CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La verdad sobre la sedación en odontología

La verdad sobre la sedación en odontología

Publicado por Anabel Propdental el 29 Octubre 2014 en Odontologia

Todos hemos sufrido en algún momento un dolor dental en nuestra boca que nos indica que tenemos que visitar al dentista, algo que para muchas personas es un auténtico suplicio. Hay muchos pacientes que tienen miedo al dentista por culpa de una dolorosa experiencia previa o simplemente sufren una ansiedad irracional. El miedo no es un buen acompañante a la visita dental, por eso buscamos soluciones para eliminarlo antes de realizar el tratamiento. La sedación es una de las más recurrentes.

Existen varios métodos de sedación en odontología

El proceso de sedación dental consiste en el hecho de dar una medicación al paciente que le sirve para estar completamente relajado y no notar ningún dolor durante el procedimiento dental. También se utilizan en pacientes sin miedo dental que se someten a largos tratamientos como la endodoncia o los implantes dentales.

Razones para someterse a sedación

  • Se debe realizar un tratamiento invasivo que suele comportar dolor.
  • El paciente sufre un miedo considerable al tratamiento dental.
  • El paciente no quiere ser consciente de lo que sucede durante la visita.
  • El paciente quiere solucionar su problema lo más rápido posible.

Tipos de sedación dental

  • Sedación intravenosa. Hace que el paciente quede medio dormido.
  • Sedación consciente. Relaja al paciente y le quita la preocupación pero le permite seguir
    haciendo caso a las órdenes del dentista.
  • Sedación oral con pastilla. El paciente no recordará nada del tratamiento dental.
  • Anestesia general. El paciente se duerme por completo. Es el método más invasivo, por lo que se reserva en casos para los que es realmente necesario.

Los beneficios de la sedación dental

  • La mayoría de métodos de sedación implican riesgos mínimos.
  • Permiten reducir el dolor de manera muy importante, llegando a no sentir nada.
  • Si la anestesia local no es suficientemente fuerte para aliviar el dolor del paciente durante el procedimiento, estas opciones pueden mejorar sus efectos.
  • La sedación consciente y la sedación intravenosa pueden combinarse, cuando uno de ellos no basta.
  • Si el paciente sufre problemas de salud mental, fobias o una ansiedad extrema, la sedación dental le ayudará a relajarse y a no sentir dolor durante el procedimiento.

Todos nuestros dentistas se encargan de que puedas someterte a tratamiento de la manera más indolora y cómoda posible. Si te preocupa el dolor o sufres miedo dental, no dudes en hablar con ellos acerca de tus dudas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La verdad sobre la sedación en odontología"

    Deja tu comentario