CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los retenedores dentales

Los retenedores dentales

Publicado por Dr. Dario Vieira el 20 Enero 2015 en Odontologia

Seguro que alguna vez has visto a un niño en una cafetería, quitarse un pequeño aparato de la boca y guardarlo en una cajita antes de comer. Puede que te hayas preguntado de qué se trataba. Posiblemente fuera un retenedor dental.

¿Qué son los retenedores dentales?

Los retenedores dentales son piezas de plástico y metal fabricadas de manera personalizada que se fijan perfectamente a los dientes y a la boca. La mayoría de niños y adultos que se someten a un tratamiento ortodóntico deben llevarlos durante un tiempo una vez han finalizado la ortodoncia. También hay casos es que se utilizan para cerrar agujeros entre diente, ayudar a solventar problemas de habla o para solucionar alguna patología médica.

¿Por qué necesito llevar retenedores dentales?
Puede que necesites llevar un retenedor dental por varios motivos. El motivo más común es para ayudar a fijar tus dientes en su nueva posición después de haber recibido tratamiento ortodóntico. Es vital utilizar los retenedores dentales después de cualquier ortodoncia, ya que los dientes tienen tendencia a moverse.

Por este motivo, después de un tratamiento ortodóntico, tu ortodoncista te recomendará llevar un retenedor dental durante un tiempo determinado. Puede que necesites llevarlo durante 3 meses y a partir de entonces solo por la noche. Puede que te recomienden llevarlo cada noche para siempre. O puede que, simplemente, te aconsejen un retenedor fijo que se coloca en el interior de los dientes y que no se remueve a no ser que estropee.

Pero como hemos dicho, los retenedores dentales también pueden utilizarse para cerrar espacios dentales en niños o como aparato ortodóntico para mover uno o dos dientes. Incluso se pueden utilizar para solventar algunos problemas médicos como la interposición lingual, una patología en que se coloca la lengua entre los dientes al hablar y que se soluciona mediante un retenedor que tiene dos barras que no dejan avanzar a la lengua.

Otra situación en la que se pueden emplear los retenedores es cuando hay problemas temporomandibulares. Esto suele ser el resultado de un problema de maloclusión (los dientes no encajan) o bruxismo (apretamiento dental, normalmente nocturno). En estos casos, los retenedores, ayudan a solucionar ambos problemas y sus síntomas al cambiar la posición de los dientes y la mandíbula al cerrar la boca.

Fabricando los retenedores dentales
El ortodoncista se encarga de fabricar los retenedores a partir de un molde de tus dientes. Este molde se realiza de manera rápida e indolora y es una reproducción exacta de tus dientes y encías. En él se fabricará el retenedor con las características que necesites y estará listo en un par de semanas. Entonces te darán una nueva cita con el ortodoncista, que te lo colocará y confirmará que se fija a la perfección.

Puede que lo notes un poco raro al principio, pero es normal. Esta incomodidad suele durar una semana. En caso que te doliera o te hiciera algún corte en la boca o las encías, vuelve a la clínica dental para recibir los ajustes pertinentes.

Puede que al principio te cueste un poco hablar con el retenedor puesto, pero al cabo de unos días ni te enterarás de que lo llevas. También notarás que tienes más saliva al principio, algo que también se reducirá una vez te hayas acostumbrado a la nueva situación.

Cuidar de tu retenedor
Los retenedores están en tu boca junto con las bacterias, la placa y las partículas de comida. Por este motivo deberías limpiarlo cada día, pero no de cualquier modo. Pregúntale a tu ortodoncista de Propdental, cómo debes hacerlo, ya que algunos retenedores no deben limpiarse con pasta dental, sino que necesitan un agente especial que elimina los gérmenes sin perjudicar la estructura.

Además de limpiarlo, lo más importante es no perderlo. Debido a que los retenedores se deben de quitar para comer, limpiarse los dientes y hacer algunas actividades deportivas, no son pocos los pacientes que los terminan perdiéndolos. Para ello, te aconsejamos que lleves siempre una cajita dónde guardarlos y que, cuando estés en casa y no los lleves, la dejes siempre en el mismo sitio.

Si quieres más información acerca de los retenedores dentales, pídesela a tu ortodoncista de nuestras clínicas dentales en Barcelona.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Los retenedores dentales"

    Deja tu comentario