CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Menopausia: Efectos más frecuentes en la salud oral

Menopausia: Efectos más frecuentes en la salud oral

Publicado por Imma Roca el 20 octubre 2017 en Odontologia

Puede que no sea un tema que sea muy presente, pero hay que tener en cuenta (ya que es un hecho) que las mujeres afrontarán las consecuencias de la menopausia, más o menos, durante un 40% de su vida. A su vez, el aumento de la esperanza de vida ha hecho que encontremos un aumento en la incidencia de patologías que asociamos durante esta etapa de la vida.

El cuerpo desciende en la producción de hormonas entre los 45 y los 55 años. Es con esto que comienzan a llegar los síntomas de la menopausia, tan conocidos y por otra parte detestados: sofocos, dolor de cabeza…

Asimismo, esta es una época donde encontramos una mayor prepensión a padecer patologías orales. Esto ocurre cuando bajan los niveles de estrógeno, afectando directamente al tejido gingival.

De igual forma, la reducción de progesterona causa una disminución en la densidad del hueso mandibular, lo que hace que la sostenibilidad de nuestros dientes se vea comprometida.

Pese a todo esto y gracias a los avances acontecidos en la tecnología y la concienciación social, a día de hoy encontramos a mujeres de edades ya avanzadas pudiendo de disfrutar de dientes sanos hasta la tercera edad.

Para esto deberemos tener un especial cuidado con nuestra higiene, además de visitar regularmente a nuestro dentista de confianza.

De esta manera evitaremos muchos problemas que pueden llegar una vez la menopausia hace acto de presencia

¿Qué consecuencias trae consigo la menopausia?

Ahora pasaremos a hacer un resumen de los efectos que se dan con mayor frecuencia en las mujeres con menopausia relacionados con la salud oral, sobre todo en dientes y tejido gingival.

  • Gingivitis descamativa

Esta problemática se caracteriza por la separación de las capas externas de las encías, hasta que estas dejan la raíz del diente totalmente expuesta. Esto causa sensibilidad frente a los agentes externos, como pueden ser las bebidas, la comida caliente o fría…

Además, también encontramos como la gingivitis descamativa causa que el tejido gingival pase a enrojecerse, sintamos dolor… Asimismo también es normal encontrar sangrado, sea este espontáneo o cuando nos cepillamos los dientes.

En caso de que no la tratemos a tiempo, esta patología se puede convertir en la temida periodontitis: esta es una enfermedad mucho más grave y complicada de curar, que causa la caída de los dientes. Hay que tener especial precaución ya que esta es irreversible y degenerativa.

Para terminar también haremos mención a que esta es una patología que de hecho, afea mucho debido a que la gingivitis descamativa hace que la raíz del diente se queda expuesta, lo que hace unos dientes mucho más largos y antiestéticos.

Es por todo esto que es muy recomendable que mantengamos un control del estado de las encías. Esto implica que acudamos al dentista a la que observemos la sintomatología que estamos comentando.

La menopausia tiene más impacto en la salud oral del que creemos

  • Xerostomía

La xerostomía, es un problema que si bien no tiene consecuencias directas, sí tiene un impacto muy negativo en nuestra salud oral.

La secreción salival es fundamental debido a que nos ayuda a mantener los tejidos de la boca humedecidos, lo que hace que la zona se vaya limpiando de por sí, eliminando parte de las bacterias que de otra forma se acumularían irremediablemente.

Tener la boca seca es sinónimo de un aumento exponencial en la probabilidad de sufrir caries u otras infecciones orales.

Asimismo también resulta realmente incómodo: encontraremos problemas en la deglución, mientras saboreamos alimentos e incluso durante el habla. Sentiremos la boca pastosa, los labios tenderán a agrietarse y nuestra lengua estará áspera. Para terminar la colección de problemas, también es culpable del mal aliento. Casi nada, ¿eh?

  • Síndrome de la boca ardiente

También conocido por sus siglas SBA, este es un problema que causa escozor y quemazón en la boca. El paciente nota un hormigueo en la zona de la lengua, pero también puede sentirlo en los labios o el tejido gingival. Este problema se da en muchas mujeres como síntoma postmenopáusico.

  • Periodontitis derivada de la pérdida de densidad ósea

Muchos estudios han mostrado que hay una relación directa entre las enfermedades periodontales y la osteoporosis. Es por ello que precisamente durante la menopausia es cuando estas patologías tienden a agravarse, ya que la reabsorción ósea que suele darse en todo el cuerpo también afecta, cómo no, a nuestra boca.

Con la merma del hueso maxilar que comentábamos la supervivencia dental se ve comprometida, debido a la pérdida del soporte en el que se encuentran.

En caso de padecer una patología periodontal o tener tendencia a padecerla será imprescindible que nos controle un periodoncista con cierta regularidad.

Consejos a seguir para mantener buena salud oral

Durante la menopausia debemos extremar nuestras precauciones para mantener una buena salud oral y, cómo no, tenemos que comenzar remarcando la importancia de un buen cepillado. Este tiene que ser complementado con el uso de un colutorio y la seda dental.

El cepillo de dientes que se use debe ser suave, a ser posible con una pasta de dientes que no resulte muy abrasiva para que no dañe las encías.

El dentista debería valorar qué tal va todo en las visitas anuales de control, pero en caos de detectar cualquier signo de patología no podemos dejarlo pasar. Hay que ir al dentista cuanto antes.

Beber mucha agua, evitar el tabaco y consumir alimentos ricos en vitaminas A, C E y calcio será muy beneficioso gracias a que ayudan a fortalecer tanto huesos como piel y mucosas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Menopausia: Efectos más frecuentes en la salud oral"

    Deja tu comentario