La solución al bruxismo
Inicio » La solución al bruxismo

La solución al bruxismo

Publicado por Natalia Porto el 9 junio 2016 en Odontologia

Actualizado el 8 junio 2016

El bruxismo es una de las condiciones más frecuentes, que afectan a gran parte de los pacientes. ¿De qué se trata exactamente? Es un hábito parafuncional por el que rechinamos o apretamos los dientes con fuerza, generando un desgaste excesivo de los dientes y una sobrecarga de los músculos y el hueso mandibular. Aunque parece una tontería, no lo es en absoluto: hay muchos pacientes que ven cómo sus dientes se reducen de tamaño un 50%, provocando desproporción y una sonrisa antiestética. Pero no sólo es cuestión de aspecto… también de salud. El bruxismo puede provocar sensibilidad dental y dolores importantes en la mandíbula, el cuello y la cabeza en general. Y, cuando se sucede por la noche, puede molestar a las personas con las que convivimos, ya que emite un ligero ruido. ¿Cómo podemos acabar con el bruxismo? En primer lugar, con una visita al dentista y, en segundo lugar, adoptando una de las soluciones que te proponemos a continuación. O todas a la vez, para que el tratamiento sea aún más efectivo.

Síntomas que hacen necesaria una visita al dentista

A veces no nos damos ni cuenta de que rechinamos los dientes porque se sucede por la noche. No obstante, cuando lo hacemos de día, las mandíbulas se cargan y el desgaste es más evidente, porque nos damos cuenta del rechinamiento. ¿Qué síntomas hacen urgente una visita a la clínica dental? El desgaste del esmalte de los dientes, la hipersensibilidad dental, fracturas en la longitud de los dientes, tensión en los músculos de masticación de la cara, limitación de la apertura de la boca, sobrecarga de la articulación temporomandibular, dolor de oído, dolor de cuello y cabeza, aumento de la movilidad dentaria, problemas estéticos, ansiedad e insomnio. Y todo esto no sólo requiere una visita a la clínica dental, también a al médico de cabecera.

¿Cómo impedir las consecuencias del bruxismo?

    1. La férula de descarga: es un aparato de plástico que se ha convertido en la solución mayoritaria y más efectiva. Es duro, removible y se ajusta a los dientes del paciente. ¿Cuál es su principal misión? Proteger los dientes del contacto entre ellos, del rechinamiento. Está comprobado que la férula de descarga disminuye el bruxismo y las molestias que este hábito parafuncional provoca. El dentista se encarga del diseño del aparato, que será totalmente personalizado, y de darte las instrucciones necesarias para que sepas cómo y cuándo utilizarlo. Además de evitar el roce entre las piezas dentales, relaja la musculatura de la articulación temporomandibular.
    2. Relajación muscular: los ejercicios de fisioterapia son muy útiles para relajar la musculatura de masticación, sobrecargada por el bruxismo. Recuerda que esta no es una solución definitiva al bruxismo: seguirás rechinando los dientes, pero las molestias no serán tan graves. Verás como los dolores musculares se alivian.
    3. Tratamiento psicológico: probablemente la causa más recurrente del bruxismo es el estrés emocional y la ansiedad. Las medidas anteriores son muy útiles, pero cuando los problemas son psicológicos, también hace falta acudir a un terapeuta para solucionar posibles trastornos. Cambiar el estilo de vida, aprender técnicas de relajación, hacer yoga, deporte… todo esto ayuda a solventar el estrés y a llevar un ritmo de vida mucho más tranquilo.
    4. Medicamentos específicos: aunque es la opción menos deseada, sí que hay algunos fármacos que nos ayudan a controlar el bruxismo o a minimizar sus síntomas, como es el caso de los relajantes musculares, las benzodiacepinas y los analgésicos como el ibuprofeno. Recuerda que cualquiera de estos medicamentos tiene que estar prescrito por el médico de cabecera o el dentista.
    5. Otras soluciones: en los casos más severos puede ser necesaria una intervención quirúrgica o algún tipo de rehabilitación oral.

A menudo no se trata de escoger una de estas soluciones, sino de combinarlas para conseguir mejores resultados. La férula de descarga, la relajación muscular y el tratamiento psicológico son claves cuando están coordinados, ya que los efectos sobre el bruxismo son mucho más positivos. Si realmente quieres evitar sus consecuencias y encontrar la solución ideal, lo mejor que puedes hacer es recibir información de estos tres tipos de tratamiento. Si lo crees necesario, también puedes preguntar a los dentistas de Clínicas Propdental por la cirugía o los medicamentos.

Sobre el autor:

Natalia Porto

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La solución al bruxismo"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Centro de preferencias de privacidad

    Cookies imprescindibles

    Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

    gdpr

    Cookies de terceros

    Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

    _ga, _gid, _gat, fr, IDE

    934 914 914
    Pide cita