CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La cirugía complementaria

La cirugía complementaria

Publicado por Dr. Dario Vieira el 22 Abril 2016 en Odontologia

La técnica quirúrgica es clasificada en dos ramas diferenciadas: La cirugía complementaria y la cirugía ortognática. En la primera de estas nos dedicaremos a hacer una evaluación y a corregir aquellas problemáticas que podamos encontrar en la cavidad oral. Un buen ejemplo de esto serían los dientes incluidos. En Propdental realizamos la Cirugía complementaria en terapéutica quirúrgica, a fin de asegurar una óptima confección dental de nuestros pacientes.

Cirugía complementaria en terapéutica quirúrgica

Para comenzar con el tema, los dentistas en Barcelona destacan el fenómeno de los dientes incluidos; estos son aquellos dientes que se encuentran introducidos por completo en el hueso maxilar. Es importante que se diferencien los términos del diente impactado (parcial o completamente no erupcionado, colocado contra un obstáculo, lo que impide que erupcione parcial o totalmente, diente no erupcionado (que no ha perforado la mucosa) y diente retenido (retención parcial o completa de la erupción).

Frente a la situación que comentamos, encontramos diferentes opciones terapéuticas: la abstención (o conducta de expectación), la extracción o mediante Ortodoncia colocar la pieza dental en la arcada, lo que supone la técnica más adecuada. En función de las características del paciente, los odontólogos de las Clínicas Propdental escogen una u otra opción de terapia.

Por otra parte, será importante que se destaque la importancia que tienen los terceros molares. Este es el diente que, con frecuencia, más veces encontramos incluido, impactado o retenido. El tratamiento que se elige en este caso concreto será la extracción dental en frío. El momento donde resulta más óptimo el llevar a cabo la extracción es en pacientes jóvenes, entre los 17 y los 23 años, ya que el hueso será menos duro y las raíces dentales todavía no estarán completamente formadas, lo que conduce a un postoperatorio más confortable. La curación resulta más rápida y mejor, y no sólo eso, sino que también se reduce el riesgo de complicaciones, como pueden ser las lesiones nerviosas, temporales o permanentes.

En segunda instancia, los dentistas especialistas estudian, si es que se da el caso, los dientes supernumerarios. Estos son definidos como dientes en exceso en los maxilares, los que aumentan el número de piezas que compone por norma general un determinado grupo dentario. Según la morfología estos pueden ser eumórficos (similitud entre las piezas dentales del mismo grupo) o heteromórficos (no guardan parecido a los dientes del mismo grupo. Estos también pueden ser conoides, tuberculazos, infundibulares o molariformes. En este tipo de casos, el tratamiento a escoger será siempre la exodoncia.

En tercer lugar, encontramos los odontomas. Un odontoma es una neoplasia benigna que tiene origen odontogénico, en la que las células odontogénicas epiteliales y mesenquimales se encuentran totalmente diferenciadas, lo que conduce a la formación de esmalte, dentina y cemento. Estos pueden ser complejos o compuestos según el orden de distribución de los tejidos dentarios (desordenado y ordenado, respectivamente).

En cuarto lugar, los dentistas en clínica dental se encargan de realizar un análisis de las piezas dentales que puede que se encuentren en una posición ectópica. Esta anomalía consiste en la erupción parcial o completa de uno o más dientes fuera de la ubicación normal, dentro de la arcada dentaria. El tratamiento indicado para este tipo de casos puede ser la exodoncia o bien la fenestración y la tracción ortodóntica para llevar el diente ectópico al lugar indicado. Más concretamente, la fenestración representa el tratamiento de cirugía de exposición de un diente parcial o completamente no erupcionado, cuya finalidad es la de poder enganchar un elemento ortodóntico en la corona del diente, para que, de esta manera, se pueda reconducir la erupción del mismo hasta el lugar que se desee.

En quinto lugar, los frenillos orales. EN la cavidad oral se pueden distinguir hasta tres tipos de frenillos: en primera instancia, el frenillo labial superior, el frenillo labial inferior y para terminar, el frenillo lingual. Los frenillos orales pueden causar diastema interincisal, limitación del movimiento del labio, labio corto y bermellón labial elevado, anquiglosia, entre otros. Las técnicas de cirugía que se indican para eliminar los frenillos orales que son demasiado grandes deberán comprender la cirugía de la mucosa, del tejido fibroso y del tejido óseo de los frenillos.

Para terminar, el dentista de Propdental destaca los engrosamientos gingivales. Resulta sencillo encontrar en los pacientes que se someten a terapia ortodóncica engrosamientos gingivales. Esto se debe a que la gran mayoría de pacientes se encuentran en un periodo de edad complicado, entre los 10 y los 16 años de edad, donde estos suelen tener unos hábitos de higiene oral entre deficientes y nulos. Estas malas prácticas son sumadas a la mayor retención de placa que provocan los aparatos de Ortodoncia, y a la compresión gingival que es producida como resultado del cierre de los diastemas interdentarios. Todo esto se traduce en un engrosamiento gingival, que, lamentablemente, en muchos de los casos, puede por terminar necesitando de un tratamiento quirúrgico.

En las Clínicas Propdental tenemos especialmente en cuenta las anomalías en la cirugía complementaria a la Ortodoncia, ya que antes de que el tratamiento se de por iniciado, estas deberán ser erradicadas y solventadas. En el caso que no fuera así, la Ortodoncia puede que no resulte correcta, lo que hará que no se cumplan los objetivos pactados. En función de la anatomía de cada paciente, será necesario un tratamiento u otro a fin de conseguir corregir los posibles frenillos, los dientes no erupcionados, supernumerarios, etc. No dejes de consultar en las consultas de Propdental en Barcelona cómo conseguir un tratamiento de Ortodoncia que asegure el éxito, porque tú nunca deberías renunciar a tu mejor sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La cirugía complementaria"

    Deja tu comentario