CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La halitosis: La patología más vergonzante

La halitosis: La patología más vergonzante

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 Abril 2016 en Odontologia

Es posible que te haya pasado en alguna ocasión, y es que la halitosis, también conocida simplemente como “mal aliento”, es una situación muy temida para muchos de nosotros. Es posible que nosotros la notemos, peor con toda probabilidad, esta condición es todavía más notada por aquellos que nos rodean. Evidentemente no nos lo van a decir por simple respeto, pero esta situación puede llegar a ser realmente incómoda. La halitosis es un “tema tabú” en nuestra sociedad del que poca gente atreve a hablar libremente, y que además no es fácil de detectar por la persona que la sufre.

Si queremos saber si la padecemos lo mejor es que cojamos a una persona de confianza y le preguntemos si la sufrimos, o bien acudir al dentista y contarle nuestra sospecha. No tienes por qué preocuparte, ya que no eres el único al que el mal aliento le provoca vergüenza, y un especialista en salud oral como un dentista o higienista lo ve decenas de veces al cabo del mes. Desde Propdental buscamos recordar que podemos encontrar diferentes técnicas de prevención, pero que también existen algunos tratamientos para terminar con este problema oral.

Cuando la halitosis se convierte en un problema de salud

Pese a que muchas personas tratan de negarlo, la verdad es que el motivo principal por el que aparece la halitosis es básicamente una higiene oral deficiente. Se ha comprobado que 9 de cada 10 casos encuentra su origen en la propia cavidad oral, pese a que muchas personas creen que viene del estómago. Más de la mitad de los pacientes afectados por esta problemática también presentan alguna que otra afectación en las encías, por lo que las patologías periodontales se encuentran directamente ligadas al mal aliento. Según nos informan en la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), 6 de cada 10 casos que se registran tienen relación con la gingivitis o la periodontitis. Esto quiere decir que no sólo deberemos tratar la halitosis, sino también solventar esta otra enfermedad, tan común a día de hoy.

Encontramos a muchas personas que sufren de este trastorno pero que no son conscientes de ello. Por otra parte, otras personas se obsesionan con la idea de desprender incluso la mínima posibilidad de hedor a través de su aliento. Para saber más sobre este problema, primero de todo deberemos fijarnos en el origen, para lo que nos tendremos que hacer preguntas como “¿Qué lo causa, de dónde viene este olor tan desagradable?” En respuesta a esto, tenemos que decir que el responsable de la halitosis son las bacterias. Este problema es más fuerte cuando nos levantamos, de ahí que sea tan frecuente el padecer el “aliento mañanero”, ya que las bacterias que causan este problema han estado toda la noche reproduciéndose libremente dentro de nuestra cavidad oral, tanto en la lengua como en los tejidos duros y blandos. Hemos dicho muchas veces que el flujo salivar se ve reducido durante la noche, por lo que su efectividad para eliminar las bacterias disminuye considerablemente. Entonces, esas bacterias se convierten en compuestos malolientes y gases perceptibles incluso para nosotros mismos y, naturalmente, todos los que nos rodean. Esta es una situación que puede también ocurrir después de varias horas de ayuno, así como en situaciones donde se presenta mucho estrés o después de haber hablado durante un largo tiempo.

La prevención de la halitosis

Para combatir la halitosis la prevención siempre debe ser el arma escogida, para ello el papel del dentista es fundamental, así como el de los higienistas y de los periodoncistas. Realizar visitas periódicas a la clínica dental también nos ayudará a evaluar la prevalencia de las enfermedades periodontales y otros problemas que pueden terminar derivando al mal aliento. Las limpiezas dentales profesionales por lo menos una vez al año también ayudarán a eliminar las bacterias por completo. Como decíamos antes, es muy fácil que este problema sea motivado por una higiene oral deficiente, lo que quiere decir que para prevenirlo tendremos que realizar un cepillado dental como mínimo dos veces al día, asegurarnos de limpiar los espacios interdentales pro medio del hilo dental, realizar enjuagues periódicamente con colutorio y asegurarnos de limpiar la lengua. Si interiorizamos este tipo de hábitos desde edades tempranas prevendremos el mal aliento durante toda nuestra vida

¿Y si la hora de la prevención ya ha pasado?

Lamentablemente y en ocasiones ya es demasiado tarde como para prevenir nada. Entonces, tendremos que hacer uso de algunos de los tratamientos de eficacia probada contra la halitosis. El dentista se encargará de determinar cuál es el más adecuado para cada paciente:

  • Halitosis genuina fisiológica: La mejor opción será una limpieza y un pulido dental profesional, sobre todo reforzado por una buena higiene oral en casa. Una buena técnica de higiene seguida será fundamental.
  • Halitosis genuina patológica oral: Además de lo anterior, se deberán tratar los problemas que puedan afectar a nuestra cavidad oral como las patologías periodontales, la caries, prótesis que estén mal ajustadas, obturaciones… En Propdental, los dentistas actúan sobre cada problema, eliminando por completo el mal aliento.

Para terminar, tenemos que hacer mención especial a la importancia de las visitas rutinarias al dentista de confianza en Propdental. Durante las visitas que realicemos, no sólo nos estarán cuidando la salud oral, pudiendo detectar cualquier patología en sus fases más tempranas, sino que también estaremos asegurándonos de que nuestra cavidad oral se higienice mediante las técnicas de limpieza dental profesional. Esta técnica, realizada por el higienista dental, nos asegurará que los acúmulos de sarro en las partes donde no podemos llegar con el cepillo también sean higienizadas por completo, pudiendo de esta manera prevenir patologías orales tan serias como es la periodontitis, una enfermedad irreversible que termina destruyendo el hueso que hace de sostén del diente, lo que, en el caso de que no sea tratada, acabará irremediablemente haciendo que perdamos las piezas dentales.

Ahora que sabemos la importancia que tienen este tipo de problemas, lo mejor que podemos hacer es, si hace ya más de seis meses desde nuestra última visita o creemos que tenemos un problema oral, por pequeño que nos pueda parecer, que acudamos a nuestro dentista de confianza. Una sonrisa salvada a tiempo ahorrará dinero, dolores y molestias.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La halitosis: La patología más vergonzante"

    Deja tu comentario