Inicio > Blog > Las claves de la halitosis

Las claves de la halitosis

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 4 septiembre 2017 en Artículos sobre Odontologia general

La halitosis es una complicación bucodental mucho más común de lo que parece. En algunos casos sucede de forma puntual, pero en otros puede alterar el bienestar del paciente y quienes le rodean. Pero, ¿En qué consiste exactamente la halitosis?

Más conocida como mal aliento, la halitosis consiste en un conjunto de malos olores que proceden del interior de la cavidad oral. La halitosis puede ser de dos tipos:

  • Oral. Se trata del mal aliento que procede del interior de la boca. Normalmente se debe a la acumulación de placa bacteriana en la lengua o por complicaciones como la caries. También por hábitos perjudiciales como el tabaquismo.
  • Extraoral. El mal aliento no se origina en la cavidad oral. Sólo el 10% de los casos de halitosis son de este tipo y se deben en general a problemas digestivos.

Pero, ¿Es normal tener mal aliento? La halitosis está condicionada por varios factores. La alimentación es uno de los más destacados, por la descomposición de los alimentos. De hecho, ingerir alimentos como la cebolla o el ajo aumenta las posibilidades de desarrollo de la halitosis.

Un momento en el que muchos pacientes suelen tener mal aliento es por las mañanas, al despertar. Esto se debe en general a la menor producción de saliva durante la noche, que facilita la acumulación de placa bacteriana. También algunos hábitos perjudiciales como el tabaquismo provocan un aliento muy desagradable. Otro factor importante a tener en cuenta es la higiene bucodental. Una limpieza oral insuficiente favorece la acumulación de placa bacteriana en la cavidad oral.

Claves para evitar la halitosis

En muchos casos resulta difícil de diagnosticar, pero existen diversas pautas para evitar el molesto mal aliento:

  • Mantener el aliento fresco. Para conseguirlo se recomienda masticar chicles sin azúcar y usar el enjuague bucal después del cepillado. La salivación es un elemento clave para evitar la halitosis.
  • Limpiar la lengua. Cepillarse los dientes es muy importante, pero ¿Qué pasa con la lengua? Muchos pacientes olvidan esta parte de la cavidad oral. La lengua almacena centenares de bacterias que favorecen la halitosis
  • Alimentación adecuada. Hay diversos alimentos que influyen en el mal aliento. Para prevenir la halitosis se aconseja limitar el consumo de estos alimentos y en su lugar consumir alimentos más saludables, como las frutas y las verduras. También es muy importante mantenerse hidratado para favorecer una buena salivación.
  • Eliminar hábitos perjudiciales. Es recomendable eliminar el tabaquismo y el consumo de alcohol para tener un aliento más agradable.
  • Buena rutina de limpieza. Mantener unos buenos hábitos de higiene oral será determinante para evitar el mal aliento. El cepillado dental y las técnicas de higiene interproximal te ayudarán a mantener el aliento fresco y la sonrisa más sana.

Halitosis: nos enfrentamos al tabú más temido

Contrariamente a lo que muchos quieren negar, sabemos que la principal causa de la halitosis es una deficiente higiene bucodental. De hecho, se ha comprobado que en 90% de los casos su origen tiene que buscarse en la propia cavidad bucal, y no en el estómago. Más de la mitad de pacientes afectados presentan alguna que otra afectación en las encías, por lo que las enfermedades periodontales están directamente ligadas al mal aliento. Según informa la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), el 60% de casos registrados se asocian con la gingivitis o la periodontitis. Entonces, no sólo debemos tratar la halitosis, también esta patología tan común en nuestros días.

Hay muchas personas que padecen este trastorno y no son conscientes de ello. Sin embargo, hay otras que viven totalmente cegadas por la mínima posibilidad de desprender hedor a través del aliento. Pero, ¿por qué este olor tan desagradable? ¿Qué lo causa? Pues bien, todo es cuestión de bacterias. La halitosis es más fuerte cuando nos levantamos –por eso es frecuente padecer lo que llamamos “aliento mañanero”–, puesto que las bacterias han tenido toda la noche para reproducirse libremente dentro de la boca, tanto en la lengua como en los tejidos duros y blandos. Sabemos que el flujo salival disminuye durante la noche, por lo que no es un agente efectivo para eliminar dichas bacterias, que se transforman en compuestos malolientes y gases perceptibles para nosotros mismos (o no) y los demás. Esta situación también puede ocurrir tras varias horas de ayuno, en situaciones de mucho estrés o tras hablar durante largo tiempo.

La prevención de la halitosis

La mejor forma de combatir la halitosis es la prevención y, para ello, el papel del odontólogo es crucial, como también de los periodoncistas y de los higienistas. Las visitas periódicas a la clínica nos ayudarán a evaluar la prevalencia de enfermedades periodontales u otros problemas que puedan derivar al mal aliento. También las limpiezas dentales profesioanles al menos una vez al año, que ayudan a eliminar completamente las bacterias. Ya hemos dicho que este problema suele ser producto de una deficiente higiene dental. Entonces, lo que tenemos que hacer para prevenirlo es muy fácil: cepillarnos los dientes dos veces al día, usar el hilo dental diariamente, limpiarnos la lengua y utilizar enjuague si nos lo ha recetado el doctor. Interiorizar estos hábitos desde edades tempranas nos ayudará a prevenir el mal aliento durante toda nuestra vida.

Soluciones probadas contra la halitosis

Pero, desgraciadamente, a veces ya es demasiado tarde para la prevención. Hasta nuestros días, se han descubierto tratamientos de eficacia probada contra la halitosis. En función del tipo de problema que presente el paciente, se recurrirá a una solución u otra:

  • Halitosis genuina fisiológica: la mejor opción es la limpieza y el pulido dental profesional, reforzado sobre todo por una buena higiene de la boca en el domicilio. También es importarte acercar nuevas instrucciones al paciente y corregir aquellas técnicas que esté siguiendo y que nos correctas.
  • Halitosis genuina patológica oral: además de seguir todo lo anterior, se deben tratar todos aquellos problemas que puedan estar afectando la boca, como patologías periodontales, caries, prótesis mal ajustadas, obturaciones… Los dentistas en Propdental actúan sobre cada problema y eliminan completamente el tan fastidioso mal aliento.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las claves de la halitosis"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita