CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La fisura palatina

La fisura palatina

Publicado por Laura Manonelles el 6 Mayo 2015 en Odontologia

La fisura palatina es una hendidura abierta o división situada en la bóveda palatina (en el paladar). Esta malformación o defecto de carácter congénito se desarrolla en el feto en los primeros meses de gestación.

La fisura palatina

El significado de fisura es hendidura o partición, en este caso del paladar que es la estructura que separa la cavidad oral de las fosas nasales. Este defecto deriva de una mala formación del paladar en el feto, este no se desarrolla correctamente provocando su división y conectando la boca o cavidad oral o la nariz.

El paladar se sitúa desde los dientes superiores hasta a la campanilla o úvula. Esta se divide en la bóveda o la parte dura que conseguimos tocar con la lengua y que está detrás de las piezas dentales y el velo del paladar, parte blanda, que comprende el área muscular que queda detrás de la bóveda. El paladar correctamente formado separará la cavidad nasal, la boca y la garganta. Asimismo, el paladar interferirá en la fonación y el habla.

La fisura palatina puede presentarse en forma de una sola partición vertical o en dos particiones.
La nariz y la boca en el período de gestación se desarrollan entre la quinta y la duodécima semanas. En la formación fisonómica del feto intervienen tres áreas faciales. Habitualmente, los componentes que forman el paladar se ajustan entre sí, pero en algunos casos como el que describimos, este proceso de desarrollo se ve perturbado por ciertas circunstancias que provocan su incorrecto ensamble y la presencia residual de una fisura.

La formación del paladar está relacionada con la del labio, por lo que muchos bebés que al nacer presentan fisura palatina también pueden tener labio leporino, lo cual interfiere a su capacidad de succionar y hablar.

Causas de la fisura palatina

Este defecto deriva de varios factores interrelacionados. Uno de estos factores tiene un carácter claramente genético. Otro factor podemos describirlo como ambiental. El virus de la rubeola, un déficit de vitaminas, ciertos fármacos y el consumo de sustancias tóxicas por parte de la madre (tabaco, alcohol, drogas, etc.) durante el proceso de gestación, acentúan la incidencia de este defecto en los bebés.
Es importante por parte de la madre gestante su concienciación ante ciertos hábitos nocivos que podrían afectar al feto. Asimismo, controlar no solamente el crecimiento del feto, si no todo lo que gira alrededor de este.

Como afecta la fisura palatina

Un paladar y si va asociado, un labio mal formado, pueden tener varias consecuencias físicas y emocionales para los niños que padecen este defecto. Estas son:

  1. Problemas de autoestima. El labio leporino es un defecto o malformación congénita visible y como la fisura palatina, deforma el rostro. Deberán ser tratados.
  2. Mala fonación o imposibilidad para hablar correctamente.
  3. Expulsión de restos de comida por la nariz ya que la cavidad bucal y esta están conectadas por la fisura.
  4. Sinusitis e infecciones de oídos. Esto se da a menudo ya que el orificio del paladar permite que los líquidos invadan los senos paranasales y los conductos auditivos.
  5. Problemas dentales, no solamente por agenesias sino también por una falta de estructura ósea. Son comunes las maloclusiones.
  6. Imposibilidad de una correcta masticación.

Tratamiento

El tratamiento del bebé con fisura palatina deberá ser multidisciplinar e integral. Las fisuras palatinas implican diferentes estructuras anatómicas que deberán ser tratadas por diferentes especialistas, empleando diferentes técnicas y en diferentes etapas del crecimiento del niño.
Habitualmente, la regeneración de la fisura palatina requerirá ciertas cirugías o procesos quirúrgicos.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La fisura palatina"

    Deja tu comentario