CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Limpiar zonas difíciles con enjuague e hilo dental

Limpiar zonas difíciles con enjuague e hilo dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 2 Agosto 2016 en Odontologia

Mantener una buena higiene bucodental diaria es esencial para prevenir todo tipo de complicaciones en nuestra boca, además de lucir una sonrisa bonita. Aunque la base de la limpieza bucal es el cepillado, podemos acompañarlo de enjuagues e hilo dental para alcanzar las zonas más difíciles y eliminar mucha más placa bacteriana.

El primer paso para limpiar la boca en profunidad es cepillarse los dientes a diario. Así, es importante elegir una pasta de dientes adecuada y un cepillo de cerdas suaves, así como cepillarse después de cada comida. Lo más recomendado es que el cepillado tenga una duración mínima de dos minutos y no hay que olvidar la lengua, donde se acumulan muchas bacterias.

Pero solamente el cepillado no es suficiente para eliminar toda la placa acumulada en la boca. Por ello se puede acompañar con el enjuague bucal, el hilo dental e incluso un irrigador bucal. Además también es recomendable someterse de vez en cuando a una limpieza profesional para que el odontólogo elimine acumulaciones de placa que pueden originar sarro o caries.

¿Dónde llegan el hilo y el enjuague bucal?

El hilo dental ayuda a eliminar la placa acumulada entre los dientes. Para ello la mejor forma de usarlo es mirarse al espejo y pasarlo entre los dientes haciendo forma de C. en caso de sangrar es recomendable acudir al odontólogo, porque puede ser señal de alguna infección o inflamación.

Pero el hilo dental tampoco llega a determinadas zonas, al igual que el cepillo. Los odontólogos recomiendan el uso del enjuague bucal después de cada cepillado para que la limpieza sea más profunda. Así, el enjuague permite llegar a zonas donde no puede llegar el hilo dental; se trata de zonas en la línea de las encías, entre dientes montados o apiñados o en la parte inferior de la boca, alrededor de los molares. Los enjuagues bucales están hechos de productos que eliminan esta placa bacteriana y ayudan a su prevención, de modo que ayudan a prevenir el desarrolllo de enfermedades en las encías. Además ayudan a refrescar el aliento, evitando también problemas de halitosis.

Hay diferentes tipos de enjuagues bucales. Algunos son de uso diario y otros son para tratar algunas enfermedades bucodentales. Al igual que sucede con las pastas dentales, es importante elegir un enjuague bucal adaptado a la situación de nuestra boca para que la limpieza sea efectiva. En caso de tener alguna enfermedad es recomendable no pasar el hilo de manera agresiva, ya que puede provocar un dolor agudio y un sangrado leve en las encías.

El enjuague y el hilo dental son los mejores aliados del cepillado para mantener una buena salud bucodental diaria. Además de prevenir enfermedades mantienen el aliento fresco, de modo que lucirás una sonrisa radiante.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Limpiar zonas difíciles con enjuague e hilo dental"

    Deja tu comentario