La historia del cepillo de dientes
Inicio » La historia del cepillo de dientes

La historia del cepillo de dientes

Publicado por Dr. Dario Vieira Pereira el 14 octubre 2014 en Odontologia

Actualizado el 3 noviembre 2014

Todos nosotros lo utilizamos pero muy pocos sabemos cómo se originó el invento más importante para mantener una buena salud oral: el cepillo de dientes. Esta herramienta básica para limpiar nuestros dientes tiene una historia profunda, compleja e interesante. Y es que durante siglos, el cepillo de dientes ha sido inventado, mejorado y reinventado por civilizaciones antiguas, monjes chinos, presos, dentistas e importantes empresas de investigación en salud oral.

Los primeros cepillos dentales: inventos simples pero imaginativos

Aunque ahora no nos parezcan nada raros y los hayamos incorporado perfectamente a nuestras vidas, la invención de los primeros cepillos de dientes requería de una gran imaginación.

El cepillo de dientes se ha utilizado desde el año 3.500 a.C por las civilizaciones babilonias y egipcias quienes masticaban los extremos de pequeñas brancas hasta que la punta era suave como un cepillo. También se piensa que los chinos utilizaron cepillos dentales durante la Dianstia Tang, alrededor del año 600 d.C.

En estas primeras etapas los cepillos dentales se fabricaban de diferentes maneras, a cuál más imaginativa:

  • Ramitas de árboles
  • Plumas de aves
  • Huesos de animales
  • E incluso púas de puerco espín

Cepillos de dientes para todo
El primer cepillo de dientes fabricado en masa fue creado en Inglaterra, en 1780. William Addis fue el impulsor de la fabricación de un cepillo a gran escala. La idea le surgió estando en la cárcel, dónde utilizó un hueso y algunas cerdas de uno de los guardias para crear un cepillo de dientes. Tras su liberación, fundó ‘Wisdom Toothbrushes’, que se dedicó a producir su invento a cantidades industriales.

En el 1840, los cepillos de dientes ya se producían a gran escala en Inglaterra, Francia, Alemania y Japón. Sin embargo, no fue hasta después de la segunda guerra mundial que su uso diario se extendió en todo occidente.

Los cepillos dentales modernos
En nuestra era moderna, se ha producido una proliferación de los cepillos de dientes, que hoy en día se fabrican con diferentes tamaños, materiales diversos e incluso son electrónicos. También hay empresas que se dedican a fabricar cepillos de dientes con materiales biodegradables que no contaminan.

Johnson&Johnson introdujo en 1980 el cepillo de dientes con cabezal flexible, que tenía tres diferencias importantes respecto a los cepillos anteriores. Era más parecido a un instrumento dental profesional, tenía el cabezal angulado que permitía acceder a las zonas complicadas de los dientes; sus cerdas estaban más concentradas para conseguir una mejor limpieza; y la combinación de cerdas largas y cortas permitía cepillar mejor las zonas interdentales.

El cepillo de dientes eléctrico
El primer cepillo de dientes eléctrico fue inventado por el Dr. Philippe-Guy Woog en 1954. Conocido como Broxodent, se vendió en todo el mundo, llegando a distribuirse una cantidad de 15 millones de cepillos.

Cepillos de dientes masticables
Muchos viajeros los utilizan. Se trata de unos cepillos que no necesitan agua ni pasta de dientes y que suelen ser desechables. Cuando la persona lo mastica, este libera pasta dentífrica en las cerdas y ya está listo para empezar a cepillarse los dientes.

Cepillos para brackets
¿Cuál es el mejor cepillo a utilizar para personas que llevan brackets? Con la proliferación de los tratamientos ortodónticos, estas preguntas se han vuelto más comunes. Normalmente, se recomienda la utilización de un cepillo de dientes manual acompañado por la utilización de un cepillo interdental que ayude a limpiar las zonas entre dientes y entre aparatos y dientes.

¿Qué tipo de cepillo de dientes utilizas?
Con toda la oferta de cepillo de dientes que hay hoy en día, elegir el ideal para cada paciente no es tarea fácil. Algunas personas se sientes cómodas con el cepillo manual de toda la vida, otras optan por el cepillo eléctrico. Nuestros dentistas ponen más énfasis en la técnica utilizada que en el tipo de cepillo pero sí que es verdad que en algunos casos puede estar más indiado uno u otro.

Sea como sea, lo importante es que se utilice un cepillo de cerdas blandas que no dañen los dientes ni encías y que se emplee de manera suave. Si quieres más conejos, no dudes en consultarlo con tu dentista de Propdental la próxima vez que visites alguna de nuestras clínicas en Barcelona.

Sobre el autor:

Dr. Dario Vieira Pereira
Dr. Dario Vieira Pereira
Director médico de las Clínicas Propdental. Colegiado 4225.
Licenciado en Odontologia.
Master de Cirugía bucal e Implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona.
Diploma de estudios avanzados del Doctorado por Facultad de odontología, Universidad de Barcelona.
Artículos científicos publicados en revistas científicas de impacto.
Conferencista Nacional e Internacional.
Redactor de contenidos del Blog de Propdental

Comentarios

2 comentarios para "La historia del cepillo de dientes"

  • El 07.06.2016 , DARIO MURILLO CARDONA ha comentado:

    LOS PRIMEROS EN USAR EL CEPILLO DE DIENTES FUERON LOS VIKINGOS QUE CUANDO LLEGARON A LAS COSTAS DE INGLATERRA, YA LLEVABAN CONSIGO COMO PARTE DE SU INSTRUMENTAL DE GUERRA UN MADERO CON EL QUE LE INCRUSTABAN CERDAS A PARTIR DE LA CRIN DE CABALLO. ELLOS USARON COMO PRIMER ELEMENTO EL CARBONATO DE CALCIO QUE CONSEGUIAN DEL FONDO DE LOS LODAZALES Y ESCOMBRERAS DE LOS DESIERTOS DONDE PRODUCE ARCILLAS SUAVES Y MUY LIGERAS QUE QUE LUEGO MEZCLARON CON EL HIDROXIDO DE POTASIO HECHO A PARTIR DE CENIZAS DE MADERA DE LAS HOGUERAS.

    • El 08.06.2016 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      Gracias por tu aportación Dario.
      Un saludo cordial.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

934 914 914
Pide cita