CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Histoplasmosis

Histoplasmosis

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 Enero 2013 en Odontologia

La histoplasmosis es una enfermedad fúngica sistémica causada por Histoplasma capsulatum. En un 25% de los casos se han descrito úlceras induradas de la boca, lengua, nariz, o laringe.

Lesiones bucales de la histoplasmosis

Las lesiones bucales de la histoplasmosis ocurren en un 35 – 45 % de los pacientes con enfermedad diseminada y se caracterizan clínicamente por una o más úlceras dolorosas induradas.

Además, se han visto lesiones verrugosas, nodulares y granulomatosas. Su localización predilecta es en el paladar, la lengua, la mucosa bucal, la encía y los labios. Las lesiones bucales pueden aparecer como signo inicial de presentación de la infección.

Tipos de histoplasmosis

Se han reconocido tres formas de histoplasmosis: la aguda, la pulmonar crónica y la progresiva diseminada

En los niños, la infección primaria suele curar del todo, pero pueden quedar calcificaciones punteadas en los ganglios del hilio o el pulmón.
A veces, una diseminación transitoria deja granulomas calcificados en el bazo. En el pulmón del adulto puede quedar una masa redondeada de tejido cicatrizal con o sin calcificación central conocida como histoplasmona. En un pequeño porcentaje de pacientes, la histoplasmosis se convierte en una infección progresiva y potencialmente mortal.

Manifestaciones de la histoplasmosis

La inmensa mayoría de las infecciones son asintomáticas o leves y no se diagnostican.

Las manifestaciones de la histoplasmosis típicas son fiebre, tos, malestar y el hallazgo radiográfico de adenopatías hiliares, con o sin una o más áreas de neumonitis.

En los niños y adultos jóvenes, las adenopatías hiliares pueden comprimir transitoriamente el bronquio del lóbulo medio derecho.

Puede aparecer pericarditis subaguda, probablemente por extensión desde los ganglios linfáticos próximos. Las estructuras mediastínicas quedan bloqueadas por una fibrosis progresiva y pasados muchos años puede aparecer compresión de las venas pulmonares, la vena cava superior, las arterias pulmonares y el esófago.

La histoplasmosis pulmonar crónica se caracteriza por un comienzo gradual (durante semanas o meses) de tos productiva cada vez más abundante, pérdida de peso y, a veces, sudores nocturnos. La radiografía de tórax revela infiltrados apicales fibrosonodulares uni o bilaterales en los lóbulos pulmonares.

La histoplasmosis aguda diseminada puede confundirse con la tuberculosis miliar. Son hallazgos frecuentes la fiebre, la emaciación, la hepatoesplenomegalia, las adenopatías, la ictericia, la anemia, la leucopenia y la trombocitopenia.

En un 25% de los casos se han descrito úlceras induradas de la boca, lengua, nariz, o laringe.

Otros hallazgos focales son hepatitis granulomatosa, enfermedad de Addison, úlceras en el tracto digestivo, endocarditis y meningitis crónica. Hay lesiones radiográficas evidentes en el tórax en la mitad de los casos, que consisten característicamente en nódulos o en una imagen de diseminación.

Diagnóstico de la histoplasmosis

El diagnóstico se realiza por medio de cultivos de esputo, de médula ósea, de lesiones mucosas, de tejido hepático y del líquido extraído durante el lavado broncoalveolar. Se ha comercializado un análisis radiactivo para detectar el antígeno de Histoplasma en la sangre o la orina que es útil tanto para el diagnóstico como para la respuesta al tratamiento de los pacientes con SIDA que tienen histoplasmosis diseminada.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Histoplasmosis"

    Deja tu comentario