CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los piercings orales, la moda más perjudicial

Los piercings orales, la moda más perjudicial

Publicado por Dr. Dario Vieira el 26 Febrero 2016 en Odontologia

Los piercings orales son una moda muy antigua que ha sido parte de muchas culturas a lo largo de la historia. Han sido sobre todo los jóvenes quienes se han lanzado a llevarlos, e incluso en determinadas edades se han considerado un verdadero símbolo de alto estatus. Y no sólo son ornamentos que complementan los rasgos del rostro, sino también una seña de identidad. Pero los piercings orales pueden ser muy perjudiciales para los dientes, las encías y las demás estructuras de la cavidad bucal. Multitud de federaciones, como la Academia Dental Americana (ADA), se han posicionado en contra de esta práctica, concretamente a aquellos insertados en la boca, la lengua y los labios. Los dentistas de Clínicas Propdental advierten de las alteraciones que pueden causar estas pequeñas joyas.

Alteraciones causadas por los piercings orales

  1. Recesión gingival: en función de la localización de los piercings orales pueden producirse diferentes tipos de recesión gingival. Cuando están situados en la lengua, la provocan en la cara lingual de los incisivos antero posteriores y cuando están en el labio inferior, en la cara vestibular de los incisivos inferiores. Según apuntan los estudios científicos sobre la temática, cualquier tipo de recesión gingival suele producirse entre los 6 meses y los 2 años desde la colocación del piercing.
  2. Infecciones: si no se siguen las medidas higiénicas adecuadas, tanto en la colocación como una vez insertados, los piercings orales pueden crear infecciones en la boca que, además, pueden trasladarse a otros órganos.
  3. Traumatismos: los piercings orales tienen un elevado riesgo de engancharse y ser arrancados, sobre todo los labiales o linguales.
  4. Cicatrices queloides: Si en algún momento el paciente decide retirarlos, posiblemente dejen cicatrices. Aunque no necesariamente provocan problemas, sí que son realmente antiestéticas y no se pueden camuflar o eliminar quirúrgicamente.
  5. Salivación en exceso: según estudios recientes, el 60% de los pacientes portadores de piercings orales padecen hipersalivación. La presencia de cuerpos extraños en la boca, además, puede resultar molesta para determinadas acciones, como comer, hablar, beber agua…
  6. Fisuras y fracturas dentales: los pacientes que tienen piercings orales suelen ser propensos a fracturarse los dientes. Los chasquidos que se hacen con la lengua y con el labio, de forma involuntaria las más de las veces, perjudican gravemente el esmalte. Este hecho puede provocar, además, sensibilidad dental. La verdad, está descrito que alrededor del 80% de personas sufren pérdida de estructura dentaria.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los piercings orales, la moda más perjudicial"

    Deja tu comentario