CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La importancia de las encías

La importancia de las encías

Publicado por Dr. Dario Vieira el 27 marzo 2014 en Odontologia

Las encías también son un elemento esencial de nuestra sonrisa. La verdad, si los dientes fueran un lienzo, éstas serian el marco que las rodea, tan importante como el propio lienzo. Así, las encías contribuyen a definir una sonrisa sana y atractiva. Por mucho que restauremos nuestros dientes, si poseemos una encía enrojecida o inflamada la estética de nuestra boca se verá afectada por ello.

La importancia de las encías no es un factor que muchos pacientes tengan en cuenta pero, sin embargo, las enfermedades a las que puede derivar un mal estado gingival pueden ser de alta gravedad. Conocidas como enfermedades periodontales, la gingivitis y la periodontitis son capaces estropear la más bella de las sonrisas.

Cuidado y tratamiento de las encías

Tal y como se ha indicado, las enfermedades periodontales son patologías infecciosas que afectan a los tejidos blandos de la cavidad bucal, causadas por bacterias. Existen dos grandes grupos de enfermedades periodontales: la gingivitis y la periodontitis. En el primero de los casos, el único elemento afectado es la encía, que tiene como resultado un proceso inflamatorio reversible de la misma. El sangrado es su principal señal de alerta que, de no tratarse, puede derivar a la periodontitis.

El segundo de los casos, pues, es más severo que el anterior. Si la gingivitis se mantiene durante mucho tiempo (además de darse otros factores necesarios) se inicia la periodontitis, en la que se produce una destrucción más severa de la encía que repercute a otros tejidos del periodonto. El hueso alveolar, el cemento del diente y el ligamento periodontal se ven altamente afectados.

El objetivo de cualquier tratamiento para la enfermedad periodontal es frenar la progresión de la misma de la forma más rápida y efectiva posible. Así, se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • La eliminación de la placa bacteriana con una cuidadosa higiene en casa. Esta práctica debe consistir en el cepillado, el uso de hilo dental y otros tratamientos recomendados por el dentista en función del caso concreto. Los hábitos de limpieza deben ser combinados con visitas periódicas al dentista para realizar limpiezas dentales y así prevenir la enfermedad periodontal.
  • Cuando la enfermedad periodontal está más avanzada, a veces hay que optar por un pulido radicular o curetaje. El primero de ellos, también conocido como raspado, consiste en la eliminación de la placa bacteriana y del cálculo dental de las coronas de los dientes y las superficies de las raíces. El segundo de ellos consiste en la eliminación de tejido de la encía enferma. Los dos procedimientos, siempre combinados con una meticulosa higiene dental en casa, suelen ser suficientes para controlar la enfermedad periodontal. Aun así, todo dependerá de la gravedad del caso de cada paciente.
  • En fases aun más avanzadas de la enfermedad periodontal suele ser necesaria la cirugía. Cuando así se requiere, el dentista destapa quirúrgicamente secciones de encía para eliminar la placa y el cálculo dental y corregir los defectos óseos producidos. Posteriormente vuelve a colocar el tejido para permitir una limpieza bucal más eficaz. El procedimiento suele realizarse mediante anestesia local.
  • Si durante el procedimiento quirúrgico se detecta una pérdida ósea importante, a veces deberá realizarse un injerto óseo o una regeneración ósea guiada. Los procedimientos suelen realizarse a lo largo de varias visitas, aunque en algunos casos pueden acometerse simultáneamente con sedación consciente en la clínica y anestesia general.

Las enfermedades periodontales son la causa principal de la pérdida de dientes entre pacientes adultos. Cabe destacar que existen una serie de factores de riesgo para contraer las patologías, siendo muchos de ellos frecuentes entre la población:

  • Fumar: es el factor de riesgo más significativo relacionado con la enfermedad o destrucción de las encías. Además, el hábito de fumar puede disminuir el efecto de algunos tratamientos, hecho que impide obtener los resultados esperados.
  • Cambios hormonales en las mujeres: algunos períodos, tales como el embarazo, provocan cambios hormonales en las mujeres. Estas variaciones pueden hacer que las encías se vuelvan más sensibles, siendo más propensas a desarrollar la gingivitis.
  • Diabetes: diferentes estudios han demostrado que los pacientes diabéticos son más propensos a padecer enfermedades periodontales.
  • Otras enfermedades: los pacientes que padecen cáncer o SIDA también son más propensos a desarrollar enfermedades de las encías.
  • Medicamentos: existen ciertos medicamentos que pueden reducir el flujo salival de nuestra boca. La saliva protege la cavidad bucal de agentes externos y una insuficiente secreción de la misma nos hace más susceptibles a contraer infecciones como la enfermedad de las encías.
  • Genética: algunas personas, por causas genéticas, son más propensas que otras a sufrir casos graves de enfermedad periodontal.

Aunque la enfermedad periodontal puede ser tratada en un consultorio odontológico, la importancia de las encías merece un buen cuidado para mantenerlas sanas y saludables. Desde Clínicas Propdental recomendamos a nuestros pacientes que se cepillen los dientes al menos dos veces al día, que usen seda dental regularmente para remover la placa acumulada entre los dientes, que no fumen o abandonen el hábito y que hagan visitas regulares al dentista para controlar su estado de salud bucal y realizar limpiezas profesionales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La importancia de las encías"

Deja tu comentario