se manejan de una forma mucho más simple que estos primeros.

Podemos clasificar los cepillos también en la función del tamaño que estos tengan. Cada grosor tiene un color diferente asignado, y la elección de uno u otro viene siempre condicionada por el espacio interproximal para el que estén pensados.

Los filamentos es la parte que debe hacer contacto con las piezas dentales, y nunca el alambre. Hay que evitar escoger un cepillo que sea más ancho que el que necesitemos para el espacio interdental que requerimos.

Hay que tener en cuenta también que si empleamos un cepillo dental con un calibre inferior al que necesitamos no terminaremos de eliminar la placa que buscamos remocionar.

¿Cómo usar el cepillo interproximal?

Tu higienista de confianza te debería ayudar a elegir de forma correcta el cepillo interproximal. Se encargará de valorar qué grosor es el óptimo para tu caso en particular, y te explicará cómo debes realizar el cepillado con este utensilio.

El cepillo interproximal está aconsejado para todos aquellos que no conseguimos eliminar los restos de comida que se alojan en los espacios interdentarios únicamente usando el hilo dental,

Este es un utensilio que se recomienda ampliamente en aquellas personas que han realizado un tratamiento como el de implantología dental, o aquellas que padezcan problemas orales como las enfermedades del periodontal (la gingivitis y periodontitis).

Perder hueso y sufrir retracción de las encías causado por las enfermedades que comentábamos anteriormente supone un aumento en los espacios interdentales, por lo que no conseguimos la limpieza deseada, resultando esta insuficiente.

Es fundamental mantener una buena higiene oral para las personas que están sufriendo una enfermedad periodontal, ya que la eliminación de placa será vital para que esta enfermedad termine por curarse.

Asimismo, los cepillos interdentales están indicado en el caso de las personas que se someten a un tratamiento de ortodoncia.

Hay que tener en cuenta que los brackets, si bien no deterioran la dentición, al colocar un aparato fijo entre las piezas dentales encontraremos un aumento de la dificultad en la higiene oral, favoreciendo la acumulación de placa.

Usando el cepillo interproximal logramos llegar a todos los rincones de la boca. Asimismo, podremos ayudarnos de otros elementos a modo de complemento para terminar de higienizarla, como la seda dental o el irrigador bucal.

¿Cómo usamos el cepillo interproximal?

Ahora que sabemos cuál es el cepillo más idóneo para nuestra boca, debemos seguir una rutina de uso que se adecue a nuestras necesidades para así eliminar la placa correctamente.

Pasaremos el cabezal por la zona interdental realizando movimientos horizontales desde fuera hacia dentro. Tenemos que asegurarnos de que los filamentos del cepillo son los que hacen contacto con nuestros dientes, y no el alambre que se encarga de soportarlos. En caos contrario no usaremos correctamente el cepillo.

Debemos repetir este mismo movimiento sin realizar giros en el cepillo, peor en la cara interna del diente.

Nos aseguraremos de repetir esta rutina por todo el espacio interproximal de nuestros dientes que necesiten del cepillo.

Si bien tenemos que realizar un mínimo de presión para usar el cepillo interdental deberemos tener cuidado, ya que un uso inadecuado de este podría terminar por dañar nuestros tejidos gingivales.

Podemos encontrar unas pastas dentales específicas para este tipo de cepillos en el mercado, pero esta son tienen que ser utilizadas a menos que el dentista nos lo notifique de forma expresa.

¿Mejor seda dental o cepillo interdental?

A fin de tener una higiene oral completa podemos alternar el uso de estas herramientas, ya que no hay ninguna contraindicación que así nos lo digan.

Aunque ambos se recomiendan para el mismo fin, completar la efectividad del cepillado dental tradicional, el hilo dental se indica para aquellos espacios dentales interproximales cerrados que cuentan con escasas dimensiones, mientras que el cepillo interdental se usa en aquellos espacios más grandes.

Como técnica complementaria en los casos donde tenemos una ortodoncia o nos hemos sometido a una técnica de implantes dentales, podemos hacer uso también del irrigador bucal.

Este sistema se basa en el uso de agua a presión, con lo que elimina el resto de comida y las bacterias que el cepillo tradicional no ha sido capaz de eliminar.

El uso, al igual que el del colutorio para los enjuagues orales, también es complementario al uso del cepillo interproximal y el hilo dental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Higiene oral: El papel del cepillo interproximal"

    Deja tu comentario