Indicaciones de los pins
Inicio » Indicaciones de los pins

Indicaciones de los pins

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 15 diciembre 2015 en Artículos sobre Odontologia general

Actualizado el 15 diciembre 2015

Retención adicional en restauraciones dentarias. Pueden estar indicados en las restauraciones cuspídeas de hasta dos cúspides. Más de dos cúspides requieren otras soluciones, generalmente una incrustación o bien el tratamiento de conducto correspondiente (s no estaba hecho) espiga colada y corona. Es preciso recordar que demorar el tratamiento de conductos podría significar el encontrarnos con el tiempo una necrosis pulpar y cuando menos un estrechamiento considerable de cámara y conductos, con la consiguiente complicación de la técnica endodóntica.

Indicaciones de los pins

A día de hoy rara vez se podría estar indicado en restauraciones de dientes anteriores, con composites o materiales estéticos, por los problemas de coloración a medio o largo plazo, salvo casos del apartado siguiente:

Un caso claro pueden ser las reconstrucciones en dientes de pronóstico dudoso (problemas operiodontales, etc), reconstrucciones “obligadas” por imposibilidad económica del paciente o bajo presupuesto, e inclusive en pacientes geriátricos.

Mecanismo antirrotación en reconstrucciones de muñón con postes prefabricados intrarradiculares.

En este caso, se colocan en un piso plano en la parte más gruesa del diente remanente, generalmente la zona lingual, procediendo a elaborar el muñón soportado sobre los tres elementos: Diente, poste y pin. Como se insistirá al hablar de espigas coladas, consideramos que éstas aportan notables ventajas sobre los postes para elaborar muñones, pues nunca tendremos problemas de rotación o desinserción, no debilitamos la estructura remanente con perforaciones para pins en incluso se confeccionan más rápido. A pesar de esto, los postes gozan de mucho predicamiento y, como veremos, hay que reconocer a algunos postes ciertas ventajas: A los de cerámica estética y a los fibrocarbonados flexibilidad y posibilidad de eliminación.

Complicaciones:

Son varias las posibles complicaciones derivadas de la colocación de un pin, aunque con las consideraciones previas ya mencionadas, conociendo el tipo de pin manejado y una buena sistemática no deberían ocurrir.

Fracturas y agretamientos del esmalte y/o dentina

Todos los pins roscados sin mecanismos antiestrés en su diseño las producen en mayor o menor medida. Igualmente, si se colocan muy cerca de la unión amelo – dentina, resulta muy probable el agrietamiento del esmalte. Si la dirección de inserción permite que el límite de inserción del pin esté cerca de la superficie externa en la unión amelo – cementaria y aísla una cuña de tejido dentinario, las tensiones acumuladas pueden conducir a la fractura de esa porción de diente.

Cuando es evidente una zona de fractura, debería retirarse el pin y restaurarse la zona fracturada con material de obturación, eligiendo una nueva zona de ubicación para un nuevo pin a distancia para evitar así nuevas posibles fracturas.

Pasado de rosca del pin

Cuando el torque de roscado no permite la fractura automática del pin, bien por defecto del pin (que ofrece más resistencia en la zona de rotura – desprendimiento), bien por colocarlo en dentina poco compacta o bien por insuficiente anillo de tipo del pin, es posible pasarlo de rosca. La consecuencia es su inutilidad retentiva, cuando no la filtración, su corrosión y desprendimiento. La solución pasa por la desinserción y, o bien elegir un pin de mayor grosor y aprovechar el mismo conducto si la dentina es de calidad o bien obturar el conducto y elegir una nueva ubicación a 1’5 milímetros de distancia, por lo menos.

Agresión pulpar directa o indirecta

Toda manipulación sobre el diente puede provocar si no se toman medidas, agresión pulpar. La indirecta se debería a generación de calor durante el taladrado o colocación del pin, o bien a fracturas – agrietamientos – tensiones si el pin llega muy cerca del techo o paredes pulpares. La agresión directa, provocada por la perforación de cámara o conducto pulpares, es casi siempre consecuencia de una mala planificación del lugar, longitud y dirección de inserción del pin. El tratamiento de conductos es obligado si no queremos heredar una pulpitis aguda o necrosis pulpar.

Comunicación a periodonto

Igual que en la agresión pulpar directa, se debe con mayor frecuencia a una inadecuada angulación de inserción. En ocasiones no existe afloramiento como tal, sino que el pin se quedaría a micras de la superficie, lo que concluye siempre en problemas de fracturas y exposición del pin. EL paciente referirá molestia a la masticación o problemas ocasionados por la bolsa periodontal correspondiente. El tratamiento es el abordaje de la lesión, eliminación del exceso del pin y obturación de sellado del mismo, con el cureteado periodontal correspondiente. Debe valorarse la bolsa periodontal que permanecerá como secuela.

Fractura del trépano o del pin

Los trépanos deben cambiarse cada cuatro o cinco perforaciones. Todo exceso de uso del trépano podría acabar en la fractura. La solución pasa casi siempre por dejarlo dentro, pues resulta difícil su extracción, eligiendo otro lugar a más de 1’5 milímetros. La fractura del pin puede ocurrir al doblarlo o si el pin es de mala calidad. Si no se puede extraer, se coloca otro en las proximidades, siempre a más de 1’5 – 2 milímetros.

