CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Las encías de la mujer

Las encías de la mujer

Publicado por Dr. Dario Vieira el 13 octubre 2013 en Odontologia

Las etapas de la pubertad, el embarazo y la menopausia requieren cuidados orales especiales para contrarrestar una mayor predisposición a tener problemas en las encías y a sufrir enfermedades periodontales.

Los cambios hormonales en las personas pueden tener siempre una afectación directa con su salud y por eso se deben extremar todas las precauciones cuando estamos pasando por un periodo que comporta un cambio severo en nuestro sistema hormonal. Precisamente eso es lo que le pasa a las mujeres en tres fases de su vida: la pubertad, el embarazo y la menopausia provocan unos cambios hormonales que se notan en todo el cuerpo y también afectan a la boca.

Las encías de la mujer: pubertad, embarazo y menopausia

Dichas modificaciones aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades periodontales, ya que la encía es un tejido muy sensible a estos cambios. Por este motivo desde Clínicas Propdental recomendamos estar muy encima de nuestra salud bucodental es estos períodos, ya que lo que empieza como una simple gingivitis puede complicarse con el tiempo y conllevar daños irreversibles que se podrían haber evitado con un buen cuidado y las visitas al dentista correspondientes.

Como ya sabéis, las enfermedades periodontales son todas aquellas que afectan a los tejidos, blandos y duros, que soportan el diente. En un primer momento aparece como gingivitis, una inflamación de la encía que puede revertirse con un tratamiento indicado. Se calcula que una de cada dos mujeres que no se somete a un tratamiento para solucionar la gingivitis, hará evolucionar este primer estadio hace una periodontitis. En este grado, la afectación ya no es solo de la encía, también del hueso, y provoca algunos daños irreversibles llegando incluso a la pérdida de las piezas dentales.

Para que esto no suceda deberemos, primero de todo, mantener unos buenos hábitos higiénicos: cepillarnos los dientes 3 veces al día y pasar el hilo dental una vez. Además, será imprescindible acudir a las revisiones periódicas con el dentista al menos una vez al año y anticipar este chequeo si detectamos alguno de los síntomas relacionados con las enfermedades periodontales (enrojecimiento y sangrado de las encías, movilidad dental, sensibilidad al frío y calor o retracción de las encías). Estos cuidados son especialmente importantes en las etapas que hemos comentado, como vemos ahora:

  • La pubertad: el inicio de la menstruación provoca un aumento de las hormonas femeninas en esta etapa que incrementa la circulación sanguínea en las encías. Este mayor flujo hace que las mujeres presenten más tendencia al sangrado gingival, sobre todo si sus dientes tienen una acumulación significativa de placa bacteriana. Normalmente, en las personas sanas este cambio hormonal no es motivo suficiente para iniciar una enfermedad periodontal, pero sí que puede agravar las afectaciones de las mujeres que padecen gingivitis. Esta predisposición a problemas con el periodonto tiende a disminuir con la madurez siempre y cuando realicemos los cuidados indicados.
  • El embarazo: Las fluctuaciones hormonales en esta etapa son muy grandes, incrementando mucho el riesgo de inflamación de las encías. Además, los cambios en la saliva incrementan el riesgo de erosión de las piezas y, por tanto, de sufrir caries dental. Más de la mitad de las embarazadas sufren algún tipo de enfermedad periodontal, por lo que se debe estar muy encima del cuidado bucodental en esta etapa, especialmente las mujeres que ya han sufrido este tipo de problemas. Se considera que el momento ideal para acudir a la revisión dental es durante el segundo trimestre del embarazo. En este momento nuestro dentista les da a las embarazadas los consejos concretos para su caso en particular. Esta mayor predisposición a sufrir problemas gingivales continua en la etapa inmediatamente posterior al embarazo, por lo que no se deben bajar los brazos en este sentido una vez se ha dado a luz.
  • Anticonceptivos: los anticonceptivos orales pueden provocar una imitación de estos trastornos en quién los toma. El motivo es que se basan en el uso de hormonas gestacionales que induce una situación hormonal que simula el estado de embarazo. Esto es lo que provoca una mayor predisposición a la inflamación de los tejidos y, en consecuencia, a padecer una enfermedad periodontal.
  • La Menopausia: en esta etapa se produce una mayor afectación de xerostomía, o síndrome de la boca seca. Esto puede venir acompañado de cambios en el gusto y en el aliento o provocar dolor facial o dental. También es habitual encontrarse casos de osteoporosis en esta etapa. Las mujeres que se tratan con suplementos de estrógenos no aumentarán aún más el riesgo a enfermedades de la encía aunque sí que pueden suponer una mayor hinchazón o sangrado de las encías de la misma.

Siempre decimos que la prevención es el mejor remedio para luchar contra las enfermedades bucodentales y estas etapas no son ninguna excepción. Si seguimos los consejos de nuestros dentistas reduciremos las posibilidades de sufrir cualquier problema hasta que las hormonas se vuelvan a estabilizar. Si tenéis cualquier duda o notáis que sufrís algunos síntomas de los que hemos explicado, no dudéis en acercaros a Clínicas Propdental en Barcelona, nuestros especialistas les atenderán personalmente para disipar cualquier problema en su fase inicial.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las encías de la mujer"

Los comentarios están cerrados