CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La importancia del estudio radiológico

La importancia del estudio radiológico

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 Marzo 2016 en Odontologia

La radiología es un medio auxiliar fundamental en la Cirugía Bucal, complementando el estudio clínico del paciente. Las radiografías confirman muchos de los datos observados en la historia clínica y revelan otros nuevos de una forma rápida y efectiva. La patología quística es normalmente diagnosticada como un hallazgo radiográfico al hacer una placa radiográfica de control o por otro motivo cualquiera.

La importancia del estudio radiológico

En nuestra especialidad, se pueden usar diferentes técnicas radiográficas que trataremos seguidamente en 3 apartados:

  • Radiografía panorámica
  • Radriografías intraorales
  • Radiografías extrabucales
  • Otras técnicas radiográficas

Radiografía panorámica

La ortopantomografía consigue una visión completa de los maxilares y de todos los dientes en una sola placa radiográfica. Es una técnica sencilla de realizar, con una reporducción nítica y rica en contraste, peor que da un detalle de las estructuras alveolodentarias deficiente.
Existen dos procedimientos para su realización, uno basado en principios tomográficos y otro apoyado en la colocación del tubo de radiación en situación intrabucal (sistema cinemático o estático).

Tipos de radiografías panorámicas

Sistema estático: Se fundamenta en los principios tomográficos o de radiografía seccional, y obtiene la imagen de un plano aislado sin superposiciones de los planos por delante o detrás del previamente escogido. Esto exige un movimiento sincronizado de la película y el tubo de rayos X.

Variando los centros de rotación, velocidad de la película o forma plana o curva de la misma, se han fabricado diferentes tipos de aparatos: Rotógrafo, Panorex, Ortopantomógrafo, etc…
El ortopantomógrafo se basa en la forma elíptico – parabólica de los arcos maxilares, con tres circunferencias con radios diferentes. Por ello, existen tres centros de rotación. El paciente debe estar en una posición exacta para evitar la distorsión y que el resultado sea simétrico; por ello, éste se coloca de pie o sentado con la cabeza fija frente al aparato con un sistema de fijación adecuado. El portachasis y el tubo de rayos X se encuentran en los extremos de un brazo que gira alrededor de la cabeza, y por diferentes mecanismos se producen los cambios del centro de rotación. El chasis es una sección de circunferencia que gira sobre su propio eje. El tubo lleva su diafragma primario de ranura vertical y el portachasis tiene el diafragma secundario de recepción del haz de rayos X.

Pueden realizarse la proyección normal de los maxilares u otras proyecciones, para el estudio de las articulaciones temporomandibulares, de los senos maxilares, etc.

Las casa comerciales mejoran día a día los equipos radiográficos, y en estos momentos es muy complicado valorar las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Indicaciones

Las indicaciones de la ortopantomografía, son las siguientes:

Exploración sistemática general. Esta placa radiográfica es la forma de obtener de forma rápida y eficaz una visión total y panorámica de todo el macizo maxilofacial, con ambos maxilares completos, articulaciones temporomandibulares, los senos maxilares y los dientes y áreas peridentarias.

Es la placa que debe realizarse en la primera visita actuando a modo de “ficha”, y en los controles rutinarios de nuestros pacientes. En una sola película podemos detectar la existencia de una caries, anomalías dentarias de posición y número, ectopias dentarias, alteraciones óseas, quísticas, tumorales, traumáticas, etc…

Cirugía bucal y maxilofacial

La ortopantomografía es de gran utilidad dentro de los siguientes capítulos: retenciones dentarias, patología infecciosa, patología tumoral, cirugía ortopédica de los maxilares, patología de los senos maxilares, patología de la articulación temporomandibular, etc. Al tratar cada uno de estos temas, se ampliarán los detalles de interés.

Estudio de las alteraciones estructurales maxilofaciales producidas por enfermedades sistémicas (endocrinas, metabólicas, patología tumoral generalizada, etc…) y óseas.
Exploración de los focos dentarios.
En Patología y Terapéutica Dental, Periodoncia, Ortodoncia, Prótesis y otras ramas de la Odontología tendrá sus indicaciones, pero éstas serán estudiadas en cada una de estas disciplinas. En la mayoría de estos casos el examen radiográfico intrabucal es insustituible para un correcto diagnóstico.

  • En implantología bucofacial
  • En Odontología médico – legal. Esta placa es un buen registro odontológico para identificación forense.

Finalmente, destacaremos de forma resumida las ventajas e inconvenientes de la radiografía panorámica.

Ventajas

  • Mayor amplitud de registros en una sola placa. Nos permite obtener información
  • general de la cavidad bucal y de ambos maxilares.
  • Elimina superposiciones.
  • Posibilidad de comparar entre el lado sano y el lado enfermo.
  • Menor tiempo de exposición
  • Baja dosis de radiación.
  • Comodidad para el paciente
  • Comodidad para el profesional
  • Estudio sencillo, económico, rápido, cómodo y efectivo.

