La interpretación odontológica del dolor -
Inicio » La interpretación odontológica del dolor

La interpretación odontológica del dolor

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 4 abril 2014 en Artículos sobre Odontologia general

Actualizado el 27 noviembre 2018

Según la Real Academia Española, la definición general de la palabra dolor se corresponde con lo siguiente: sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo por causa interior o exterior. Sin embargo, en odontología tiene muchas más connotaciones, así como en la práctica médica en general.

Desde los inicios de la profesión odontológica, la mayoría de dentistas han mantenido como uno de sus objetivos el combate contra el dolor, queriendo reducir las molestias en sus pacientes y aportar una solución al problema. De hecho, el dolor suele ser el desencadenante de la mayoría de intervenciones orales, dejando a un lado la creciente demanda estética actual.

Las particularidades del dolor

Es uno de los síntomas más importantes que evidencian la existencia de un problema. De hecho, los pacientes podrían sufrir algún tipo de traumatismo en su cavidad oral y no darse cuenta por la falta de dolor. Cuando la molestia se hace evidente, se recomienda acudir al dentista para solicitar una revisión bucal. Al hacerse un diagnóstico y aplicar el tratamiento adecuado, el daño suele desaparecer. Sin embargo, en ocasiones puede prevalecer durante algunos meses, e incluso años. Por ello, es posible diferencia dos tipos de daño:

  • Dolor agudo: aparece generalmente de forma abrupta, derivado de traumatismos o intervenciones en la cavidad oral. La causa de las molestias agudas puede ser diagnosticada y tratada, siendo la molestia algo estancado en un lugar y tiempo determinados. En algunos casos (una minoría), puede convertirse en crónico.
  • Dolor crónico: este tipo de dolor se considera, generalmente, como el representante de una enfermedad concreta. Las molestias crónicas crónico persiste durante el tiempo, causando verdaderas molestias a los pacientes. De hecho, puede empeorar debido tanto a factores ambientales como a factores psicológicos.

Los dentistas siempre han estado preocupados por el dolor agudo, que normalmente solucionan con rapidez y efectividad. Sin embargo, controlarlo crónico es más complejo, es el que más manejo requiere por parte del odontólogo. Además, el dolor que experimenta un individuo suele ser el resultado de una interacción de múltiples variables, algo que dificulta el trabajo del odontólogo al identificar su causa principal cuándo ésta no es visible.

El problema es un problema grave para el paciente. Puede ser grave, muy intenso y causar muchas molestias, incluso sufrimiento. También puede hasta provocar incapacidad para realizar actividades del día a día, ya sean aquellas de placer como aquellas de trabajo. De este modo, el dolor, sobretodo en su condición crónica, puede llegar a disminuir la calidad de vida del paciente.

Desde Clínicas Propdental queremos recomendar a nuestros pacientes que, en caso de dolor, ya sea intermitente o contante, acudan a su dentista en Barcelona. La mejor forma de combatir el dolor es tratándolo desde el momento en el que aparece.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La interpretación odontológica del dolor"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Te llamamos
    Pide cita