CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La sensibilidad dental no me deja comer tranquilo

La sensibilidad dental no me deja comer tranquilo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 Octubre 2014 en Odontologia

La sensibilidad dental es una de las causas más comunes del dolor dental. Los dientes se pueden volver sensibles de golpe y convertirse en una dolencia crónica o ser una molestia intermitente. En cualquier caso, consumir bebidas y comidas frías o calientes, cepillarte los dientes o incluso el hecho de inhalar aire puede causar molestias.

Cuando esto sucede, en vez de modificar tus hábitos para evitar la sensibilidad, lo primero que debes hacer es visitar al dentista para que descubra qué está causando este problema. Sea lo que sea, los especialistas de Propdental te aconsejarán el tratamiento idóneo para reducir en dolor y retomar la normalidad.

¿Cuándo ocurre la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental ocurre cuando el esmalte dental está dañado o perdido, exponiendo la dentina. Esta es la cobertura que protege la capa dónde están los nervios del diente. La dentina está formada por una multitud de tubos que se dirigen al centro nervioso del diente. Por eso, al exponerse esta se producen impulsos de dolor o incomodad ante todo tipo de situaciones.

Si sospechas que puedes estar sufriendo sensibilidad dental, concierta una visita con tu dentista. Él determinará las causas de la sensibilidad y aplicará un tratamiento acorde con tus necesidades. En caso que ésta esté provocada por la caries dental o la enfermedad periodontal, al eliminar la infección se acabará la sensibilidad. Si por lo contrario, el diente ha estado expuesto a un mayor daño o erosión, puede que sea necesario realizar un tratamiento endodóntico para evitar un mal mayor.

Tratamientos para la sensibilidad dental

Procedimientos para sensibilidad dental en la clínica:

  • Aplicar un barniz de flúor para fortalecer el esmalte y la dentina.
  • Aplicar una concentración de gel para fortalecer los dientes.
  •  Utilizar la adhesión dental para sellar la superficie dental y eliminar los estímulos.

Tratar la sensibilidad dental en casa:

  • Cepíllate los dientes con un cepillo de cerdas suaves en movimientos circulares delicados.
  • Escoge una pasta dental no abrasiva.
  • Evita cepillarte más de tres veces al día o hacerlo de manera demasiado dura.
  • Si el daño ya está hecho, cómprate una pasta específicamente diseñada para la sensibilidad dental.
  • Pregunta a tu dentista cuál es la mejor pasta dental para fortalecer el esmalte y reforzar los dientes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La sensibilidad dental no me deja comer tranquilo"

    Deja tu comentario