Mantenedores de espacio
Inicio » Mantenedores de espacio

Mantenedores de espacio

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 febrero 2015 en Odontologia

Todos sabemos que los dientes de leche se caen para dejar vía libre a la dentición definitiva. Normalmente, el diente permanente empuja al diente de leche cuando está listo para erupcionar. Pero no todos los niños están listos para albergar sus dientes permanentes. Cuando el niño pierde un diente por culpa de la caries dental o de un traumatismo, puede que pasen meses o años hasta que el diente permanente emerja en su lugar. En este caso, puede ser necesario utilizar un mantenedor de espacio para preservar el lugar dónde debe erupcionar el diente definitivo.

¿Por qué se deben utilizar mantenedores de espacio?

Cuando un diente de leche se cae de manera temprana, puede provocar que los dientes adyacentes se muevan hacia el espacio edéntulo, blocando el camino para que el diente permanente crezca correctamente. Cuando no hay el espacio suficiente, puede que el diente crezca torcido, apiñado o incluso que no salga. Esto puede provocar problemas en la masticación y el habla, sin hablar del coste que puede tener el tratamiento ortodóntico para solucionar el problema.

Los mantenedores de espacio mantienen literalmente el espacio creado por la pérdida del diente. Existen muchos mantenedores de espacio diferentes. Hechos de plástico o acero, el mantenedor de espacio consiste en una pieza que se soporta en los dientes vecinos que rodean el agujero para mantener el espacio edéntulo creado.

La prevención es el mejor tratamiento
Los mantenedores de espacio dental normalmente se cementan en los dientes vecinos, pero también se pueden utilizar aparatos removibles en los casos en que el niño es suficientemente mayor para cuidar debidamente de ellos. En estos casos, además, se añade una prótesis dental en el agujero para mejorar la estética y también la funcionalidad.

Problemas derivados de no utilizar el mantenedor de espacio
No utilizar el mantenedor de espacio en los casos que se necesita puede comportar muchos problemas dentales en el futuro. Los dientes torcidos son mucho más difíciles de limpiar, pueden provocar más desgaste en la superficie dental y aumenta las necesidades de requerir un empaste o un tratamiento periodontal. Del mismo modo, será más difícil comer con una mordida incorrecta y el niño requerirá tratamiento ortodóntico o incluso cirugía oral para corregir el problema en el futuro.

En definitiva, el mantenedor de espacio te ahorra muchos problemas de salud, funcionalidad y estética oral. Lleva a tus hijos regularmente a la clínica dental para detectar cualquier problema que requiera tratamiento preventivo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Mantenedores de espacio"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

    932 656 722
    Pide cita