Afloramiento por la obturación

Consecuencia de un mal cálculo de longitud de la parte retentiva del pin y el espacio libre para obturación, obliga a retirar el material de obturación, cortar el exceso de pin y volver a obturar. Un afloramiento o proximidad a superficie de un pin aumenta la posibilidad de fractura de la obturación.

Tinciones de corrosión, de la dentina y /o del material de obturación

Todo metal se corroe u oxida en alguna medida. Aunque los pins sean de titanio o revestidos de oro resulta frecuente que con el paso del tiempo acaben coloreando la dentina o el composite. No olvidemos que se encuentran embutidos en un medio húmedo como es la dentina, sin contar con otras posibles acciones biológicas de los odontoblastos. A día de hoy, puesto que no se colocan en frente anterior gracias a las excelentes técnicas de retención y adhesión amelodentinarias, no se presentan tinciones de los materiales estéticos.

Adhesivos amelodentinarios

Tal como acabamos de mencionar, las nuevas generaciones de adhesivos consiguen retención fiable a esmalte y a dentina de los materiales compuestos estéticos. Pero además, adhieren otros materiales que incluyen los metales y parece que con mayor eficacia a medida que la investigación ha ido progresando.

Una alternativa de retención adicional son pues los adhesivos, existiendo diversas técnicas para diferentes materiales como la amalgama o los ionómeros de vidrio modificados con resinas.

No obstante, es importante recordar que si bien los composites consiguen valores retentivos considerables a esmalte y dentina por su unión química al adhesivo, no ocurre lo mismo con la amalgama dental. Hoy en día los valores retentivos de los adhesivos para amalgama no son suficientes para confiar sólo en esta retención, por lo que consideramos que es aconsejable tener en cuenta otras retenciones adicionales como retenciones mecánicas, quizás con la excepción de algún cemento específico para metal como el el Panavia. En este caso, la imbricación micromecánica entre el cemento y la amalgama debe considerarse como mecanismo retentivo. Otra cosa diferente es la conveniencia de emplear de forma rutinaria los sistemas adhesivos bajo amalgama por su eficacia demostrada como sellantes, minimizando las hiperestias postoeratorias o la microfiltración a dentina.

Cabe destacar que en las Clínicas Propdental los dentistas sólo utilizan los más avanzados y modernos composites para los procesos de las reconstrucciones dentales.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

2 comentarios para "Indicaciones de los pins"

  • El 24.03.2019 , maría ha comentado:
    Avatar

    Hola, buenas noches:
    Desearía me indicaran cómo puedo demostrar que el odontólogo que me ha estado tratando no me ha colocado ni pin ni perno en las reconstrucciones que me ha estado realizando y cobrando. O qué tengo que solicitar en la clínica para que me demuestren ellos que, efectivamente, me lo han colocado.
    Por ponerles en los antecedentes, en su momento, me dirigí a esa clínica mediante un seguro dental que tengo contratado, tras haber visitado otras clínicas dentales también con acuerdos con dicho seguro. En las clínicas anteriores, todas me presupuestaron reconstrucciones en determinadas piezas dentales con caries.En esta clínica, en la que he tenido el problema, también me pusieron en el presupuesto reconstrucciones pero a otro precio más alto. Sólo pusieron “reconstrucción” en los conceptos en el presupuesto, es decir, no marcaron ni especificaron “reconstrucción con pin o perno”. Estos tipos de reconstrucciones con pin o perno son más caras también en el listado de precios del seguro.
    Incluso, una reconstrucción me la cobraron más caras que las demás en el mismo presupuesto. Posteriormente, tras mila reclamación que les realicé, alegaron que era una reconstrucción con cubrimiento pulpar y que por eso su costo fue más elevado que las restantes de dicho presupuesto. Pero en el presupuesto todas las reconstrucciones aparecen como reconstrucción sólo, es decir, sin ninguna especificación o matización más.
    Pienso que ese no es correcto, pues en los presupuestos debe aparecer todo bien especificado y concretado.
    No fui consciente de lo que me venían cobrando de más, pues en ningún momento desconfié de ellos hasta que en otros de los tratamientos que tenían que realizarme (una obturación simple y una reconstrucción en otras dos piezas), el doctor me hizo unas carillas en cada una de esas piezas sin habérmelo comunicado o informado en momento alguno. El coste de esos trabajos, las carillas, fue bastante más elevado que el de la obturación simple y el de la reconstrucción inicialmente presupuestados. Además, esas piezas están muy debilitadas y el acabado final que tienen que recibir, puesto en el presupuesto de esta clínica y en los de las anteriores visitadas, son unas coronas de zirconio. Es decir, que cuando se me pongan las coronas, las carillas son para nada. Además, insisto, de que no fue lo diagnosticado y presupuestado ni informado en ningún momento.
    Ese día, en el camino de regreso a mi casa, estuve pensando que me parecía mucho lo que me habían cobrado, así que
    cuando llegué a mi domicilio pude comprobar que ese dinero no coincidía con ningún concepto puesto en el mencionado presupuesto. Fue entonces cuando cogí la tabla de precios de mi seguro para intentar averiguar a qué podría deberse ese dinero que me habían cobraron, aunque pretendiera, como así hice posteriormente, preguntarlo en la siguiente cita. A partir de esa consulta que realicé en el listado de precios es cuando me puse a cotejar los precios de los diferentes tratamientos del presupuesto con dicho listado y me di cuenta que las reconstrucciones que tan sólo estaban marcadas así en los diagnósticos y en el presupuesto de esa clínica y de las anteriores visitadas, me las había presupuestado y cobrado como reconstrucciones con pin o perno, que como ya he mencionado, por el seguro son más caras que la simple reconstrucción. Volviendo a incidir que, en todos los presupuestos que tengo, incluido el de esa clínica, sólo se marca reconstrucción y nada del término de reconstrucción con pin o perno.
    Tras todo esto y hablar y reclamar en la clínica y pedir me dijeran exactamente qué conceptos habían aplicado en los tratamientos y precios respecto al listado de precios de mi seguro y no recibir aclaración alguna por parte de ésta, me dirigí al propio seguro solicitándoles, tras contarles todo lo sucedido, que pidiera a la mencionada clínica que concretaran los conceptos en que se habían basado, como ya he referido. Fue entonces, mediante la contestación que aportaron desde la clínica al requerimiento por parte del seguro cuando especificaron que se trataban de reconstrucciones con pin o perno y no reconstrucción sólo y, que de ahí esos precios cobrados.
    Por circunstancias, a lo largo de mi vida, me han tenido que realizar empaste u obturaciones e incluso grandes reconstrucciones y sé perfectamente que en esta clínica no me han puesto pin o perno en ninguna de la reconstrucciones. De ahí esta solicitud que les realizo, pues quiero que este doctor me demuestre que sí me puso esos pins o pernos.
    No sé si con radiografías se puede llegar a ver el cuerpo de estos elementos, sobre todo el del pin, ya que estos son más pequeños que los pernos, hasta donde yo conozco del tema. O mediante qué otra forma se puede llegar a demostrar que están verdaderamente puestos estos en las piezas.
    En un presupuesto que tengo de esa clínica de la primera vez que fui a ésta, pero todavía sin el seguro dental, es decir, directamente a ellos sin seguro alguno, en las mismas piezas que posteriormente aparecerían diagnosticada en el presupuesto del seguro, ellos, en su presupuesto particular me pusieron con sus precios que eran reconstrucciones sólo, nada de reconstrucciones con pin o perno. Sin embargo, el precio que ellos establecieron en ese presupuesto particular, en esas reconstrucciones sólo, coinciden con lo que después me cobraron mediante el seguro con el concepto más caro, el de la reconstrucción con pin o perno. Es decir, ellos particularmente me pusieron reconstrucción sólo, a un precio y, posteriormente, cuando fui ya con el seguro, en el nuevo presupuesto que me hicieron respecto a dicho seguro también pusieron reconstrucción sólo, pero me lo cobraron como reconstrucción con pin o perno. Así, el precio que me han cobrado es el mismo que ellos cobran particularmente por sus reconstrucciones sólo. Me ponen reconstrucción sólo pero me lo cobran como reconstrucción con pin o perno y les sale, entonces así, el mismo precio que sus reconstrucciones sólas que cobran a modo particular. Matizar, otra vez, que las reconstrucciones sólo, por el seguro son de menos coste que las reconstrucciones sólo de ellos particulares. Al cobrar dichos trabajos mediante el seguro como reconstrucciones con pin o perno el precio les salía igual que sus reconstrucciones sólas, de forma particular.
    Por último, y disculpen la extensión de mi escrito, pero estoy muy indignada con lo que me ha ocurrido y, sobre todo, que esto esté dando lugar a tener que desconfiar de las clínicas dentales y más si necesito de un seguro dental, circunstancialmente, para acudir a éstas, les solicito también, me aclaren si las carillas de composite son unos elementos o piezas que se colocan sobre el diente previamente preparado o pueden ser, simplemente, pasta de composite extendida sobre la pieza dental sin tratamiento previos alguno (lijado o lo que corresponda), ya que esto último es lo que este doctor me hizo y me lo cobró como carillas. También, esto me ha creado desconfianza, primero por cómo lo hizo sin avisarme de nada del cambio en los trabajos de esas piezas y, además, de lo mal que han quedado esas carillas por diferencias tonales en una misma pieza e incluso desconchones.
    Gracias por todo y disculpas, nuevamente, por mi largo escrito .
    Un saludo.

    • El 25.03.2019 , Laura Manonelles ha comentado:
      Avatar

      Buenos días María.

      Gracias por tu consulta.

      Los pernos y postes dentales, al igual que los empastes o reconstrucciones, se pueden observar mediante una radiografía oral. Si tienes dudas realizate una RX y habla con tu dentista.

      Un cordial saludo.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita