CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La salud de las encías en la infancia

La salud de las encías en la infancia

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 diciembre 2015 en Odontologia

Cuando hablamos de odontología, lo primero que nos viene a la cabeza son los dientes. Aunque son el punto de mira del cuidado de nuestra boca, hay otros elementos que son igual de importantes y que, por lo tanto, también cuentan. Si las piezas dentales fueran un lienzo, las encías serían el marco que les rodea. Así pues, a pesar de que tus dientes sean atractivos y estén sanos, unas encías enrojecidas, inflamadas o sangrientas pueden comprometer la estética de la sonrisa. Ocurre lo mismo si la encía se retrae de unas preciosas restauraciones mostrando el triángulo negro en el que antes había encía. Vemos, pues, que mantener en buen estado el tejido gingival es fundamental, tanto a nivel estético como funcional, y debe cuidarse desde la infancia.

Aunque los problemas de las encías en los niños son generalmente poco graves, ha aumentado su frecuencia a lo largo de los últimos años. La mejor manera de evitar enfermedades más graves es actuando con previsión a través de las visitas dentales regulares. Sólo así podremos evitar que indicios de patologías se desarrollen y agraven las estructuras dentales en el futuro. Los dentistas en Clínicas Propdental informan debidamente a los padres sobre cómo higienizar los tejidos desde el nacimiento del bebé hasta que los niños ya son mayores. Durante los primeros años serán ellos quienes cuiden de las encías de su hijo pero, más adelante, lo hará él solo. En todo este tiempo, un cuidado periodontal integral e ininterrumpido es el secreto para prevenir el desarrollo de afectaciones periodontales en la edad adulta.

Prevención y educación en cuidado de encías

En la actualidad, los expertos consideran que las enfermedades periodontales que aparecen en la edad adulta comenzaron en la infancia y la adolescencia y nadie se dio cuenta. Tras años de estudio se ha concluido, pues, que hay una clara necesidad de instaurar medidas preventivas eficaces y mecanismos de detección y abordaje precoz de este tipo de problemas. Según nuestros profesionales, el foco de atención es la educación.

Desde que el niño es pequeño, es preciso insistirle en la importancia de la salud oral y, sobre todo, la salud de sus encías. Los padres y el odontopediatra tienen que explicarle al niño que el sangrado del tejido gingival no es normal y que, como tal, es un signo de alarma que informa de que algo anormal está sucediendo en los tejidos que soportan las piezas dentales.

Sabemos que la cavidad oral está cambiando constantemente durante la infancia, incluso en la adolescencia. Por esta razón, las visitas periódicas a la clínica dental son esenciales: el dentista vigilará el desarrollo de la encía con la finalidad de prevenir y tratar de forma precoz cualquier problema que pueda surgir en la boca.

Gingivitis, el problema más frecuente

Uno de los problemas orales más frecuentes hoy en día es la gingivitis. Aunque afecta a cada paciente en diferentes grados, es prácticamente universal. Sólo en los niños alcanza cifras del 70% en menores de 7 años, y en los adolescentes a partir de los 10 años un 90%. A pesar de ser tremendamente comunes, estos problemas en las encías no suelen generar situaciones severas, de manera que las periodontitis agresivas no son usuales en la infancia y la adolescencia. No obstante, esto no quiere decir que no se deban tratar. No hacerlo supondría correr el riesgo de padecer patologías graves en la edad adulta.

Cuidados antes de nacer

La transmisión de bacterias dañinas del cuerpo de la mujer al feto está científicamente demostrada. Por ello, no es suficiente en cuidar las encías del recién nacido, sino que la madre también debe cuidar de las suyas durante el embarazo. Cuanta más carga bacteriana tenga en su boca, más probabilidades existen que éstas afecten a su hijo. Y si, además, son bacterias que provocan gingivitis o caries dental, más números habrá de que el bebé desarrolle estas enfermedades. Para asegurarle una boca sana en un presente y un futuro, lo mejor es cuidar de la propia cavidad oral y controlar los cambios que se pueden producir en ella durante el embarazo. Tener un dentista cerca es, sin duda, el mejor método de prevención que tienes a tu alcance.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La salud de las encías en la infancia"

Deja tu comentario