CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Hipertensión y antihipertensivos

Hipertensión y antihipertensivos

Publicado por Laura Manonelles el 30 marzo 2014 en Odontologia

Existe enfermedad hipertensiva cuando en personas de más de 18 años, el valor diastólico rebasa los 90mm Hg y el sistólico los 140mmHg.

La presión arterial se puede clasificar de la siguiente forma:

1. Normotensión: <130/210/>120mm Hg

Cualquier forma de hipertensión, inclusive la más leve, requiere tratamiento ya que es causa de enfermedades secundarias que merman la esperanza de vida.

En la gran mayoría de casos de enfermedad hipertensiva no es posible dar con la causa desencadenante.

Hipertensión esencial

Las conocidas como hipertensiones secundarias son consecuencia de trastornos renales o endocrinos, tumores de la médula adrenal (feocromocitomas) o bien se producen durante una gestosis. Estas formas secundarias requieren tratamiento causal.

Para el tratamiento de la hipertensión esencial existe una serie de fármacos eficaces y casi siempre se logra reducir la presión sanguínea a los valores normales deseados. Es preciso que el paciente coopere concienzudamente, los casos resistentes a tratamiento son la mayor parte de veces consecuencia de un cumplimiento terapeútico escaso.

Recomendaciones para pacientes hipertensos

  1. Comida baja en sal (< 4gramos al día).
  2. Reducción de la cantidad de NACl contenida en el organismo con un diurético salurético como la hidroclorotiazida.
  3. Cuando los puntos 1 y 2 no son eficaces, existe la posibilidad de añadir al tratamiento un β-bloqueantes siempre y cuando el paciente no sea asmático o presente alteraciones del ritmo.
  4. La reducción de la tensión arterial con inhibidores de la ECA es ventajosa cuando coexista una insuficiencia de miocardio.
  5. Cuando el resultado terapeútico no es suficiente, puede recurrirse a antagonistas del canal de calcio ( nifedipina, amlodipino, felodipino etc) para tratar la hipertensión. ( Ojo: La nifedipina puede causar hiperplasia gingival)

Urgencia vs Emergencia hipertensiva

Urgencia hipertensiva: Se define así a la elevación de la presión arterial diastólica por encima de 120 mm Hg, que cursa habitualmente sin sintomatología y puede controlarse mediante el uso de hipotensores por vía oral.

Emergencia hipertensiva: Se define así la elevación de presión arterial diastólica por encima de 130mm Hg acompañada de sintomatología en determinados órganos diana. Representa un riesgo vital para el paciente, y requiere tratamiento hipotensor urgente por vía parenteral.

Para tratar las crisis hipertensivas son apropiados la nitroglicerina, lo clonidina, la dihidralazina y el nitroprusiato-sodio.

Manejo de los pacientes hipertensos en el gabinete dental

El manejo odontológico de los pacientes hipertensos controlados pasa por el control óptimo del dolor, la reducción del stress y la ansiedad en la consulta, el uso adecuado de vasoconstrictores, el conocimiento de las interacciones farmacológicas que tienen los fármacos antihipertensivos que el odontólogo puede recetar y el manejo de los efectos adversos de la medicación antihipertensiva como lo son; la hipotensión ortostática y el síndrome de boca seca.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Hipertensión y antihipertensivos"

Deja tu comentario