CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La importancia de la visita al dentista

La importancia de la visita al dentista

Publicado por Dr. Dario Vieira el 20 Octubre 2015 en Odontologia

Existen un gran abanico que comprende las medidas de prevención frente a cualquier patología que pueda surgir en nuestra boca: Tanto las medidas higiénicas por parte del paciente, como la prevención de riesgos frente a eventuales traumatismos que puedan truncar nuestra sonrisa, pero existe una medida que no todo el mundo tiene en cuenta, y tiene una gran importancia: La visita al dentista.

La visita al dentista como medida de prevención

La importancia de que visitemos a nuestro odontólogo de confianza de forma periódica reside en el apartado de prevención. Gracias a la acción de nuestro dentista, podemos evitar las enfermedades en nuestra boca más habituales, tales como son la caries dental, la enfermedad más común, así como las enfermedades periodontales, un tipo de enfermedad que si no se trata a tiempo puede llegar a resultar en una patología más grave.

Por norma habitual, las personas creen que las visitas periódicas al dentista no son realmente necesarias, pero nada más lejos de la realidad. Mucha gente únicamente acude cuando ya presenta una sintomatología, como la infección o el dolor en los dientes.

Por desgracia, existen un gran número de enfermedades de la boca que en sus estadíos iniciales no presentan sintomatología relacionada con el dolor, ni tampoco son perceptibles a simple vista a ojos de un no – especialista.

Gracias a la visita al dentista podemos cerciorarnos de no sufrir ninguna enfermedad, y en el caos de que sí la estemos sufriendo, únicamente tendremos que iniciar el tratamiento con la mayor celeridad posible para que esta no pase a mayores.

Problemas propiciados por la desatención de la boca

Debemos tener muy en cuenta que cuando una enfermedad relacionada con la boca comienza a presentar sintomatología dolorosa, con toda probabilidad esta ya haya avanzado lo suficiente para que un tratamiento tenga que ser más complejo y costoso. Si por ejemplo vamos dejando pasar una caries dental, no podremos emplear el sencillo método de la obturación dental para frenarla, y si esta sigue su curso podríamos incluso terminar por perder la pieza dental.

La obturación dental es una intervención muy simple y que se realiza sin dolor, que apenas causa ninguna molestia al paciente y que a día de hoy es la solución que goza de mayor efectividad para terminar con la caries cuando todavía es pequeña de una forma rápida.

Otro de los motivos por los que podemos llegar a tener serios problemas en nuestra boca no es otro que la acumulación de la placa bacteriana. Una visita a nuestro dentista para que nos someta a una limpieza dental profesional eliminará los restos de placa que se acumulan en nuestra boca, y esta es sin duda una opción ideal, ya que tanto por motivos de estética dental, para tener nuestros dientes blancos y limpios, como por motivos de salud, para que evitemos que la placa bacteriana termine por convertirse en sarro (también conocido como tártaro dental).

El sarro puede crear enfermedades en nuestra boca de diversa índole, siendo las más conocidas la gingivitis, una enfermedad de las encías que puede terminar con retracción de las mismas, siendo necesaria una intervención quirúrgica para recuperar la estética dental. Otra patología que puede causarnos el sarro es la erosión del esmalte, entre otras muchas enfermedades orales.

Tanto la limpieza dental profesional, como el que nos dirijamos a nuestro dentista de confianza con el fin de recibir un saneamiento total de nuestra boca. La limpieza dental resulta la mejor forma de prevenir todas las infecciones tanto de dientes como de encías, y la realización de la misma de forma periódica resultará la mejor manera para eliminar tanto la placa bacteriana como el sarro supragingival para así prevenir la caries y la enfermedad periodontal. Esto, sumado a un cepillado de los dientes y al uso de la seda dental de forma diaria, puede ayudarnos a que no tengamos que visitar al dentista por una posible patología dental en muchos años, asegurándonos de que nuestra dentición natural perdure con el paso de los años.

Es por todo esto, por lo que una visita periódica de carácter trimestral a nuestro dentista puede hacer que evitemos gastar tiempo y dinero en una gran cantidad de patologías que, de no ser tratadas de la forma adecuada y a tiempo, termine por hacer que nuestro trámite en el dentista termine por convertirse en una serie de visitas indeseadas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La importancia de la visita al dentista"

    Deja tu comentario