CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Caries dental: la dieta como método preventivo

Caries dental: la dieta como método preventivo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 Mayo 2014 en Odontologia

Científicamente, es bien sabido que la dieta del paciente afecta la integridad dental. La verdad, la alimentación ha sido determinada como un factor clave en la etiología de la caries dental en concreto. De este modo, la prevención primaria para reducir el riesgo de la afección se basa, desde una perspectiva nutricional, en mantener una dieta sana y equilibrada.

Consejos y recomendaciones

Aunque la dieta ocupe la temática central de este artículo, es importante destacar que la caries dental es una enfermedad multifactorial. Esto es, depende de demás factores como la anatomía de los dientes y su posición en la arcada, la función de la lengua, la naturaleza de la superficie del diente y la composición y cantidad de saliva que segrega el paciente. Hoy en día es incuestionable la influencia de la dieta en el desarrollo de la caries dental, siendo imprescindible que el dentista informe de la alimentación idónea para evitar contraer la enfermedad.

En primer lugar, los hidratos de carbono de rápida absorción, que están presentes en la dieta de los pacientes de forma habitual, son claros estimulantes para el desarrollo de la caries dental y afectan a la superficie del diente. En segundo lugar (algo que también es ampliamente sabido) una alto consumo de azúcares aumenta el riesgo de caries. La verdad, es realmente difícil retirar el azúcar de la de la dieta, cuando es un ingrediente en ocasiones fundamental para dar sabor a los alimentos. Sin embargo, se debería proceder al menos a una reducción del mismo, sobre todo en las dietas de los más pequeños, puesto que la prevalencia de caries dental continua siendo común en la infancia.

La fruta, consumida en equilibrio dentro de la dieta, no promueve la aparición de caries. De hecho, únicamente actúa como potencial cariogénico si es ingerida de forma frecuente. Según todos los estudios científicos al respecto, los frutos secos presentan un alto riesgo para desarrollar caries dentales. Los alimentos que contienen almidón, tales como el arroz, el pan y las patatas, tienen un bajo potencial cariogénico. Sin embargo, cuando son cocidos y consumidos con frecuencia, favorecen el desarrollo de la caries dental.

A través de las medidas preventivas adecuadas, es posible frenar la enfermedad. Es el papel del dentista el de determinar cuáles son los hábitos alimenticios más adecuados para evitar la caries dental, intentando mejorar la dieta del paciente. Una de las primeras recomendaciones al respecto, dejando de lado la condición nutricional, es el uso tópico de flúor y la fluoración adecuada de las aguas. Todo ello sumado a una dieta equilibrada y la asimilación perpetua de guías dietéticas profesionales. Desde Clínicas Propdental queremos destacar la importancia de reducir la prevalencia de caries dentales, algo que puede llegar a comprometer severamente la cavidad bucal.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Caries dental: la dieta como método preventivo"

    Deja tu comentario