CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Molestias tras un empaste dental

Molestias tras un empaste dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 5 abril 2016 en Odontologia

Encontramos, en ocasiones, a algunos pacientes que después de recibir un empaste dental, refieren cierta sensibilidad dental. Es posible que el diente tratado sea algo más sensible a la presión, los dulces, el aire, el frío o el calor. Los empastes de composite, los más usados en Propdental, suelen provocar este mínimo efecto secundario, pero debemos saber que cualquier tipo de empaste puede llegar a comportar esta incomodidad temporal.

Molestias tras el empaste: ¿Es normal?

El problema principal que encontramos en la clínica dental después de llevar a cabo un empaste dental es que éste cuenta una mayor altura de la indicada, por lo que no encaja correctamente con su antagonista. En el caso de que recibas un empaste y tengas este problema, lo más importante será visitar al dentista lo más rápido posible para remodelarlo y lograr así una distribución equitativa de las fuerzas.

El segundo inconveniente que encontramos tras la colocación de un empaste sólo ocurre con las amalgamas; un dolor agudo cuando el diente tratado entra en contacto con su antagonista. Esto no es más que el llamado “choque galvánico”, y ocurre cuando dos dientes con empastes metálicos entran en contacto, lo que causa una corriente eléctrica dentro de la boca.

En la gran mayoría de los casos, la sensibilidad dental desaparece al cabo de una o dos semanas. Hasta ese momento, lo ideal será intentar evitar cualquier cosa que la cause. En el caso de sufrir una extrema sensibilidad o que dure más de 15 días, lo ideal será contactar con Propdental.

Será importante que informes al dentista del tipo de sensibilidad que estás padeciendo. De esta forma, es posible que la próxima vez que recibas un empaste dental se emplee otro tipo de material que no te cause molestias. Cada material puede causar una reacción diferente, el problema es que no podemos predecir cuál será ante un material en concreto.

Al hablar con el dentista sobre la sensibilidad, debes intentar describirla de la forma más precisa que seas capaz. Esta información será determinante para elegir el método de actuación. Es posible que el dentista opte hasta por quitar el empaste recién hecho y lo sustituya por otro de otro material distinto. En caso de que el empaste sea muy profundo, puede que sea necesario incluso un tratamiento de endodoncia para solventar el problema.

El dentista siempre pule el empaste una vez éste se ha confeccionado, pero en algunos casos es posible que algunos cantos queden demasiado afilados. Es posible que al principio no lo notes a causa de la anestesia, pero cuando lo detectes llama al dentista y acude a la clínica para que se te suavice este canto para así evitar lesiones en la lengua o la mejilla.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Molestias tras un empaste dental"

    Deja tu comentario