CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La aplicación de rayos X en odontología

La aplicación de rayos X en odontología

Publicado por Janepropdental el 30 Mayo 2014 en Odontologia

Todo el mundo ha estado en el dentista y se ha sometido a rayos X alguna vez, ya fuera como parte de una visita rutinaria o para poder diagnosticar mejor un problema. Entonces, ¿que son exactamente los rayos X? y ¿por qué son una herramienta preventiva y de diagnóstico tan importante para los profesionales dentales?


¿Cómo funcionan los rayos X?

  • Los rayos X se toman contigo sentado en una silla
  • Puede que el técnico dental utilice alguna herramienta para conseguir que estés inmóvil mientras se llevan a cabo los rayos X.
  • Se coloca una película dentro de tu boca para que se tome la foto correctamente.

La mayoría de pacientes no experimentan ningún tipo de molestias cuando les toman rayos X. El tamaño y la situación del sensor marcaran la comodidad o incomodidad del procedimiento. Esta también depende del tamaño de tu boca, como más pequeña sea más costará. Pero el proceso de rayos X nunca debe ser doloroso, como mucho raro o incómodo. Si tuvieras el reflejo nauseoso debes comunicarlo a tu dentista antes del procedimiento. Nuestros profesionales conocen maneras de evitar este reflejo durante los rayos X. Los niños son especialmente propensos a este tipo de reflejo y suelen pasarlo un poco peor durante este tipo de procedimientos. Rayos X de mordida (bitewing) Los rayos X de mordida se suelen tomar una vez al año (o cuando tu dentista te lo recomiende) para ayudarle a detectar caries entre los dientes así como para comprobar el nivel de hueso que alberga tus dientes. Rayos X periapicales Este tipo de rayos X toman una foto del diente entero, desde su punta (corona) hasta la raíz que se encuentra dentro del maxilar. Los rayos periapicales se suelen hacer cuando hay síntomas de que un diente concreto puede estar sufriendo algún problema. De este modo, tu dentista puede determinar si hay un absceso, anormalidades en el hueso que rodea el diente o una caries dental profunda. Rayos X oclusales Este tipo de rayos X no se utilizan de manera rutinaria como los demás, pero pueden obtener información muy valiosa. Se suelen utilizar para mostrar el techo de la boca y comprobar que no hay dientes supernumerarios, dientes impactados, anormalidades, problemas con la mandíbula o tumores. Rayos X panorámicos Los rayos X panorámicos suelen utilizarse cada 3-5 años (o cuando lo recomiende tu dentista) pero también pueden ser necesarios para que tu ortodoncista pueda preparar el tratamiento o el cirujano oral pueda preparar una cirugía, como la extracción de la muela del juicio. Rayos X digitales vs. Tradicionales Los rayos X digitales están empezando a reemplazar los rayos X tradicionales debido a su mayor facilidad de uso, efectividad y, lo más importante, la cantidad reducida de radiación necesaria para cada toma. Los rayos X digitales se toman con un sensor especializado que envía la imagen directamente al ordenador, dónde puede ser vista inmediatamente. Con los rayos X tradicionales puede que la imagen quede demasiado clara o demasiado oscura y se tenga que volver a realizar. En cambio, con los rayos X digitales, puedes ajustar el brillo para desde el mismo ordenador para poder leer la imagen mejor. Del mismo modo, el dentista puede hacer zoom en aquellas zonas que más le interesen. Preocupaciones en relación a los rayos X Hay una guía y unas regulaciones que marcan el límite de radiación al que deben exponerse las personas. Cada país tiene su propia regulación al respecto y se realizan controles para controlar que todos los implicados la cumplen. Y mientras en nuestras clínicas dentales intentamos exponer a los pacientes el mínimo posible a los rayos X, cada vez las máquinas desprenden menos radiación. Rayos X durante el embarazo Tanto los dentistas como los obstetras dicen que no es recomendable que las mujeres embarazadas se sometan a rayos X, a no ser que sea absolutamente necesario. Aunque la cantidad de radiación de una sola captura no es suficiente para dañar el feto, se intenta evitar a toda costa la exposición a radiaciones así como cualquier otro tratamiento dental hasta que el bebé haya nacido. Frecuencia recomendada de rayos X dentales Las instituciones que se encargan de la regulación de los rayos X marcan unas líneas a seguir:

  • Para un niño sin caries dental o sin riesgo de sufrirla, se recomienda realizar rayos X de mordida cada 1 o 2 años.
  • Un adulto sin caries dental obvia y sin un incremento del riesgo de sufrirla debe realizarse rayos X de mordida cada 2 o 3 años.
  • Para un niño con caries dental evidente o un incremento del riesgo de sufrirla, los rayos X de mordida deben realizarse cada 5-12 meses.
  • Para los adultos que han incrementado el riesgo a sufrir caries dental, ya la sufren actualmente, tiene problemas dentales generales o un largo historial de tratamientos dentales deben tomar rayos X cada 6-18 meses.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La aplicación de rayos X en odontología"

    Deja tu comentario