CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La erupción del primer diente

La erupción del primer diente

Publicado por Dr. Dario Vieira el 13 noviembre 2015 en Odontologia

En el momento en el que a nuestro bebé le erupciona su primer diente se le suelen manifestar un seguido de síntomas como es el dolor provocado por la erupción dental, un babeo con más abundancia, además de producirse también una pérdida sustancial de apetito, el enrojecimiento de las encías y unas décimas de fiebre.

Para cuidar este diente, deberemos limpiar con una gasa humedecida tanto el diente en cuestión como la zona que todavía está desdentada. Las molestias que causa la erupción dental en el bebé pueden ser aliviadas, lavando la boca del pequeño con una gasa mojada dos o tres veces al día. Para comer, podemos darle también líquidos y alimentos fríos que alivien un poco las molestias.

Nuestro bebé y las molestias con la erupción del primer diente

En el momento en el que el primer diente hace acto de presencia, la madre, con un trozo de gasa enrollado en el dedo, se encargará de limpiar la cavidad oral del pequeño. El bebé, con la erupción dental del primer diente puede sufrir un enrojecimiento e hinchazón de la mucosa que se encarga de recubrir la pieza dental.

Naturalmente, se da con frecuencia que el retoño tenga una irritación en la zona donde el diente está erupcionando, y busque tratar de frotarse la encía con los dedos.

La aparición del primer diente hace que el bebé esté inquieto y presente la sintomatología que antes describíamos, pero debemos tener presente que ésta no se debe confundir  con otra que puedan causar otras patologías más allá de la erupción de las piezas dentales, ya que sintomatología como la diarrea, fiebre más elevada o vómitos podría suponer otro problema, por lo que si el bebé además presenta estos síntomas podría suponer un trastorno de salud, por lo que tendremos que dirigirnos rápidamente al pediatra.

En esta edad, resulta frecuente que los niños sufran enfermedades de carácter infeccioso, y es que sobre todo el hecho de llevarlo a sitios como parques o guarderías puede hacer que se contagie y termine por presentar los mismos síntomas que relacionamos con el dentista, por lo que lo más sensato es llevar al niño al médico.

Los cuidados relacionados con la erupción del primer diente pasan por, especialmente, realizar de una forma correcta la higiene dental de los primeros dientes del bebe. Lo ideal para adquirir este hábito es realizarlo a la hora del baño, de esta forma se realizará al mismo tiempo que la higiene del cuerpo.

Para realizar de forma correcta esta higiene, lo más óptimo es humedecer un poco un trozo de gasa, y enrollarla en el dedo para así limpiar el primer diente, así como las encías colindantes aunque los demás dientes todavía no hayan erupcionado.

También tenemos que tener en cuenta que nuestro bebé puede que esté más irascible o molesto, ya que está sintiendo un acuciante dolor que no entiende. Es muy importante que sus padres le estén demostrando todo el afecto posible para que de esta manera, se pueda olvidar de tan molesto trámite.

El primer diente del bebé suele erupcionar aproximadamente a los seis meses de vida, pero esto no es una ciencia exacta; existen casos donde los bebés han erupcionado el primer diente a los tres meses y otros acercándose al año.

La erupción del primer dientes es el momento indicado para que nosotros, como padres, decidamos llevar al dentista a nuestro hijo. De esta manera podremos asegurarnos de que todo este proceso está transcurriendo con normalidad, y, de paso, evitar el que cuando el niño se haga más mayor pueda llegar a sufrir el temido “miedo al dentista”, con todos los problemas que esto acarrea.

El dentista será el que, tras una evaluación en la boca de nuestro pequeño, determine si todo va como debería. También nos explicará la mejor forma de realizarle la higiene dental. Debemos tener en cuenta que antes de que el niño cumpla los dos años de edad está totalmente contraindicado el uso de pastas dentífricas, y es que los niños podrían llegar a tragarla. Para ellos, la higiene oral pasa por realizarse únicamente con agua.

Los primeros dientes del bebé erupcionan a lo largo del primer año de vida, y generalmente a partir de los seis meses. Su dentición estará completa aproximadamente entre los dos años y medio y los tres años.

En el caso de querer que tu bebé tenga su primera visita, puedes contar con los especialistas de las Clínicas Propdental. Allí, un odontólogo especializado en niños realizará un examen para evaluar el estado de salud bucodental del pequeño, y de esta manera garantizar que todo se está desarrollando correctamente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La erupción del primer diente"

    Deja tu comentario