CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los mitos sobre los blanqueamientos dentales caseros

Los mitos sobre los blanqueamientos dentales caseros

Publicado por Dr. Dario Vieira el 29 Enero 2016 en Odontologia

Realizarse un blanqueamiento dental desde tu propia casa es una alternativa que los pacientes llevan buscando tiempo. Ellos son conscientes de que quieren una mejora en su estética dental, y necesitan una opción sencilla, económica y que a su vez sea efectiva. Debemos conocer una serie de mitos acerca de los blanqueamientos dentales caseros, ya que no sólo son soluciones poco eficaces, sino que también puede que en ciertos casos terminemos ocasionando consecuencias negativas como veremos a continuación.

Los mitos acerca del blanqueamiento dental casero

Tenemos que comenzar hablando acerca de uno de los blanqueamientos caseros que más se recomiendan por internet. Este es el uso de la mezcla de bicarbonato y limón. Podremos encontrar algunas personas que afirmen que les sirvió de mucho, otras diciendo que no les ha servido para nada… Lo que tenemos que saber y no siempre vemos es que esta es una mezcla realmente peligrosa para nuestros dientes. A decir verdad, este método es completamente agresivo, y es capaz de provocar tanto la abrasión del esmalte como ocasionar sensibilidad dental.

También podemos encontrar frecuentemente consejos relacionados con el uso de las fresas o la piel de plátano por internet. Existe quien dice que para conseguir un blanqueamiento dental casero tenemos que hacernos valer de este tipo de ingredientes, cuando, naturalmente, su efecto es totalmente nulo. Lo que sí que podemos decir es que en este caso no tendremos que preocuparnos, ya que a diferencia del bicarbonato y el limón, este método no causa ningún daño a nuestros dientes, más allá de la pérdida de tiempo que esta ocasiona.

Para terminar, hablaremos acerca del listado de prácticas dudosas que sigue la gente con el agua oxigenada diluida. Puede ser que la gente piense que, debido a las propiedades que el agua oxigenada tiene de por sí, deba blanquear los dientes, cosa lógica si nos paramos a pensarlo. A decir verdad, y para el gozo en un pozo de algunas personas que lo lean, para conseguir estos resultados deseados sería necesario que activemos el agua oxigenada mediante una forma química o a través de un haz de luz. Naturalmente, además, también estaremos corriendo un terrible riesgo de desarrollar problemas en nuestras encías por usar una concentración de agua oxigenada no supervisada por alguien cualificado.

En el caso de querer un tratamiento de blanqueamiento dental, lo más lógico, seguro y saludable, a la par que efectivo, siempre será acudir a los especialistas de Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los mitos sobre los blanqueamientos dentales caseros"

    Deja tu comentario