PIDE CITA GRATIS AQUÍ
PRIMERA VISITA GRATIS 932 656 722 Barcelona - 914 467 354 Madrid

Cómo mantener las encías sanas

Cuida tus encías

Unas encías sanas es capital para una correcta salud buco-dental y para preservar nuestra sonrisa. Un 80% de las personas mayores de 35 años sufre algún tipo de problema o patología en sus encías.

Aunque pasan desapercibidas, las encías también son importantes. La boca no sólo está compuesta de dientes que tenemos que alinear, corregir e incluso modificar.

En muchos casos sólo nos preocupamos por nuestras encías cuando sangran durante el cepillado, se inflaman y enrojecen… Estos son los principales síntomas de la enfermedad periodontal, que en algunos casos puede estar avanzada. Por ello es fundamental cuidar las encías a diario para prevenir estas complicaciones y tener una sonrisa más sana.

Nuestra salud bucodental pasa por un buen mantenimiento, control y tratamiento de tus encías, susceptible a padecer patologías. La gingivitis y la periodontitis son las enfermedades más temidas en este sentido puesto que, si no se tratan, pueden provocar la caída de los dientes.

Mantener unos correctos hábitos de higiene que permitan eliminar la placa bacteriana son calves para evitar la gingivitis y periodontitis.

En este articulo y en tu visita a Clínicas Propdental, te explicamos cómo debes cuidar tus encías para evitar estas enfermedades.

La salud de las encías

Muchas personas piensan que la salud buco-dental incluye solamente a los dientes y ello es un error. Pues la salud de las encíases igual o más importante que nuestra salud de nuestros dientes y todo ello está interrelacionado.

La salud de nuestras encías será clave para preservar nuestros dientes y evitar patologías periodontales que a su vez, pueden provocar un agravio de otras enfermedades sistémicas.

¿Puedo mantener una encía sana toda la vida?

Por supuesto; con una higiene dental adecuada. La mejor forma de prevenir las enfermedades periodontales es cepillándose los dientes al menos dos veces al día, usando el hilo o seda dental, el limpiador lingual y el irrigador bucal.

Pero hay más: es fundamental acudir a tu dentista de confianza de Clínicas Propdental al menos una vez cada seis meses y recibir limpiezas dentales cada año. Nos puedes encontrar en Badalona, Barcelona y Madrid Centro.

¿Cómo sabemos si nuestra encía está sana?

Es importante revisarnos periódicamente al realizar nuestra higiene buco-dental en casa, después de cada comida.

Con ello podremos advertir precozmente si presentamos alguna anomalía o patología dental u oral y con ello, acudir a la consulta dental. Tengamos en cuenta que la prevención siempre será el mejor de los tratamientos.

Dicho esto, podemos afirmar que una encía sana es aquella que presenta un color rosado o sonrosado y tiene un aspecto semejante a la piel de una naranja.

Asimismo, una encía en salud se mostrará:

  • Sin presencia de sangrado. La aparición de sangrado gingival es un indicativo de que algo no va bien, es decir, que la encía está enferma. El sangrado nos indicará un proceso inflamatorio que podrá resultar de una gingivitis o de una periodontitis. Cuidado si eres fumador, el tabaco puede ocultar una patología de tus encías ya este que provoca vasoconstricción y la ausencia de sangrado aún pudiendo presentar una gingivitis o una periodontitis.
  • La encía cubre el tercio radicular del diente, es decir, su raíz. Dicho de otro modo, la encía está en su posición correcta, no retraída. Una encía retraída provocará que los dientes se vean más largos y presenten hipersensbilidad.
  • Sin hipersensbilidad. Cuando hay una hipersensibilidad es muy posible que haya una retracción gingival provocada por una patología gingival. Esta hiperersensbilidad al beber o comer alimentos fríos sobretodo, deriva de la exposición radicular del diente.
  • Sin mal olor. Una sensación de mal sabor y/u olor de boca o halitosis son características de que nuestras encías no están sanas. Las bacterias que provocarán el mal olor y sabor causarán asimismo las patologías de nuestras encías.

Dientes fuertes. Cuando nuestras encías están sanas los dientes no se mueven. Si presentamos movilidad dental es posible que presentemos periodontitis y ante ello, se deberá acudir inmediatamente a la consulta dental.

Encías, ¿sanas o enfermas?

Unas encías sanas deben huir de una apariencia rojiza e inflamada, así como no deben presentar dolor al contacto o sangrar cuando nos cepillamos los dientes.

Una gran cantidad de personas padece estas patologías en sus encías y ni siquiera se da cuenta.

¿Cómo podemos saber si las encías están sanas o enfermas? Los dentistas de Clínicas Propdental te dan algunas pistas para que puedas detectar indicios problemáticos y acudas tan rápido como te sea posible al centro dental más cercano.

Pedir cita una vez hayas reconocido las señales que te damos a continuación es esencial.

Señales de unas encías sanas

Su color es de un rosa claro. Cuando la encía se encuentra en un estado de salud óptimo, los espacios entre los dientes no crecen progresivamente, los dientes no se hacen más largos y, lo más importante, no hay dolor, ni intermitente ni continuo. Además, no sangra con el cepillado

  • Color sonrosado, ni muy rojizo ni extremadamente pálido.
  • No hay sangrado, ni espontáneo ni durante el cepillado dental.
  • Los dientes no se mueven y están perfectamente sujetos en su sitio.
  • No hay halitosis ni ningún trastorno a este nivel, que pueda afectar el aliento o bien la boca en general, como sería el caso de la sequedad.
  • Ausencia de supuración.
  • Las encías están firmes, pero son elásticas a la vez.
  • Tienen una superficie más bien granulada, lo que se conoce coloquialmente como piel de naranja.

Señales de unas encías enfermas

Aunque muchas personas así lo crean, lo normal es que la encía nunca sangre al utilizar el cepillo dental: cuando esto ocurre, es preciso pedir una cita con el odontólogo y revisar la boca.

Cuando padecemos gingivitis o periodontitis el tejido gingival está inflamado, rojizo, y las encías suelen sangrar con el cepillado, sea suave o agresivo

  • Las encías se vuelven de un color rojizo o amoratado no muy agradable.
  • Las encías sangran de forma espontánea y también durante el cepillado dental.
  • En vez de tener una superficie de piel de naranja, son lisas y brillantes.
  • Las encías se ven hinchadas y edematosas.
  • Cuando el tejido gingival está enfermo, es posible que el paciente padezca halitosis o sequedad en la boca. El mal aliento tiene tratamiento por sí solo, pero cuando está relacionado con la enfermedad periodontal, necesita de una solución más compleja.
  • Sientes movilidad en tus dientes sin que te haya dado ningún golpe.

Si notas algún síntoma de la enfermedad periodontal (dolor, inflamación, sangrado…) no dudes en acudir a una de nuestra clínica dental en Barcelona, Badalona o Madrid Centro. Los profesionales de PropDental realizarán un estudio personalizado para adaptar el tratamiento a las necesidades de tus encías. Unas encías sanas también son garantía de una sonrisa más bonita y radiante.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad de mis encías?

Hay ciertas cosas que todos debemos hacer para mantener unas encías sanas, y asimismo, unos dientes sanos. A continuación te detallamos las más importantes.

Cuida tus encías

Unos correctos hábitos de higiene buco-dental

Una correcta higiene oral y dental es clave para prevenir patologías de las encías, dentales, orales,… e incluso, de nuestra salud general.

Se trata de eliminar la placa bacteriana que se pueda acumular en dientes, encías, lengua,… ¿Cómo? Mediante un correcto cepillado dental después de cada comida.

Asimismo, será muy importante limpiar los espacios entre los dientes o interdentales mediante el uso del hilo o la seda dental, cepillos interproximales o un irrigador bucal.

Asimismo, se podrá tras el cepillado y la limpieza de los espacios interproximales, utilizar un enjuague adecuado.

Especial cuidado en su higiene deberán realizar personas que llevan prótesis fijas o re-movibles, personas con prótesis implanto-soportadas, si llevas ortodoncia,…

En estos casos es posible una mayor retención de placa bacteriana y se deberán extremar la higiene.

Gana en salud, cepilla correctamente tus dientes, encías y lengua.

Opta por la prevención

Todos, absolutamente todos, aunque tengamos los más excelentes hábitos de higiene buco-dental, debemos realizar revisiones periódicas en la consulta dental.

Estas visitas deberían ser semestrales, pero si ello no te es posible, al menos una vez al año.

Asimismo, una vez al año deberemos realizar una higiene dental o tratrectomía ya que la placa bacteriana calcificada o sarro que no hemos conseguido eliminar mediante el cepillado, se deberá eliminar en la consulta dental.

Sino eliminamos el sarro, este podrá comportar u originar que nuestras encías enfermen y en un estado de enfermedad más avanzado, que nuestros dientes se muevan e incluso perder estos.

Una buena alimentación

Una dieta rica en vitaminas ayudará a mantener unas encías sanas y asimismo, unos dientes más fuertes.

Se ha observado que ciertos alimentos ricos en vitamina C y K ayudan a la prevención de la gingivitis, por tanto, pueden serte un gran aliado en tu salud oral.

La vitamina B2 ayuda a prevenir procesos inflamatorios.

Asimismo, alimentos ricos en calcio ayudarán a nuestros dientes, encías y huesos.

Por lo tanto, cuida tu alimentación y siempre tras cada comida, cepilla correctamente tus dientes y encías.

Evita el tabaco y el alcohol

Ambos pueden comportar patologías más allá de tus encías.

Es importante para tu salud oral y general que abandones estos hábitos si los tienes.

Desde clínicas Propdental nos preocupamos por tu salud bucodental y quedamos a tu disposición en nuestras clínicas dentales de Madrid, Barcelona y Badalona.

Desde Clínicas Propdental queremos potenciar la importancia de tener unas encías sanas, un elemento de nuestra cavidad bucal tan fundamental como lo son los dientes.

Evitar los problemas periodontales es determinante para mantener una boca saludable.

El buen cuidado de las encías implica concertar visitas regulares con tu dentista. Las limpiezas dentales o mantenimientos periodontales son necesarias por lo menos dos veces al año, para eliminar la placa dental y el sarro acumulado.

Sobre el autor:

Dr Daniel Jimenez
Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio.
Tiene el Diploma in Clinical Periodontology otorgado por la Universidad de Gotemburgo.
Máster de Periodoncia e Implantes por la Universidad Internacional de Cataluña.
Máster oficial en Investigación clínica y de materiales en Odontología, Universidad Internacional de Cataluña.
Profesor colaborador del máster de Periodoncia e Implantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *