CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La sutura en el procedimiento por colgajo

La sutura en el procedimiento por colgajo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 14 Diciembre 2015 en Odontologia

En el momento en el que se emplea un procedimiento por colgajo, debemos asegurarnos de que, una vez que hemos terminado la cirugía, los colgajos estén ubicados en aquella posición que se busca, que quedan bien adaptados entre sí y a las superficies dentarias.

Sutura en el procedimiento por colgajo

A ser posible, el recubrimiento plano del hueso vestibular, interdental y lingual tendrá que lograrse con los colgajos de tejido blando. En el caso de que esto se pueda obtener, se producirá una curación por primera intención, con lo que la reabsorción ósea postoperatoria será mínima. Esto significa que, en cualquier procedimiento por colgajo, previo a la sutura, deberemos recortar los bordes del colgajo a fin de que se adapten propiamente al margen óseo vestibular y lingual, así como a las áreas interproximales. Se ha de eliminar el exceso de tejido blando. En el caso de que la cantidad de colgajo presente no fuera suficiente para cubrir el hueso interproximal, deberemos remodelar los colgajos por vestibular y lingual de los dientes, y en algunos casos, tendríamos incluso que desplazarlos coronariamente.

Después de realizar el recorte apropiado, se afirman los colgajos en su posición correcta gracias a las suturas. Los materiales que se usan con más frecuencia como suturas en la cirugía periodontal están confeccionados con seda y otros diversos materiales de origen sintético. Las dimensiones preferidas suelen ser 3 – 0 o 4 – 0. Este tipo de materiales no son reabsorbibles, y tienen que ser eliminados después de un periodo de tiempo determinado (de 7 a 14 días).

Como el tejido del colgajo según la preparación final es delgado, deberán de utilizarse agujas atraumáticas (sin ojo), curvas o rectas, de reducido diámetro. Estas agujas son presentadas redondeadas (no cortantes) o con diversos bordes cortantes.

Técnica de la sutura en el procedimiento por colgajo

las tres suturas que se emplean con una mayor frecuencia en el campo de la cirugía periodontal pro colgajo son la sutura interdental, las suturas suspensorias y las suturas contínuas.

Sutura interdental: La sutura indeterntal interrumpida nos provee una estrecha adaptación interdental entre los colgajos vestibular y lingual con igual tensión sobre ambas unidades. Esto significa que no se recomienda este tipo de sutura cuando se deben reubicar los colgajos vestibulares y linguales en diversos niveles. En el momento en el que se emplea esta técnica de sutura, la aguja para a través del colgajo vestibular desde la cara externa, por el área interdental y a través del colgajo lingual desde la cara interna o viceversa. En el momento que se anuda la sutura, debe ponerse especial énfasis en el cuidado a fin de evitar el desgarramiento de los tejidos de los colgajos.

Sutura suspensoria: Esta se emplea fundamentalmente cuando el procedimiento por colgajo tiene una extensión limitada, y sólo incluye los teidos vestibulares o linguales. También es la sutura de elección en el momento en el que se reubican aquellos colgajos vestibular y lingual en diferentes niveles. La aguja se pasa a través del colgajo vestibular en distal del diente, también de la cara externa. La sutura se vuelve al punto de partida, pasando alrededor de la cara lingual nuevamente y allí se anuda. En el caso de que se hubiera elevado también un colgajo lingual, a éste se le asegurará en la posición deseada, por medio de la misma técnica:

Sutura continua: Esta sutura, por lo común, es utilizada cuando se tiene que reubicar apicalmente colgajos que incluyen varios dientes. Cuando se eleva un colgajo a cada lado de los dientes, debe asegurarse uno por vez en la posición apropiada. Comienza el procedimiento de sutura en mesial/distal del colgajo vestibular, pasando la aguja por el colgajo y sobre el área interdental; se ubica la sutura por lingual del primer diente, y se va hacia el lado vestibular sobre el espacio interdental siguiente. Se repite el procedimiento diente por diente, hasta que se llega hasta distal/mesial del colgajo. Después, se pasa la aguja por el colgajo lingual, con la sutura ubicada del lado vestibular de cada diente, y sobre cada espacio interproximal.

Cuando se completa la sutura del colgajo lingual, la aguja ya ha llegado al primer espacio interdental, es ahí donde se ajustan los colgajos en la posición que se desea y se anuda la sutura a fin de asegurarlos ahí, por lo que sólo se necesita un único nudo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La sutura en el procedimiento por colgajo"

    Deja tu comentario