CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los efectos duraderos de la infancia

Los efectos duraderos de la infancia

Publicado por Imma Roca el 4 agosto 2014 en Odontologia

Descuidar el cuidado oral durante la infancia tiene sus consecuencias. Puedes sentirlas a corto plazo en forma de dolor dental, o aún peor, sentirlas al cabo de 30 años cuando ya hay poco que hacer para solucionar el problema.

Muchas personas que hoy son adultas están sufriendo el descuido de la salud oral que sus padres tuvieron con ellos cuando eran pequeños. Unas décadas más tarde, se han visto obligadas a vivir con prótesis dentales y, además, en muchos casos sufren miedo al dentista por las malas experiencias que han tenido que vivir de mayores.

No cuidar los dientes durante la infancia tiene consecuencias durante toda la vida

La educación oral y las visitas a la clínica dental desde la infancia son cruciales para desarrollar una salud oral que dure toda la vida. Esta responsabilidad recae en los padres, que deben ser conscientes del flaco favor que le hacen a su hijo si no le llevan al dentista o le permiten saltarse las revisiones anuales. Un estudio realizado en Nueva Zelanda demostró que los hijos cuyas madres tenían una mala salud oral, tenían muchas más posibilidades de sufrir más caries dental, enfermedad periodontal y pérdida de dientes cuando sean adultos.

Introducir a los niños al ambiente de la clínica dental desde pequeños es importante para evitar la fobia al dentista. Por eso, es vital transmitirles la visita a la clínica con un enfoque refrescante que les ayude a entender lo que se van a encontrar.

El miedo en la infancia: de padres a hijos

Aunque no hay ningún estudio que demuestre que existe una relación entre la fobia dental de los padres y la de sus hijos, nuestra experiencia nos ha enseñado que no son pocos los casos en que la ansiedad de los padres perjudica a sus hijos.

Sabemos que para los padres que tienen miedo al dentista puede ser duro tener que llevar a sus hijos desde bien pequeños a la clínica dental, pero deben saber que lo hacen por su bien. No porqué ellos sufran fobia dental deben dejar de llevar a sus hijos a las visitas con el dentista, ya que es la única manera para poder conseguir una buena salud oral que les acompañará a lo largo de su vida.

Es más, como más veces lleven a sus hijos al dentista para realizarse los chequeos periódicos, menos sufrirán sus pequeños, ya que mantendrán una buena salud oral y evitarán la necesidad de someterse a tratamientos más invasivos.

Así que ya sabes, si quieres que tus hijos tengan una sonrisa sana, bonita y sean más felices, llévalos a la clínica dental al menos una vez al año.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los efectos duraderos de la infancia"

    Deja tu comentario