CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La prevención puede prevenir la inflamación de las encías

La prevención puede prevenir la inflamación de las encías

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 Julio 2015 en Odontologia

A diferencia de lo que sucede con la caries dental, que suele dar signos de presencia con una molestia palpitante o un dolor repentino, la enfermedad periodontal no provocar ningún síntoma durante mucho tiempo. Prevenir activamente la inflamación de las encías a partir de la monitorización de su salud nos ayudará a evitar la enfermedad periodontal y sus dañinas consecuencias, entre ellas, la pérdida de los dientes.

Te ayudamos a prevenir la inflamación de las encías

Las encías son una parte importante de la estructura dental. Son las encargadas de soportar los dientes firmemente al hueso y proporcionar una capa protectora a los nervios y raíces de los dientes. El aumento de la movilidad dental suele estar provocado por una disfunción o daño de las encías, motivo por el que vale la pena cuidar de los tejidos periodontales del mismo modo que lo hacemos con los dientes.

Los chequeos regulares con el dentista permitirán estudiar el estado de las encías de manera periódica. Cualquier deterioración se valorará primero visualmente y, en caso que sea necesario, mediante radiografías. Además, nuestros dentistas también son capaces de medir las bolsas periodontales que rodean los dientes para ver si se han retraído, otro signo que demostraría que el daño se está iniciando.

Causas de los problemas gingivales

Aunque la enfermedad periodontal puede desarrollarse en casos tempranos a partir de los 10 años, suele ser una condición relacionada con la edad adulta. Muchas personas no experimentan una infección de las encías seria hasta pasados los 40 años de edad y el problema suele agravándose con la edad.

Otro factor que provoca la aparición de la enfermedad periodontal es el embarazo y demás etapas que provocan cambios hormonales en las mujeres. Lo mismo sucede con la diabetes y el consumo de ciertos medicamentos. Es por ese motivo que es muy importante informar a los dentistas sobre cualquier problema de salud que tengamos o sobre los medicamentos que estemos.

Por otro lado, es importante concienciar también a la población que también en este caso el tabaco es un enemigo de la salud, en este caso oral, ya que libera unas toxinas que pueden agravar la enfermedad de las encías. Dejar de fumar pues, no solo ayudará a frenar la progresión de la inflamación, sino que también favorecerá a la apariencia de los dientes, que se oscurecen y se vuelven amarillos en las personas que fuman.

Signos tempranos de la inflamación de las encías

Aunque tengamos los dientes sanos, esto no servirá de nada si el soporte de las encías no es el correcto. Por este motivo es importante cuidar de las encías y estar atentos a los signos de la infección, como son la retracción gingival, el dolor en las encías, la sensibilidad al frío o al calor, el enrojecimiento de las encías o su inflamación.

La gingivitis es la fase más leve de la infección de las encías y protagoniza un 70% de las dolencias. Suele mostrar su presencia con el sangrado de las encías al cepillarse los dientes o la presencia de un mal aliento permanente. Empieza por culpa de una mala higiene oral que falla al eliminar las bacterias de la línea de la encía hasta que estas irritan los tejidos. De no tratarse, la gingivitis puede evolucionar hacia periodontitis, una enfermedad periodontal más seria que en su punto culminante termina por provocar la pérdida de hueso que puede suponer la caída de los dientes.

Reduciendo la enfermedad periodontal

Cepillarse los dientes dos o tres veces al día durante dos minutos es fundamental para preservar la buena salud de los dientes. Pero existe otro hábito higiénico que tiene la misma importancia que el cepillado para los dientes pero en este caso para las encías: el hilo dental. Pasarse el hilo dental a diario (preferiblemente antes de ir a dormir) es fundamental para eliminar los restos de alimentos y bacterias que se quedan entre los dientes y en la línea de las encías.

A pesar de que pueda provocar un poco de sangrado los primeros días, las molestias y la sangre se verán reducidas con los días a medida que se cura la infección. Si no es así en tu caso, ponte en contacto con tu odontólogo de Propdental para que te ayude a discernir las causas que provocan esta situación en tu caso particular.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La prevención puede prevenir la inflamación de las encías"

    Deja tu comentario