CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Los tallados para coronas parciales: Inlay, Onlay y Overlay

Los tallados para coronas parciales: Inlay, Onlay y Overlay

Publicado por Dr. Dario Vieira el 24 Marzo 2014 en Odontologia

Cuando los dentistas se encuentran con situaciones clínicas como la presencia de caries extensas, restauraciones insatisfactorias y fracturas dentales, una cuidadosa evaluación es fundamental para determinar cuál es el mejor procedimiento restaurador. Elegir entre una restauración directa o indirecta en un diente posterior envuelve consideraciones estéticas, biomecánicas y anatómicas. Cuando una restauración indirecta es indicada como mejor opción de tratamiento, se debe determinar la configuración geométrica de los tallados cavitarios según el material restaurador.

La extensión del tallado parcial determina el tipo de restauración a realizarse. Clasificamos los tallados según sean para Inlay, Onlay o Overlay.

La configuración del tallado dental para restauraciones parciales cerámicas en dientes posteriores se basa en el diseño de los tallados clásicos para restauraciones metálicas, pero con mayor reducción y mayor expulsión de las paredes axiales. En las reconstrucciones con metales, la espesura del desgaste es menor, la regularidad de las paredes es deseable, pero menos crítica, y biseles cavosuperficiales son fundamentales para una buena adaptación. En nuevos materiales, la espesura es crítica, tanto para soportar las cargas oclusales como para contraindicar las biseles cavosuperficiales, indeseables debido a la posibilidad de fracturas.

La remoción de restauraciones Clase II normalmente lleva a la extensión del tallado, que está asociada al aumento de la altura de las cúspides y de la anchura del istmo. Cuanto más estructura dental removida, menor es la resistencia a la fractura postoperatoria. Algunos estudios han demostrado que la profundidad del tallado es el factor más crítico para la fractura del diente relacionado con el estrés del esmalte.

Recubrir o no las cúspides
Nuestros dentistas se plantean muchas veces la elección del tallado parcial con o sin recubrimiento de las cúspides. La reducción de las cúspides normalmente envuelve mayor remoción de la estructura dental. Algunos trabajos mostraron que este procedimiento resulta en la reducción de la posibilidad de falla de la restauración, aumentando su durabilidad.

La cantidad de estructura dentaria sana remanente después del tratamiento endodóntico es un factor importante a considerarse en el planeamiento de la restauración definitiva. Los dientes que recibieron este tratamiento presentan pérdida de estructura coronal y radicular. Por lo tanto, las restauraciones indicadas para esos dientes deben restablecer la forma, función estética y, principalmente, prevenir la fractura dental.

En las coronas parciales, la retención está directamente relacionada con los procedimientos adhesivos, no siendo recomendadas formas de retención adicionales. Las retenciones mecánicas inducen a las tensiones por crear irregularidades internas, iniciando microfracturas o propagándolas por el material con la subsiguiente fractura y pérdida de la restauración. La expulsión más segura está cerca de 8 a 10º, resultando en soporte y resistencia adecuada para la cerámica.

La extensión del tallado parcial determina el tipo de restauración a realizarse. Podemos clasificar los tallados como: tallados para Inlay, Onlay y Overlay.

Tallados para Inlay
Se considera este tipo de tallado como conservador, ya que no se procede a la reducción de las cúspides. Su indicación debe hacerse con el análisis cuidadoso de la estructura dental remanente, a fin de garantizar un buen pronóstico del tratamiento restaurador.

Las restauraciones tipo inlay son indicadas para premolares y molares con pérdida de estructura media en sentido vestíbulo-lingual. Si la pérdida estructural es mayor y la cúspide tiene menos de 1,5mm de anchura, se recomienda su recubrimiento. Es aconsejable también un análisis oclusal previo cuidadoso, pues no es recomendable que el contacto oclusal coincida con los márgenes del tallado.

El tallado propiamente dicho sigue las siguientes características:

  • Caja oclusal con profundidad mínima de 1,5mm en la región de la fosa oclusal y expulsión alrededor de 10º.
  • En las cajas proximales, el ángulo cavosuperficial deben estar entre 60 y 80º en relación con la cara proximal, sin ningún tipo de bisel o slice.
  • Istmo oclusal con anchura mínima de 2,0 mm.
  • Los ángulos internos deben ser redondeados.

Tallados para Onlay y Overlay
Las restauraciones del tipo Onlay son indicadas para premolares y molares con pérdida estructural mayor que 1/3 de la dimensión vestíbulo-lingual. Las Overlays están más indicadas cuando la caries socavó las cúspides, cuando la anchura del istmo es muy grande o cuando son dientes tratados endodónticamente.

Los onlays y overlays siguen algunas etapas adicionales: con una punta diamantada troncocónica de extremidad redondeada o en forma ovoide, se hace la reducción de la superficie oclusal: se puede hacer en surcos de orientación, los cuales entonces son eliminados por las puntas troncocónicas. La reducción oclusal debe tener espesura mínima entre 1,5 y 2 mm. Hay que verificar también el espacio de 2,0 a 2,5 mm entre la pared pulpar y la punta de cúspide del diente antagónico.

Comentarios

2 comentarios para "Los tallados para coronas parciales: Inlay, Onlay y Overlay"

  • El 07.10.2016 , Nombre * ha comentado:

    Puedo tallar una corona dejando solo slice en proximal?

Deja tu comentario