Inconvenientes

  • Menor nitidez y pérdida de detalle (la zona incisiva se ve borrosa, no se aprecian adecuadamente las corticales óseas, etc).
  • No es suficiente para la exploración dentaria.
  • Deformación y magnificación de la imagen (25%) con conservación de la forma general.
  • Mala visualización de los senos paranasales y del tercio medio facial.
  • Enfoque invariable
  • Aparatología técnicamente complicada y de costo elevado, pese a que cada día gracias a los avances acontecidos éste es menor.

Radiografías interaorales

El dentista general dispone por norma general en su consulta de un equipo radiológico adecuado para realizar este tipo de técnicas, cuya utilidad preferente es para el diagnóstico dentario y peridentario, pero a menudo serán de gran ayuda para matizar u obtener detalles concretos de la exploración radiológica bucofacial más utilizada; la ortopantomografía.
La película radiográfica se coloca dentro de la cavidad bucal, y según el tamaño y colocación de ésta, se distinguen las técnicas periapicales, interproximales o aletas de mordida y las oclusales.

Técnicas periapicales

Con ellas podemos explorar toda la zona alveolodentaria, desde la corona dentaria al área periapical, visualizando el espacio periodontal y el hueso maxilar que rodea al diente.
La radiografía periapical, retrodentaria o retroalveolar puede realizarse mediante dos procedimientos:

  • Técnica de la bisectriz o con cilindro o con cono corto.
  • Técnica paralela o de cilindro o cono largo.

Estas técnicas son adecuadas y suficientes para el estudio dentario y peridentario exigido en la patología bucal que ocupa nuestra especialidad.

Placas de aleta de mordida

Su utilidad estará prácticamente limitada a estudios sistemáticos y de exploración de caries y de otras enfermedades dentarias, y también de la enfermedad periodontal.

Placas oclusales

Son el complemento ideal de las técnicas periapicales a fin de obtener datos radiológicos de un área maxilar más amplia, como por ejemplo en caso de :lesiones quísticas o tumorales, dientes incluidos, fracturas alveolodentarias o maxilares, cálculos en el conducto de Wharton, dientes supernumerarios como el mesiodens, etc.

La película se coloca y sujeta en el plano oclusal, y el haz de rayos se dirige desde arriba o desde abajo y con la inclinación adecuada según cual sea la zona a estudiar.

Radiografías extrabucales

Cuando el proceso morboso desborda los maxilares o nos interesa obtener datos radiográficos de áreas que se escapan a las técnicas ya descritas, indicaremos la realización de diferentes placas extraorales. Con ellas podremos visualizar, con mayor o menor dificultad, todas las estructuras óseas craneomaxilofaciales: senos maxilares, órbitas, ATM, tercio medio facial, etc…

Este tipo de placas por su dificultad de ejecución e interpretación son realizadas e informadas por el médico especialista en radiología.

Estas técnicas, además de recomendarse cuando el proceso desborda la región bucal o es inaccesible a las técnicas intrabucales o panorámica de los maxilares, se indican cuando el paciente tiene trismo o cualquier otro proceso que impide la manipulación oral o la introducción de una película en la boca, por ejemplo en pacientes con traumatismos bucofaciales importantes.

Enumeraremos las más importantes y de prescripción más frecuente, agrupándolas según el plano cefálico en el que se realizan

Frontrales

Pueden ser posteroanteriores o anteroposteriores según la colocación de la placa y la entrada del haz de rayos X. En ellas se ve todo el macizo craneofacial.
Las más importantes son:

  • Proyección de Towne (anteroposterior)
  • Occipito-fronto-placa (posteroanterior)
  • Occipito-mento-placa(posteroanterior)
  • Proyección de Waters, de senos maxilares o Nasomentoplaca (posteroanterior).

Oblicuo – frontales

  • Proyección oblicuo – frontal de mandíbula
  • Laterales
  • Proyección lateral pura
  • Proyección ínfero oblicua o mandibular latero – oblicua.
  • Proyección latero – postero – oblicua
  • Proyección latero – vertical.

Verticales

  • Proyección de Hirtz o vertex – mento – placa.

Otras técnicas radiográficas

En Cirugía Bucal no debemos utilizar técnicas radiológicas especiales a menos que se encuentren indicadas para estudios muy concretos o para visualizar estructuras craneomaxilofaciales determinadas. Destacaremos dentro de este grupo las siguientes:

  • Radiografía esteroscópica.
  • Telerradiografía.
  • Radiografías con contraste: Sialografía, artrografía, etc.
  • Tomografía convencional.
  • Tomografía computarizada.
  • Tomodesintometría.
  • Radiografía con isótopos.
  • Cinerradiografía.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La importancia del estudio radiológico"

    Deja tu comentario