La enfermedad periodontal (IV)
Inicio » La enfermedad periodontal (IV)

La enfermedad periodontal (IV)

Actualizado el 22 enero 2015

Tal como hemos comentado en los pasados artículos de este monográfico sobre la enfermedad periodontal, los problemas de encías son multifactoriales y están provocados por: la higiene dental, el estilo de vida, la salud, los cuidados personales y la dieta.

En esencia, la enfermedad periodontal se debe a una inflamación de la boca y el cuerpo. Al reducir esta inflamación se puede mejorar la salud general y de las encías.

¿Qué provoca la inflamación?

Las bacterias, el estrés, la falta de sueño, el azúcar, el alcohol, el tabaco, las toxinas del ambiente, los químicos, los pensamientos o emociones negativas y demasiado esfuerzo físico son componentes que provocan la inflamación.

Reducir la inflamación y el estrés es clave para mejorar la salud dental y prevenir problemas como la enfermedad periodontal o la caries dental.

La nutrición tiene un papel fundamental en la salud oral. Al proporcionar a tu cuerpo una nutrición con los nutrientes correctos, le ayudas a reducir la inflamación, prevenir los problemas de encías y a mejorar su salud.

Sin embargo, hay ocasiones en que no basta con una dieta equilibrada para devolver la salud al cuerpo y es necesario tomar algún suplemento que nos ayude. Estos son algunos de los recomendados:

Vitamina C
Es un potente antioxidante clave en la síntesis del colágeno, lo que lo convierte en esencial para tener unas encías sanas. Se encuentra en frutas y verduras, pero de no tomar la dosis necesaria, puede complementarse con un sumplemento.

Zinc
Es muy beneficioso para las encías porqué las mantiene sanas y combate la formación e la placa. Es crucial para el buen funcionamiento del sistema inmunitario y se encuentra en la carne y el marisco.

Vitamina D y calcio
La vitamina D es necesaria para la óptima absorción del calcio, mientras que este es un mineral esencial para mantener los dientes y huesos sanos.

Vitamina A, C y E
Las vitaminas C y E son potentes antioxidantes que protegen las células de tus encías del daño que les puede causar la enfermedad periodontal. La vitamina A, por su parte, ayuda al sistema inmunitario a resistir ante la infección.

En definitiva, la inflamación y el estrés debilitan las defensas y la capacidad de recuperación del propio cuerpo ya que perjudican la función del sistema inmunitario y crean un ambiente en el que las bacterias pueden desenvolverse provocando más inflamación.

Además de aplicar el tratamiento dental adecuado, la enfermedad periodontal debe tratarse mediante la reducción de la inflamación, una dieta sana y equilibrada, la toma de ciertos suplementos y el cuidado de las encías mediante técnicas higiénicas.

Si tienes cualquier duda acerca de tus encías o de tu salud oral, contacta con alguna de nuestras clínicas dentales en Barcelona.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La enfermedad periodontal (IV)"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Te llamamos
    Pide cita