CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La prevención de la periodontitis en la infancia

La prevención de la periodontitis en la infancia

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 enero 2016 en Odontologia

Hemos visto en artículos anteriores que los trastornos gingivales son frecuentes en la infancia. La gingivitis producida por la acumulación de placa bacteriana, la periodontitis crónica, la periodontitis necrotizante… Las encías son igual de frágiles en pacientes pequeños, adolescentes o adultos y, como tales, tienen que cuidarse como es debido. La mejor forma de hacerlo es ayudándonos de los métodos de prevención que hay a nuestra disposición. Aunque en la actualidad los tratamiento de estas enfermedades son muy sofisticados, ¿qué mejor que evitarlos? Como versa ese refrán tan popular, “más vale prevenir que curar”. Los dentistas en Clínicas Propdental conocen todas las técnicas habidas y por haber que se adaptarán a las necesidades de cada paciente. Sin embargo, existen una serie de consejos que ya puedes aplicar desde casa. Te los facilitamos:

Prevención de la periodontitis: decálogo para unas encías sanas

Prevenir la periodontitis es fácil si se siguen los pasos correctos. En el caso de los niños y los adolescentes, para los padres es esencial:

  1. Aprender a examinar las encías de los hijos, para así saber detectar anomalías cuando las haya. Es importante saber que una encía sana se caracteriza por su color rosado y su falta de hinchazón. Si sangra con facilidad, es rojiza o está inflamada, lo mejor es acudir a la clínica dental lo antes posible.
  2. La salud del niño es la salud de todos: cuando vivimos con nuestros familiares, compartimos utensilios que pueden dar lugar a contagios involuntarios. Los padres han de tener en cuenta que la prevención de las enfermedades periodontales también es positiva para el propio estado de su tejido gingival, como también para la salud general.
  3. Para asegurar que tus hijos crezcan con unas encías sanas, no debes utilizar productos con lidocaína o benzocaína para aliviar el dolor de las primeras erupciones. Es aconsejable combatir las molestas con métodos tradicionales, como por ejemplo mordedores. Si tienes dudas al respecto, no te olvides de consultarlo con nuestros profesionales.
  4. ¿Cómo es una encía sana?: es rosa, firme, festoneada y adherida a los dientes. Como ya hemos mencionado, una encía que sangra, pierde consistencia y cambia de color está enferma. Cuando se detecta, es imprescindible comenzar el tratamiento adecuado de la mano de un dentista especializado.
  5. Aunque no lo parezca, el cepillado dental es el método de prevención esencial y el más eficaz. Para hacerlo más apetecible y convertirlo en un verdadero hábito, puedes hacerlo divertido y organizarlo como un juego.
  6. Recuerda que, como los adultos, los niños también deben cepillarse los dientes al menos dos veces al día. No obstante, es preferible que lo hagan después de cada comida y, sobre todo, antes de acostarse.
  7. Si lo prefieres, tienes a tu disposición reveladores de placa bacteriana que te permitirán evaluar cómo le estás cepillando los dientes a tu hijo o cómo lo está haciendo él mismo.
  8. Además de higiene oral, con su cepillado, el uso de enjuagues bucales con flúor y de hilo dental si es necesario, también es relevante evitar hábitos que puedan dañar las encías. Así pues, la prevención de la periodontitis no sólo pasa por unos buenos hábitos. Como padre o madre, no te olvides de observar a tu hijo en busca de hábitos que puedan tener repercusiones en su boca y en su encía. Ser respirador bucal, chuparse el dedo o morder objetos son un buen ejemplo, altamente frecuentes durante la infancia.
  9. Hemos dicho que la periodontitis puede contagiarse de un miembro de la familia a otro. Por ello, si crees que padeces esta enfermedad, lo mejor que puedes hacer es consultar a tu dentista y empezar cuanto antes el tratamiento. Al mismo tiempo, es recomendable que tu hijo entre en un programa preventivo, para así evitar contagios y consecuencias derivadas en su cavidad oral. Además, hay que tener cuidado a la hora de compartir vasos, cucharas y otros utensilios con él.
  10. El quid de la prevención de la periodontitis son las visitas periódicas al dentista. Aunque se sigan unos buenos hábitos de higiene oral en casa, el profesional o periodoncista te ayudará a mantener la salud de las encías de tus hijos, como también la de las tuyas propias.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La prevención de la periodontitis en la infancia"

    Deja tu comentario