CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La precisión de los cepillos dentales eléctricos

La precisión de los cepillos dentales eléctricos

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 Febrero 2016 en Odontologia

La mayoría de personas prefieren lo tradicional. A pesar de que los nuevos utensilios están diseñados para aumentar nuestra comodidad, a muchos no nos gustan los cambios; pero tenemos que dar el paso para beneficiarnos de las bondades que nos ofrecen las nuevas tecnologías y la innovación. Nos encontramos en una época de constantes cambios y ninguna disciplina escapa de las transformaciones. Tampoco la odontología, que cada vez está más repleta de nuevos tratamientos que satisfacen infinitas necesidades. La estética dental, los implantes dentales, el blanqueamiento, la ortodoncia estética… muchos campos han sido renovados. Pero la primera innovación de todas a menudo nos pasa desapercibida: los cepillos dentales eléctricos. Hoy en día, son la mejor opción para mantener una buena salud bucodental.

Los dentistas en Clínicas Propdental los recomiendan a todos sus pacientes. De hecho, la mayoría de cepillos dentales eléctricos eliminan más placa bacteriana que los manuales, y algunos también tienen funciones destacables y especiales que ayudan a proteger los dientes y las encías. Gracias a sus movimientos rotatorios, además, permiten un menor esfuerzo del paciente. Todo en uno: más comodidad, más efectividad, más precisión y más limpieza. Estos utensilios son muy recomendables, sobre todo, en casos de falta de movilidad o de ortodoncia, puesto que requieren movimientos sencillos y, gracias a su reducido cabezal, llegan a muchos rincones de la boca. Veamos qué tipos de cepillos dentales eléctricos hay en el mercado, cuáles son sus funciones y cómo se utilizan.

Tipos de cepillos dentales eléctricos

Principalmente, en el mercado podemos encontrar dos tipos de cepillos dentales eléctricos:

  1. Oscilante-rotacional: tiene un cabezal pequeño y redondo que se mueve con un movimiento oscilante. Con el movimiento de la mano de un lado a otro de la boca, facilita la eliminación de la placa bacteriana. Las dimensiones del cabezal lo convierten en un utensilio muy útil para limpiar aquellas zonas difíciles de la cavidad oral, a las que un cepillo manual no es capaz de llegar.
  2. Sónico: este tipo de cepillo se sirve de movimientos vibratorios de barrido lateral para eliminar la placa. A diferencia del anterior, su cabezal se parece al de un cepillo manual. El paciente deberá moverlo igual que el tradicional, pero dispone de la ventaja de la vibración.

Funciones de los cepillos dentales eléctricos

Además de lo que hemos comentado hasta ahora, los cepillos dentales eléctricos tienen funciones especiales que también ayudan al paciente a conseguir una mejor limpieza dental en casa:

  • Temporizador de cepillado: aunque debemos cepillarnos los dientes durante más o menos dos minutos, con los cepillos manuales parece imposible. La mayoría de pacientes se cansan antes de alcanzar el minuto. Por ello, los cepillos dentales eléctricos tienen temporizador, una función que cronometra los dos minutos exactos que recomendamos todos los dentistas.
  • Sensor de presión: esta función nos indica si estamos ejerciendo demasiada presión al cepillarnos. Gracias a los avisos, evita que nos dañemos las encías.
  • Modos de cepillado: nos permite seleccionar el modo de cepillado más adecuado a nuestras necesidades. Por ejemplo, si el paciente tiene sensibilidad dental, puede optar por un modo más suave. Para dar con el modo correcto, lo mejor es preguntárselo al dentista en Clínicas Propdental.

Consejos para usarlos

Como pasa con todo, puede que al principio al paciente le cueste acostumbrarse a los cepillos dentales eléctricos. Te damos algunos consejos para que te sea más fácil dejar de utilizar el cepillo manual de una vez por todas:

  • Cepíllate al menos durante dos minutos, dos veces al día y con una pasta de dientes con flúor.
  • Presta especial atención a las zonas posteriores de la cavidad bucal, en las que seguramente hay más placa bacteriana adherida.
  • Para evitar daños en las encías y desgastar en exceso los dientes, es importante realizar movimientos suaves, en sintonía con los del cepillo.
  • Al igual que los cepillos manuales, es recomendable renovar el cabezal una vez cada tres meses.
  • Una vez hayas pasado el cabezal durante 30 segundos en cada una de las cuatro secciones de la boca, cepíllate la lengua para refrescar el aliento. Así evitarás episodios de halitosis y eliminarás prácticamente del todo la placa bacteriana.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La precisión de los cepillos dentales eléctricos"

    Deja tu comentario