CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La hipersensibilidad dental: conócela en profundidad

La hipersensibilidad dental: conócela en profundidad

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 marzo 2016 en Odontologia

Seguramente más de una vez has tenido aquel dolor tan molesto: al consumir alimentos demasiado fríos o calientes, una especie de escalofrío te ha recorrido el cuerpo desde alguna parte de la cavidad bucal. Se trata de hipersensibilidad dental, aquella sensación de dolor intenso y de corta duración tan desagradable. Suele producirse por una exposición excesiva de la dentina o bien a una retracción de la encía. Muchos son los pacientes que han pasado por Clínicas Propdental para encontrar un remedio a esta situación tan molesta. Pero la hipersensibilidad dental va mucho más allá… puede calificarse de dolencia y tiene una historia detrás. Hay unas causas que la propician, unos factores que la agravan y unos síntomas característicos. ¿Quieres conocerla más en profundidad? Te damos algunas pistas para que puedas prevenirla, que es lo más importante.

Cuando padeces hipersensibilidad dental, normalmente sufres un dolor típico intenso, bien localizado en el diente y que dura el tiempo que se alarga el estímulo. No se mantiene, pero es tan fuerte que deja la zona con molestias secundarias. No obstante, el dolor puede ser crónico: aunque sean episodios intermitentes, pueden darse durante un largo período. Sabemos que, normalmente, estas molestias tan mosqueantes suelen ser provocadas por ácidos, dulces, alimentos o bebidas frías, un cepillado agresivo… Todo ello produce estímulos sensitivos que se traducen en esta sensibilidad que venimos describiendo. La aparición de esta dolencia es frecuente entre la población, pero sobre todo afecta a personas que padecen periodontitis. Sin embargo, la caries dental, los empastes defectuosos u otras alteraciones también pueden favorecer la aparición de la hipersensibilidad dental. Veamos cuáles son exactamente sus causas y de qué manera podemos actuar contra ella.

Causas de la hipersensibilidad dental

Las causas de la hipersensibilidad dental pueden ser varias, pero normalmente destacamos las siguientes:

  1. La periodontitis: recordemos que es esa enfermedad que afecta a los tejidos y huesos de soporte de los dientes y que favorece su caída prematura. La periodontitis es una de las causas principales de la hipersensibilidad dental, puesto que destruye el hueso y deja al descubierto partes que no deberían estarlo.
  2. Un cepillado dental demasiado agresivo: cabe hacer hincapié en que una buena técnica de cepillado no es agresiva. Los dientes deben limpiarse de forma suave y el paciente debe asegurarse de comprar el cepillo más adecuado a sus necesidades particulares; ya sea de firmeza suave, media o dura.
  3. Los ácidos en la dieta también favorecen este tipo de sensibilidad.
  4. Otros factores: caries dentales que no han sido correctamente tratadas, fracturas en los dientes no corregidas, empastes defectuosos que no se han sustituido, filtraciones del margen de empastes y afectación del nervio del diente.

Ante estas circunstancias, ¿qué debe hacer el paciente? Además de preguntar al dentista si necesita tratamiento, el paciente debe cuidar la higiene oral en casa: usar un cepillo de dientes adecuado, asegurarse de seguir una buena técnica, hacerlo durante dos minutos, al menos dos veces al día… Y también usar el hilo dental, el enjuague bucal si se lo ha recomendado el profesional y el limpiador lingual. Y no sólo eso, también reducir el consumo de ácidos. Hacerse con productos especializados es muy útil: hay muchos dentífricos, geles o colutorios para utilizar en casa que son muy recomendables para combatir la hipersensibilidad dental.

El tratamiento de la hipersensibilidad dental

Además de los cuidados en casa, esta dolencia tiene solución clínica. Cuando las medidas habituales no son efectivas, los dentistas en Clínicas Propdental llevan a cabo tratamientos profesionales, como la aplicación de productos especializados sobre la zona afectada o la realización de injertos de encía para cubrir la superficie que ha quedado al descubierto. Estos tratamientos profesionales deben ser aplicados si la higiene oral en casa no funciona aun y haber seguido las instrucciones del dentista.

Vemos, entonces, que la hipersensibilidad dental puede tratarse. No obstante, tiene una gran facilidad para volver a aparecer. Su tratamiento no suele ser suficiente para mantener los resultados a largo plazo: la clave es la prevención. Todas las medidas higiénicas a las que hemos hecho referencia deben seguirse al pie de la letra durante toda la vida. Sólo así podremos olvidarnos definitivamente de estos dolores intermitentes tan molestos y desagradables.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La hipersensibilidad dental: conócela en profundidad"

Deja tu comentario