La verdad sobre las muelas del juicio
Inicio » La verdad sobre las muelas del juicio

La verdad sobre las muelas del juicio

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 marzo 2015 en Odontologia

Las muelas del juicio, conocidos científicamente como terceros molares, son los dientes situados en la parte posterior de la dentadura. Aunque no todos los tenemos, por motivos diversos.

La verdad sobre las muelas del juicio

En la mayoría de personas, las muelas del juicio erupcionan entre los 17 y los 25 años de edad sin provocar ningún tipo de problema. En otras personas, los terceros molares quedan impactados, lo que significa que su erupción no de desarrolla completamente y quedan atrapados en la mandíbula. Esta situación, pero, no siempre provoca dolencias ya que en muchos casos no causa ningún tipo de síntoma o de dolor y se puede vivir con el diente impactado toda la vida.

Ahora bien, hay casos en los que las muelas impactadas sí que provocan situaciones desagradables. El enrojecimiento y la hinchazón de la zona suelen ser los principales signos que provocan, aunque el dolor de cabeza o un sabor extraño en la boca son otras posibles consecuencias.

Las muelas del juicio son un vestigio de nuestros antepasados que comían una dieta mucho más primitiva que necesitaba una mayor cantidad de dientes. Hoy en día, los humanos tenemos la mandíbula más pequeña, lo que provoca que muchos de nosotros no podamos acumular todos los dientes en nuestra boca. Esto provoca que cuando los terceros molares intentan erupcionar, éstos pueden empujar los otros dientes comportando maloclusión y necesidad de ortodoncia. Además, las muelas del juicio erupcionadas parcialmente pueden ser un caldo de cultivo ideal para las bacterias, la acumulación de placa bacteriana y la aparición de la enfermedad periodontal.

Aunque las muelas del juicio impactadas no causen síntomas, algunos dentistas recomiendan eliminarlas quirúrgicamente para prevenir la posibilidad de problemas futuros. Afortunadamente, la extracción de dientes impactados es un procedimiento simple que se puede llevar a cabo bajo anestesia local. Como sucede con cualquier cirugía, la extracción de las muelas puede provocar sangrado residual, hinchazón y un mínimo dolor durante varios días y limitar tus actividades diarias, aunque la mayoría de personas se recuperan rápida y fácilmente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La verdad sobre las muelas del juicio"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

_ga, _gid, _gat, fr, IDE

932 656 722
Pide cita