CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Más allá de los dientes: ¿Qué hay en tu boca?

Más allá de los dientes: ¿Qué hay en tu boca?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 5 agosto 2014 en Odontologia

Una buena salud oral va más allá de cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental. Hoy te explicamos todo lo que hay dentro de tu boca y el papel que las diferentes estructuras juegan en el habla y la digestión.

Además de los dientes, estos son los elementos de tu boca

Tu boca está hecha de muchos más elementos que solo dientes, de modo que la higiene oral va mucho más allá de simplemente cepillarse los dientes o pasarse el hilo dental. Además de tus dientes, tu boca está hecha de encías, mucosa oral, la mandíbula superior e inferior, las glándulas salivales, la úvula y el frenillo de la lengua. Todas estas estructuras juegan un papel importante en la salud oral y son examinadas de manera rutinaria por el dentista durante las visitas.

La mucosa oral

Cuando abres la boca y te miras al espejo, todo lo que no son dientes está cubierto por una capa protectora que se llama mucosa oral. Esta juega un papel esencial en el mantenimiento de la salud oral, así como en la salud general mediante la protección del cuerpo ante los gérmenes y otros elementos que entran en la boca a diario. Una dura substancia llamada queratina, también presente en las uñas y el cabello, ayuda a que la mucosa oral sea resistente a las lesiones.

Las encías

Las encías son el tejido rosa que rodea y aguanta los dientes. También cubiertas por mucosa oral, las encías juegan un papel crucial en la salud oral. Cuando están sanas, son firmes, cubren toda la raíz del diente y no sangran al ser cepilladas o presionadas. Mientras que si sufren enfermedad periodontal pueden retraerse y dejar de cumplir su función, comportando la pérdida de los dientes. Por este motivo es muy importante que cuides tu higiene oral a diario.

La mandíbula superior e inferior

Las mandíbulas dan forma a la cara y a la boca, además de conformar la estructura necesaria para comer y hablar. Nuestras mandíbulas están hechas de varios huesos: la mandíbula superior está hecha de dos huesos que están fusionados entre ellos y con el resto del cráneo, mientras que la mandíbula inferior está separada del resto del cráneo, permitiendo el movimiento arriba y abajo necesario para comer y hablar.

La lengua

La lengua es un músculo muy potente cubierto por un tejido mucoso especial que incluye las papilas gustativas. La lengua no solo es importante para tu salud oral, también se considera una parte integral del sistema digestivo humano, ya que se encarga de mover la comida hacia tus dientes y una vez el bulo alimenticio está listo para ser tragado, lo conduce hacia la garganta para que vaya hacia el esófago. En los bebés, la lengua y la mandíbula trabajan juntos para permitir que pueda alimentarse. Además, la lengua juega un papel fundamental en la capacidad de hablar al ayudar a crear ciertos sonidos con nuestra boca.

Las glándulas salivales

Tenemos tres grupos de glándulas salivales en nuestra boca y cuello: la parótida, la submandibular y la sublingual. Estas glándulas producen saliva que contiene enzimas especiales que ayudan a descomponer los alimentos, posibilitando que los traguemos. La saliva es vital para mantener una buena salud oral, ya que protege nuestros dientes y encías enjuagándolas para eliminar las partículas de comida y las bacterias, al mismo tiempo que contrarresta las comidas ácidas que pueden dañar el esmalte de los dientes.

La úvula (campanilla)

La úvula o campanilla es el pequeño colgajo de tejido que cuelga en la parte posterior de la garganta. Está compuesta por fibras musculares y tejidos glandulares y conectivos, además de estar cubierta por mucosa oral. Se trata de un elemento que ha despertado mucha curiosidad entre los científicos debido a sus funciones, que todavía no han sido entendidas por completo. Sin embargo, parece que juega algún papel en el habla y en el mantenimiento de la boca y la garganta húmedas.

El frenillo lingual

El frenillo es un colgajo de mucosa oral que conecta la lengua con el suelo de la boca. Este tejido permite que la lengua se mueva cuando cumple sus funciones. Cuando un niño nace con un frenillo demasiado corto, se debe intervenir para que esto no afecte a su alimentación ni a la futura habla.

Ya lo sabes, la próxima vez que te cepilles los dientes puedes entretenerte un minuto mirando las estructuras de la boca que hay más allá de los dientes. Saber qué hacen estas partes de la boca y como son puede ayudarte a mantener una buena salud oral.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Más allá de los dientes: ¿Qué hay en tu boca?"

    Deja tu comentario