CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Las aftas orales

Las aftas orales

Publicado por Laura Manonelles el 29 Abril 2015 en Odontologia

Las aftas orales o bucales también conocidas como úlceras aftosas, llagas o estomatitis aftosas, son lesiones en la mucosa de la cavidad oral.
Estas lesiones, las aftas, no son de carácter cancerígeno, es decir, son benignas y no acostumbran a causar mayores problemas que su incomodidad. Sin embargo, existen una serie de enfermedades más graves en la cavidad oral que pueden manifestarse con lesiones ulcerosas semejantes a las aftas, lo que puede generar confusión en el diagnóstico inicial.

Las aftas orales

Podemos definir más ampliamente el afta bucal como una úlcera o lesión superficial, de tamaño normalmente pequeño y redondeado, de color blanquecino o amarillento y con un borde eritematoso bien delimitado, que se localiza normalmente en la mucosa de la cavidad oral. Su origen se desconoce y suele preceder o acontecer en el curso de otras enfermedades. Acostumbra a ser recurrente en el tiempo.
Las aftas no son contagiosas.
Causas de la aparición de las aftas
Como hemos dicho anteriormente, desconocemos el hecho o agente que provoca este tipo de lesión aunque si podemos observar su presencia en ciertos casos, tales como:
– En un sistema inmunitario debilitado
– Casos de estrés psicológico
– En traumas locales, mordidas, etc.
– Presencia del Helicobacter pylori
– En personas que duermen poco
– Con un déficit de vitaminas y minerales, tales como la vitamina B12, vitamina C, hierro, zinc y ácido fólico
– Con alteraciones de carácter hormonal
– Con un consumo abusivo de bebidas ácidas y/o de tabaco
– En la administración de ciertos fármacos
Diagnóstico y clases de aftas
Las úlceras aftosas se presentan a modo de lesión aislada o de varias lesiones en la mucosa oral. Estas lesiones están cubiertas por una capa blanquecina/amarilla sobre una zona delimitada de color rojo.
En su diagnóstico se puede llegar a confundir la afta bucal con el herpes simple (originado por el virus herpes hominis), aunque entre ambos no existe ningún tipo de relación. El herpes simple se manifiesta por la exposición de ampollas o vesículas pequeñas y normalmente afecta a la parte externa del labio, mientras que la afta se manifiesta en la parte interior de la cavidad oral.
Por sus manifestaciones clínicas, podemos diferenciar tres tipos de lesiones o aftas. Estas son:
– Aftas menores o leves. Suelen curar en una semana y no dejan cicatriz.
– Aftas mayores o graves. Estas tienen un tamaño mayor a 1 cm. Tardarán en cicatrizar unas seis semanas y pueden dejar cicatrizaces en la mucosa debido a su profundidad.
– Aftas o ulceraciones herpetiformes recidivantes. Hablamos de este caso cuando observamos varias aftas o ulceraciones juntas formando una lesión grave y profunda.
Tratamiento
No existe en la actualidad un fármaco o medicamento que pueda curar rápidamente las llagas o aftas. Los fármacos actuales simplemente nos ayudarán a controlar la molestia ocasionada por el afta y a acelerar el proceso de cicatrización de la misma.
Ante la aparición de un afta o lesión oral de grandes dimensiones se deberá acudir a la consulta dental para su diagnóstico y control. Asimismo, deberemos acudir a nuestro dentista si el afta se manifiesta:
– Con fiebre
– Si es recurrente antes de la cicatrización de aftas o lesiones anteriores
– Si existen síntomas y signos de un proceso infeccioso en el área de la lesión aftosa
– Si existen síntomas sistémicos que nos hagan pensar que existe otra poatología o enfermedad asociada
– Si la cicatrización tarda más de tres semanas en proceder

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las aftas orales"

    Deja tu comentario