CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La creación de las caries

La creación de las caries

Publicado por Dr. Dario Vieira el 28 noviembre 2014 en Odontologia

Las bacterias que hay en nuestras bocas necesitan comida para vivir y multiplicarse. Cuando comemos alimentos azucarados o productos con almidón como el arroz, las bacterias se alimentan de ellos también. Al desarrollarse, las bacterias producen ácidos que son capaces de disolver el esmalte dental, la capa más dura y externa de los dientes. Os explicamos el proceso de creación de la caries.

El proceso de creación de las caries

Tal y como hemos dicho, no solo estamos hablando de las chucherías y de los helados, todas las comidas con carbohidratos se descomponen en simples azúcares, un proceso que se inicia cuando están en la boca.

Los alimentos que al descomponerse se convierten en azúcares, se llaman carbohidratos fermentables. Estos incluyen, obviamente, los alimentos azucarados como las galletas, los pasteles, los refrescos y las chucherías. Pero también incluyen los cereales, las patatas chips, los plátanos y los palitos de pan.

Así pues, las bacterias convierten los azúcares presentes en estas comidas en ácidos y estos ácidos empiezan a disolver los cristales minerales de los dientes. Cuánto más veces comas este tipo de alimentos durante el día, más veces estarán expuestos al ataque del ácido tus dientes. De modo que a nivel de salud dental es más importante reducir el número de veces que comemos estos alimentos, que no reducir su cantidad total.

El ataque de los ácidos puede desarrollar la caries dental. Al principio, el ácido empieza a disolver el calcio y los cristales de fosfato de dentro del diente. Cuando esto sucede suele aparecer una mancha blanca en la zona dañada del diente. Pero la pérdida de minerales se desarrolla por debajo de la superficie del esmalte antes incluso de que se produzca ninguna cavidad en el exterior del diente.

En esta fase, el diente puede reparase con la ayuda de flúor, proteínas y minerales (calcio y fosfato) que hay en la saliva. El flujo salival también ayuda a reducir los niveles de ácido de las bacterias que atacan los dientes.

Una vez que el esmalte cede y surge la cavidad, el daño es permanente. La única solución es que un dentista limpie la zona cariosa y rellene la cavidad con un material biocompatible. De no solucionarse, la caries empeorará y puede llegar a destrozar todo el diente: empezando por el esmalte, siguiendo por la dentina y terminando por la pulpa o nervio.

Por este motivo es muy importante tratar la caries en su fase más inicial, cuando el proceso es todavía reversible.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La creación de las caries"

Deja tu comentario