CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La posición corporal compromete la oclusión dental

La posición corporal compromete la oclusión dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 marzo 2014 en Odontologia

La relación entre la posición corporal y la oclusión dentaria ha generado un amplio debate en el sí de la odontología. De hecho, la posición de la mandíbula en estado de reposo ha provocado un interés sobre el tema, teniendo en cuenta que se han observado problemas posturales en un 90% de casos sujetos a algún tipo de maloclusión. En la mayoría de los casos, los problemas en la posición corporal empiezan durante la infancia debido a la adopción de posturas incorrectas no corregidas. Estas alteraciones se convierten en hábitos, algo que provoca problemas a nivel cráneo-facial, problemas funcionales, estructurales, fonéticos y estéticos, entre otros.

El caso de la mordida cruzada

En primer lugar, es importante considerar que los músculos posturales mandibulares son parte de la cadena muscular que permite al niño permanecer de pie con la cabeza erguida. Al producirse cambios posturales, las contracciones musculares a nivel de sistema estomatognático cambian la posición mandibular, ya que la mandíbula busca y adopta nuevas posiciones ante la necesidad de realizar su función. De este modo, una actitud postural inadecuada se considera un factor etiológico de la maloclusión. El caso de la mordida cruzada es el más significativo.

La mordida cruzada se define como una alteración oclusal en el plano horizontal. De entre los diferentes tipos que existen, la mordida cruzada posterior unilateral es la más frecuente, cuando la mandíbula desborda al maxilar superior. Aunque las malas posturas pueden generar maloclusiones, la relación también puede establecerse al revés. Usando como ejemplo la mordida cruzada, podemos constatar que no sólo tiene efectos comprometedores en la boca y los tejidos adyacentes. De hecho, también afecta la postura corporal. En una mordida cruzada izquierda, lo primero que se puede encontrar es una desviación mandibular hacia la misma dirección. Por consiguiente, la tendencia del paciente será rotar la cabeza hacia este mismo lado, así como alterar otras partes del cuerpo siguiendo la cadena muscular. En el caso de los hombros, por ejemplo, el izquierdo estará más alto, mientras que el derecho desciende para mantener el equilibrio del cuerpo. El conjunto de cambios que se pueden producir provoca una torsión de la columna del paciente, que aunque inicialmente es funcional, puede perpetuarse hasta llegar a ser definitivo.

De este modo, es importante destacar que, si una mordida cruzada (o cualquier tipo de maloclusión) puede causar tal daño, el proceso también se puede dar de forma ascendente. La alteración a uno de los pies puede provocar el mismo tipo de alteraciones a lo largo del cuerpo. Los dentistas en Clínicas Propdental son conscientes de lo esencial que es corregir una maloculsión dentaria. A través de distintos tratamientos, conseguimos la oclusión ideal.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La posición corporal compromete la oclusión dental"

Deja tu comentario