CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La detección de posibles desórdenes oclusales

La detección de posibles desórdenes oclusales

Publicado por Imma Roca el 5 junio 2014 en Odontologia

Uno de los elementos clave de un examen dental, en el que se evalúa el estado bucal del paciente, es el estudio de los músculos de masticación. En esta parte del examen clínico, el dentista busca si existe algún tipo de desórdenes oclusales, palpando posibles zonas en las que el dolor puede almacenarse. Dicha parte de la exploración permitirá al odontólogo determinar si existen ejercicios mandibulares perjudiciales para la integridad de los dientes, tales como el bruxismo o el excesivo apretamiento de los mismos.

El examen dental mandibular

Uno de los desórdenes oclusales más común es conocido como bruxismo, término que hace referencia al hábito de una persona de apretar los dientes o rechinarlos. Son muchos los síntomas que pueden conducirnos hacia el diagnóstico del bruxismo, así como sus signos más visibles. Diferentes son las causas que pueden provocar este desorden oclusal, así como las consecuencias. Debido a su magnitud de afectación, existen diferentes tratamientos que actúan contra el bruxismo o que revierten sus efectos.

El examen dental mandibular (paso esencial para detectar el bruxismo) viene determinado, en primera instancia, por el planteamiento de una serie de preguntas concretas al paciente:

  • ¿Tiene dolores de cabeza frecuentes? Si es así, ¿dónde y con qué frecuencia?
  • ¿En su historial médico, existen antecedentes de apretamiento o rechinamiento de los dientes?
  • ¿Se despierta por la mañana con una sensación de cansancio en la mandíbula?
  • ¿Tiene dolor muscular? Si es así, ¿dónde y cuándo?

Una respuesta positiva a estas cuestiones determinará la existencia de un posible hábito parafuncional. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que no todos los pacientes son iguales y que, por lo tanto, cada uno tiene su propia concepción de dolor. La verdad, los diferentes desórdenes oclusales pueden generar un malestar importante a nivel general, causando dolores de cabeza, dolores dentales, dolores mandibulares e incluso afectar las actividades diarias del paciente. Aunque sus consecuencias pueden ser determinantes, muchos son los pacientes que no prestan la suficiente atención a la afección. De hecho, la mayoría de los pacientes son conscientes de su hábito de apretar o rechinar los dientes, pero le restan importancia a la afección.

Además de realizar un cuestionario previo, es importante revisar los signos y los síntomas durante el examen clínico. Los signos más significativos son los músculos doloridos y sensibles que se descubren a través de la palpación. Además de examinar la afectación muscular, para determinar si existen desórdenes oclusales es importante identificar si existen signos de desgaste dental, que son una buena indicación de que hay una falta de armonía en el sistema masticatorio. Los dentistas en Clínicas Propdental examinan el paciente y le ofrecen la mejor solución para combatir los desórdenes oclusales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La detección de posibles desórdenes oclusales"

    Deja tu comentario