CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Mantén un aliento fresco

Mantén un aliento fresco

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 abril 2014 en Odontologia

El mal aliento o halitosis puede entrometerse en tu vida social, empeorar tus relaciones y hacerte sentir avergonzado. Afortunadamente, hay unas cuantas maneras simples y efectivas de mantener un aliento fresco. En este artículo las recogemos en nueve pasos que te ayudarán a eliminar el mal aliento y te permitirán estar tranquilo y confiado en cualquier relación social o íntima.

Nueve pasos para conservar tu aliento fresco

  1. Cepíllate los dientes y utiliza el hilo dental más frecuentemente: una de las principales causas del mal aliento es la placa dental, esa pegajosa capa que se crea en tu boca y alberga las bacterias. Los trozos de alimentos entre los dientes agravan el problema. Cualquier persona debería cepillarse los dientes dos veces al día y pasar el hilo dental o los cepillos interproximales una vez. Si estás preocupado por tu aliento, el primer paso que debes hacer es cumplir con estos requerimientos. También debemos tener en cuenta que cepillar los dientes de manera demasiado agresiva puede afectar el esmalte y hacer tus dientes más vulnerables.
  2. Raspe la lengua: la capa que se forma de manera natural en la lengua puede albergar bacterias malolientes. Para eliminarlas, es necesario cepillarse suavemente la lengua con el cepillo de dientes o un raspador de lengua, que está diseñado especialmente para eliminar esta bacteria, los restos de comida y las células muertas que se quedan en la lengua.
  3. Evita los alimentos que comportan mal aliento: la cebolla y el ajo son tus principales enemigos. Desafortunadamente, cepillarte los dientes después de comerlos tampoco ayuda ya que las substancias volátiles que empeoran el aliento viajan a los pulmones por el corriente sanguíneo, desde dónde las respiras hacia afuera. La única forma de evitar el problema es no comerlos, especialmente antes de ocasiones dónde en las que te preocupa específicamente la halitosis.
  4. Deja el tabaco: el mal aliento es una de las muchas razones para dejar de fumar. El tabaco daña las encías y mancha tus dientes, además de aumentar el riesgo de cáncer oral. Cualquier persona que esté a tu alrededor puede notar el aliento a tabaco y esto puede ser especialmente molesto para tu pareja.
  5. Enjuaga tu boca: además de refrescar tu aliento, los enjuagues antibacterianos añaden una protección extra reduciendo la placa que causa la bacteria. Después de comer, también puedes hacer lo mismo con agua, así ayudarás a eliminar las partículas de comida que han quedado en tu boca.
  6. Cambia los dulces por el chicle sin azúcar: los dulces promueven las bacterias en tu boca y añaden problemas de mal aliento. Masticar chicles sin azúcar, en cambio, estimula la secreción de saliva, que es el principal agente de protección de la boca ante la caries dental y el mal aliento.
  7. Mantén tus encías sanas: la enfermedad periodontal es una causa muy común del mal aliento. La bacteria se concentra en bolsas en la base de los dientes, creando malos olores. Si sufres gingivitis o periodontitis, el Periodontista te ayudará a tratar este problema.
  8. Humedece tu boca: la falta de saliva promueve la caries dental y causa problemas de aliento. Si tu boca está seca, bebe mucha agua durante el día. Masticar chicle sin azúcar o utilizar un humedecedor del aire durante la noche te ayudará a solucionar este problema.
  9. Visita tu dentista: si a pesar de seguir todos estos consejos tú problema con el olor persigue, concierta una visita con tu dentista de Propdental para que te ayude a conseguir un buen aliento con sus consejos y tratamientos profesionales.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Mantén un aliento fresco"

Deja tu comentario