CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los injertos alogénicos

Los injertos alogénicos

Publicado por Dr. Dario Vieira el 19 Octubre 2015 en Odontologia

Los injertos alogénicos son aquellos que, si bien no están realizados con tejido que proviene del mismo paciente, como los autólogos, sí provienen de un individuo de la misma especie.

Existen diversas categorías de injertos alogénicos:

  • Hueso liofilizado
  • Hueso liofilizado y descalcificado
  • Hueso ilíaco congelado
  • Injertos alogénicos no óseos

Hueso liofilizado

Este tipo de hueso se extrae de cadáveres siguiendo el protocolo establecido en el año 1984 por U.S. Navy Tissue Bank. El hueso es congelado una vez que se elimina el agua por sublimación al vacío. Este tipo de injerto tiene propiedades osteoconductivas.

Hueso liofilizado y congelado
Melloning y colaboradores en el año 1976 demostraron que el hueso desmineralizado en ácido clorhídrico y luego liofilizado, era poseedor de un potencial osteogénico importante, que confirmaba la teoría de Urist de 1965, que decía que una proteína específica del hueso , la BPM (la Bone Morphogenic Protein) era la responsable de la osteoinducción. La descalcificación elimina el calcuo que al parecer es el inhibidor de la BMP. Las partículas del hueso deben de tener un tamaño uniforme, y comprendido entre los 200 y los 800 micrones, que son las de mayor poder inductivo.

Hueso ilíaco congelado

Se trata de hueso ilíaco medular y cortical que se extrae de pacientes inmediatamente después de la muerte cerebral. Se conservan en un medio de cultivo de glicerol al 15% como crioprotector y posteriormente se congela, consiguiendo de esta manera una reducción del riesgo antigénico.

Los pacientes son seleccionados según el sistema HLA /Human Linphocite Anti -gens) siguiendo el mismo protocolo que también se emplea para los trasplantes de órganos. Sin embargo, esta técnica ya ha sido abandonada casi por completo. Esta técnica posee un alto poder de inducción ósea.

Injertos alogénicos no óseos
Se emplearon algunos materiales biológicos humanos como son la esclera del ojo, la duramadre, la dentina y el esmalte. Algunos con resultados no demasiado afortunados. En este apartado también podríamos incluir al EMDOGAIN, que se trata de un compuesto de proteínas derivadas de la matriz del esmalte pero no de origen humano, sino porcino, y que ha dado buenos resultados en la regeneración del aparato de inserción del órgano dental.

La composición de este material es una proteína hidrofóbica liofilizada y congelada de la matriz del esmalte porcina que se compone de un 90%Amelogenina y un 10% de Ameloblastina – Amelina.

Comercialmente se presenta en un frasco de tapa verde el cual viene con la pastilla de 30 miligramos de ENDOGAIN y un frasco de tapa blanca en la cual viene el vehículo, que es una solución acuosa estéril de alginato de propilenglicol (ampolla de 1 milimitro).

E.D.T.A.: Ampolla con ácido etilendiaminotetracético al 24% en gel de ph neutro. Este material nació d ela búsqueda de Heijil y colaboradores en encontrar una verdadera regeneración del periodonto y que se caracteriza por la presencia de cemento aceuluar de fibras extrínsecas que se encuentran unidas a la dentina, y que siguen hasta ligamento periodontal y hueso regenerado.

Los resultados no son tan excepcionales, ni tan distintos si se les compara con las técnicas de regeneración clásicas, en cambio hay que tener algunos cuidados especiales, como pueden ser proteger este tipo de injertos con una membrana, ya que pueden llegar a colapsarse. El cierre de la herida tiene que ser hermética, ya que esto es vital para obtener buenos resultados.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los injertos alogénicos"

    Deja tu comentario